Noticias de BCS, México y el mundo.

Realidad de BCS - miércoles 08 abril 2020


• Cerradas las puertas del gobierno de AMLO a empresarios mientras el Covid-19 avanza • Insiste el gobernador Carlos Mendoza en mantenerse en casa para evitar contagios de Coronavirus • Negligencias de la SSA federal ante la venta-compra de equipo de protección sanitaria a China

Mientras que los efectos de la pandemia que se registra en el país por el Covid-19 aumentan, la incertidumbre económica es más evidente sobre todo ahora que los empresarios integrantes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) han reconocido que el gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador les ha cerrado la puerta.

 

Obviamente esta es parte de la gravedad de la ceguera administrativa y la terquedad del ejecutivo federal, por impulsar su intención de aplicar una política en la que no están considerados los apoyos financieros y fiscales para los millones de Pymes que existen en nuestro país.

 

Por supuesto que el costo en lo económico será de suma gravedad precisamente porque no existe la intención del gobierno federal de apuntalar a los empresarios prácticamente de todos los niveles por privilegiar el gasto asistencial a ciudadanos de escasos recursos económicos.

 

Esta medida es aceptable, pero sin dejar de apoyar sobre todo a las pequeñas empresas.

 

El problema de fondo es el riesgo de que se cierren miles de empresas y se pierdan millones de empleos.

 

Por supuesto que esto se suma a la incertidumbre que existe sobre el manejo en la crisis financiera sobre todo ahora que se sabe que México tuvo que recomprar equipo médico que nuestro país le vendió a China en febrero de este año.

 

Por lo pronto hasta la conferencia de ayer por la tarde dos mil 785 casos confirmados y 141 personas han fallecido en México, aunque no se ha dejado de insistir que la parte más crítica se presentará en nuestro territorio nacional en dos o tres semanas más, es decir a principios de mayo.

 

Para entonces por desgracia muchos ciudadanos ya no tendrán empleo, muchas empresas habrán cerrado sus puertas de manera definitiva y lo que es peor, muchos mexicanos perderán la vida precisamente por la severidad que implica para la salud la actual pandemia.

 

Ante esto prácticamente cada entidad del país ha tenido que desplegar sus propios esfuerzos ante la evidente desatención que en términos económicos ha presentado el gobierno de López Obrador que ahora más que nunca se ve muy pequeño ante el enorme reto que implica sacar al país del abismo en el que hoy se encuentra y que en definitiva según los especialistas, la situación se va agravar.

 

Decir por lo menos que existe una evidente irresponsabilidad en el manejo económico de la actual crisis del país se suma a un manejo muy cuestionable sobre la preparación para la crisis sanitaria, como es el ejemplo de esta increíble venta de guantes y tapabocas al mencionado país oriental apenas en febrero pasado y que ayer fueron comprados para su regreso a nuestro país.

 

Más negligencia no se puede esperar.

 

Por lo pronto la estrategia de “quédate en casa” parece ser la medida más adecuada para evitar los contagios, mientras que el personal sanitario es evidente que no cuenta hasta ahora con la protección adecuada para enfrentar a las personas contagiadas en cada institución médica.

 

Mientras tanto en Baja California Sur también se toman las medidas preventivas por parte de las autoridades sanitarias, aunque la cifra ya llegó a tres muertos por el coronavirus, por lo que es literalmente urgente atender las indicaciones de las autoridades sanitarias y el llamado del gobernador Carlos Mendoza de quedarse en casa.

 

Está claro que en lo económico es poco lo que la ciudadanía puede hacer ante la cerrazón del gobierno federal, por ello hagamos por lo menos que la crisis sanitaria no nos afecte tanto como en lo económico. Ello sí dependerá en gran medida de cada uno de nosotros.