Noticias de BCS, México y el mundo.

Realidad de BCS - viernes 26 abril 2019


• A una semana de cumplir cinco meses de la nueva administración federal el cambio para mejorar ofrecido durante la campaña electoral parece estar muy lejos de ser cubierto • En cuanto a las grandes reformas ofrecidas con bombo y platillo para este sexenio que son la educativa y laboral parecen abrir la puerta a un retroceso de proporciones incalculables • Lo mismo sucede en los municipios y entre representantes populares morenistas donde los pleitos internos alcanzan cada día más notoriedad que las acciones efectivas de gobierno

La próxima semana se cumplen apenas cinco meses de la nueva administración federal que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador y hasta ahora la gran expectativa de cambio para mejorar generada durante la campaña electoral parece estar muy lejos de ser cubierta, por lo que el grueso de la población aún está dentro del beneficio de la duda aunque es claro que conforme trascurre el tiempo son más los mexicanos que esperan resultados concretos más que sólo expresiones de buenos deseos y discursos para al culpar a políticos del pasado.

 

Hacer diagnósticos todos los días de lo mal que se supone se recibió el país en términos generales ya resulta ocioso cuando al mismo tiempo no se determinan acciones concretas y efectivas que contribuyan con aportar elementos suficientes para confiar en que se el país es lleva por el rumbo correcto.

 

Por el contrario, hasta ahora en materia social, económica, educativa, laboral y de seguridad, el balance no es nada favorable, incluso con la aprobación de la nueva reforma educativa que no es otra cosa que producto de los chantajes políticos de la CNTE.

 

Hagamos un breve recuento:

Hasta ahora los precios de las gasolinas que se ofreció bajarían desde el primer minuto de iniciada la actual administración no se ha cumplido, por el contrario, este combustible cada día está más caro.

 

El crecimiento económico que López Obrador prometió utópicamente que para este año llegaría al cuatro por ciento, los especialistas y la propia Secretaría de Hacienda, han señalado que difícilmente se alcanzará el 1.5 por ciento, cifra que incluso orilló al presidente a ajustar sus apreciaciones por lo que ya desde ahora está claro que la meta ofrecida en campaña, simplemente no se alcanzará.

 

En seguridad las instancias encargadas de evaluar esta situación han considerado que en el primer trimestre de este año la violencia alcanzó su máximo histórico que deja en claro que hasta ahora no se podido frenar este lamentable fenómeno que afortunadamente no se padece en la entidad como en el resto del país.

 

No está clara la estrategia en otras entidades, “los abrazos y no balazos” ofrecido por el mandatario nacional López Obrador, evidentemente no ha tenido el efecto deseado.

 

En cuanto a las grandes reformas ofrecidas con bombo y platillo para este sexenio que son la educativa y laboral parecen abrir la puerta a un retroceso tal de proporciones incalculables pues en la parte educativa parece que lo que menos importante son precisamente los estudiantes de todos los niveles y se ha concentrado más el esfuerzo legislativo y del actual gobierno en el aspecto laboral de quienes integran este sector de la sociedad.

 

Habrá que ver cómo resulta la reforma laborar que se espera quede lista justamente para el primero de mayo Día del Trabajo y día en el que se cumplen los primeros cinco meses del gobierno lopezobradorista que no ha podido convencer del todo a gran parte de la sociedad.

 

Encima de todo ello ahora nos enteramos que el nuevo aeropuerto de Santa Lucía en la Ciudad de México, se hará en terrenos nada propicios para una obra de esta naturaleza, pues hasta la existencia de un cerro propiciará que la obra cueste casi un 12 por ciento más cara que lo estimado desde su proyección y que generó la cancelación del nuevo aeropuerto en la zona de Texcoco.

 

A nivel local, en nuestra entidad de los tres nuevos ayuntamientos emanados de Morena, (Los Cabos, La Paz y Comondú) las cosas tampoco están de lo mejor.

 

En Los Cabos la alcaldesa Armida Castro es cuestionada hasta por la propia dirigencia de su partido político que encabeza Alberto Rentería, en La Paz, Rubén Muñoz tiene encima a los ambientalistas por desmontar si permiso un terreno ubicado en una zona natural protegida en la zona de El Conchalito en esta capital.

 

Por su parte en Comondú la renuncia del secretario general del ayuntamiento en medio de denuncias de malos manejos y nepotismo pone a esta propuesta política en un serio predicamento.

 

las contradicciones son enormes y cada día más evidentes.

 

La comunidad ve con desconcierto cómo a nivel federal aún no se puede decir que las condiciones del país están mejorando mientras que a nivel de los referidos municipios la desconfianza ciudadana gana terreno.

 

Así que a menos de medio año la situación nacional aún no despega favorablemente.

 

Lo mismo sucede en los municipios y entre representantes populares morenistas donde los pleitos internos alcanzan cada día más notoriedad que las acciones efectivas de gobierno.

 

A casi cinco meses de iniciada la actual administración bautizada triunfalistamente como el inicio de la “cuarta trasformación”, habrá que preguntarse si esta supuesta transformación es hacia arriba o hacia abajo, hacia adelante o hacia atrás.

 

Usted tiene la última palabra amable lector.