Noticias de BCS, México y el mundo.

Realidad de BCS - lunes 22 abril 2019


· Ante tantos errores de AMLO arrecian ataques anónimos a comunicadores que cuestionan al gobierno federal · La evidencia clara de que el gobierno federal no marcha bien, es esa actitud de ataque y contrataque visceral sin rostro, sin nombre de fanáticos defensores de un López-obradorismo que cada día genera más desconfianza · Problemas con la reforma educativa, con la reforma laboral y serias deficiencias en materia de seguridad además de querer controlar a los medios de comunicación son solo algunas de las acciones de un gobierno federal que apenas a cuatro meses de iniciado cada día han generado más desconfianza


 

Una clara señal de que las cosas no marcha bien con las medidas tomadas por el gobierno federal es la visceral reacción de defensores a ultranza del presidente Andrés Manuel López Obrador que va de ocurrencia en ocurrencia.

 

Anónimos defensores de López Obrador consideran que cuestionar a quienes señalan los errores de presidente las cosas van a mejorar.

 

Nada más lejos de la verdad.

 

Las decisiones del presidente impactan en todos los sectores de la población, para bien o para mal.

Pero utilizar mensajes anónimos para tratar de desacreditar a periodista y comentaristas que señalan precisamente las pifias presidenciales solo hacen notar y confirmar que en efecto, las cosas no van como se esperaba.

 

La alta expectativa generada en campaña por la propuesta morenista en el gobierno federal, simple y sencillamente no se ha alcanzado.

 

Y menos en materia de seguridad donde la situación por desgracia para amuchas entidades del país, cada día es más grave.

 

Esta forma de defender a López Obrador desde el anonimato, nos recuerda cómo actuaban los defensores del expresidente Enrique Peña Nieto.

 

La evidencia clara de que el gobierno federal no marchan bien, es esa actitud de ataque y contrataque visceral sin rostro, sin nombre de fanáticos defensores de un López-obradorismo que cada día genera más desconfianza.

 

Hemos insistido en muchas ocasiones en que si le va bien al gobierno de México nos va bien a todos.

 

Pero de la misma manera si las decisiones son erróneas, no son las adecuadas y en lugar de avanzar, retrocedemos, de esa manera también retrocederemos todos los mexicanos por igual.

Así que más nos vale que López Obrador no se siga equivocando para que después no tengamos que lamentarnos de medidas propuestas como remedio de nuestros males, puedan resultar exactamente lo contrario.

 

En fin, el balance no está nada favorable para la propuesta morenista en la entidad.

 

Los legisladores federales, algunos diputados locales de Morena y los alcaldes parecen no encontrar el rumbo adecuado para acuerpar las cuestionadas medidas de presidente López Obrador.

 

Problemas con la reforma educativa, con la reforma laboral y serias deficiencias en materia de seguridad además de querer controlar a los medios de comunicación son solo algunas de las acciones de un gobierno federal que apenas a cuatro meses de iniciado cada día han generado más desconfianza.

 

Obviamente se esperan acciones concretas más que meros discursos contra la corrupción y las irrisorias expresiones hacia supuestos “conservadores “contra supuestos “liberales”... Por favor!

No estamos en el siglo XIX.

 

Necesitamos un presidente y representantes populares en lo general que estén a la altura de las necesidades de la sociedad mexicana actual y por supuesto sudcaliforniana.

 

Por lo pronto en la entidad aún no termina de conformarse la representación formal del gobierno federal en sus diversas instancias y las expectativas generadas en campaña lejos de alcanzarse parecen estar más lejos.

 

Veremos hasta cuándo se mantiene el declive de una nueva administración federal que evidentemente se encuentra convulsionada por caprichosas decisiones que pueden llevar a nuestro país a un verdadero retroceso.

 

Veremos qué sucede.