Noticias de BCS, México y el mundo.

Realidad de BCS - lunes 24 septiembre 2018


El reto de las nuevas autoridades y de partidos políticos es mantener la unidad para llegar competitivo al 2021. Es posible que los equipos de gobierno municipal no se integren solo de morenistas. El PAN se reorganiza para competirle a Morena en los próximos tres años.


 

Sin lugar a duda, lo más complicado de lograr al interior de los diversos partidos políticos, es la unidad entre las diversas fuerzas que convergen en torno a las siglas, sin embargo, esto es literalmente indispensable alcanzar, si lo que se pretende es armar una propuesta convincente y suficientemente competitiva para las contiendas que se tengan que enfrentar.

Luego del resultado electoral del pasado primero de julio en donde tanto ganadores como perdedores experimentaron verdaderas sorpresas, es obligada la reflexión al interior de los organismos políticos, con el fin de recomponerse y cubrir las expectativas de la población.

Para los ganadores este balance hacia el interior debe ser enfocado al análisis de los equipos con los que se ganó la elección, en algunos casos de manera verdaderamente sorpresiva, precisamente para definir si ese equipo requiere ajustes para ejercer adecuadamente el poder que ahora les ha conferido la población mediante su voto.

Está más que claro que no todos los que participaron en los equipos de campaña estarán como funcionarios en los futuros gobiernos de quienes obtuvieron la mayoría electoral, pues no todos cubren el perfil adecuado, por lo que es definitivo que tendrán que buscar elementos capaces en diferentes corrientes políticas.

Históricamente así ha sido en Baja California Sur, por lo que seguramente en esta ocasión no será la excepción.

Por supuesto esta medida tendrá que resistir la prueba de ácido de no romper con la unidad partidista que en este caso es de Morena que ganó casi todos los distritos electorales locales para diputados, los diputados federales, senadurías y cuatro de las cinco alcaldías que conforman la entidad.

Antes de que concluya la semana que este lunes inicia, conoceremos los equipos que conformarán los nuevos ayuntamientos sudcalifornianos lo que será definitivamente la jugada de inicio del periodo político que culminará con la contienda electoral del 2021.

La conformación de los equipos para gobernar los municipios, si no fracturan a Morena como partido, será fundamental para llegar competitivos a la próxima competencia electoral dentro de tres años.

La tarea no será sencilla, porque los partidos de oposición a los morenistas, sobre todo el PAN, buscará recomponerse con una nueva dirigencia que todo indica recaerá en Carlos Rochín quien ya registró su intención de alcanzar esa posición.

Obviamente también en Acción Nacional el reto de mantener unificado el potencial político que evidentemente existe en este organismo será el principal reto de la nueva dirigencia también con la intención de llegar competitivos a la búsqueda de todas las posiciones políticas que estarán en juego en el 2021 incluida por supuesto la gubernatura.

Así que el reto de mantener la unidad a pesar de las circunstancias y de las decisiones que puedan tomarse es el reto de las actuales y futuras dirigencias partidistas, pero también de las futuras autoridades municipales y legislativas que además de actuar con eficiencia administrativa para atender la expectativa generada en campaña, tendrán que tener la sensibilidad política de mantenerse vigentes en el ánimo de la ciudadanía.

Veremos cómo deciden entrar a esta etapa del desarrollo político de la media península que escribirá una página más del destino de sus habitantes.

La ruta política para los próximos tres años está a punto de definirse tanto por las nuevas autoridades municipales y legislativas como por los partidos políticos que seguramente el entrarán con todo a la ya iniciada lucha por la sucesión gubernamental,

¿No le parece así amable lector?

Ya veremos qué sucede.