Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es miercoles, 30 de septiembre de 2020

Lo derecho es lo decente

Lo derecho es lo decente


Muy buenos días estimable lector, me siento bendecido y agradecido por Nuestro Señor Jesucristo, ya que me permitió vivir un año 2019, en el cual compartí con mi estimada secretaria LAURITA LIERA BETANCOURT, que sin ella no hubiera sido posible redactar esta columna, que con gusto todos los jueves le brindamos a Usted,  su Periódico El Independiente, inicia este año 2020 dando las gracias, muchas gracias por su aceptación, deseando que todos sus proyectos se cristalicen para el bienestar familiar. Dios los cuide y bendiga junto a todos sus familiares en estos 12 meses del presente año, tiempo suficiente por si quieren cambiar de actitud, para no maldecir a Dios, ni a los dirigentes de su Pueblo.

Inicio este año brindando a Usted, una pequeña introducción del libro de los Proverbios, para que obtenga una rica materia para reflexionar y profundizar el sentido de su existencia “Sabiduría e introducción, no les interesan a los imbéciles” se entiende que los conocimientos del hombre responsable lo hace participar de una sabiduría muy superior que esta en Dios mismo, por esta razón el hombre debe alimentarse de la palabra de Dios, fuente de la Verdad y Sabiduría. Proverbios de Salomón, hijo de David Rey de Israel: para lograr sabiduría y educación, para entender los sabios discursos, para obtener la instrucción e inteligencia, para hacer al hombre Justo y Recto, para enseñar a los hombres sencillos Prudencia; a los jóvenes Ciencia y Reflexión; para comprender proverbios y secretos, los dichos de los sabios y sus palabras, que el sabio escuche, y aumentara su saber y el inteligente sabrá dirigir a los demás, resumo, el temor de Dios es fuente de sabiduría.

Para reflexionar y me entienda más Usted; ¿Porque tienen suerte los malos y son felices los traidores? Maldito el hombre que confía en otro, no hay nadie para hacerte justicia, ni hay remedio que te sane, la alegría del malvado es breve y el gusto del perverso dura solo un instante, si el mal era dulce en si boca, si lo oculto bajo su lengua, si allí lo conservo y lo reactivo, y lo guardo en medio del paladar, su comida se corrompe en el estómago y  se vuelve veneno en su interior, ahora bien desde que tengo uso de razón reconozco que los hombres se dividen en dos grupos. Por una parte los sabios, que comprenden a los inteligentes, a los astutos, a los buenos y a los hombres responsables. Por otra parte, los insensatos, que abarcan también a los tontos, a los mentirosos y a los malos.

Vamos a meditar y reflexionar, escucha hijo mio, la instrucción de tu padre, y no rechaces las advertencias de tu madre, la sabiduría entrara en ti, la ciencia te vendrá a recrear; el buen consejo velara sobre ti y la prudencia te cuidara. Así que no te perderás en el mal camino, ni te juntaras con los hombres perversos que han abandonado la senda recta y andan por veredas tenebrosas, que gozan en el mal que han hecho y hacen alarde de sus fechorías, cuyos caminos son torcidos, e infame todos sus pasos. Hijo mio, actúa en todo con prudencia y reflexión, no la pierdas de vista, ellas te darán vida y te servirán de adorno. Sujeta mis palabras en tu corazón, observa mis mandatos y vivirás feliz, procura adquirir la palabra del Rey de Reyes.

Concluyo; seis cosas hay que detesta Dios, y siete que su alma maldice: “ojos soberbios, lengua mentirosa, manos que derraman sangre inocente, corazón perverso, pies que corran hacia el mal, testigo falso que dice calumnias y el que siembra discordia entre los hermanos. Para terminar esta columna me quedo con esta reflexión. “que la gente sin instrucción aprenda la prudencia, y los que no reflexionan se hagan razonables.”