Noticias de BCS, México y el mundo.

Realidad de BCS - domingo 20 agosto 2017


• Gabriela Cisneros y Andrés Liceaga serán presidenta y secretario general del PRI. Esthela Ponce en caída libre hacia el ocaso de su carrera política. • Se fortalecen las figuras del senador y líder de la CROC, Isaías González y Juan Alberto Valdivia delegado de la Sedesol. • Ahora faltará definir las candidaturas para el proceso electoral de julio del 2018

Finalmente, la mayoría de los priistas aceptaron una planilla de unidad avalada por su dirigencia nacional en donde los senadores Isaías González y Ricardo Barroso en acuerdo con el delegado de Sedesol, Juan Alberto Valdivia, definieron que Gabriela Cisneros Ruíz y Andrés Liceaga Gómez, funjan a partir de este lunes como presidenta y secretario general, respectivamente del comité estatal del tricolor.

En este acuerdo impulsado por el comité nacional del PRI, resultó sin posibilidad alguna de hacer propuestas relevantes, la diputada Esthela Ponce Beltrán, quien como lo señalamos en este espacio, efectivamente quedó ante priistas y ciudadanos en general, políticamente degradada.

Por ello afirmamos que el otrora poderoso grupo político que en su momento encabezó la exalcadesa paceña, quien por cierto aún tendrá que sortear su destino judicial ante las más de 20 denuncias que existen en su contra por el presunto desvío de recursos públicos, seguramente entrará a una etapa de desmantelamiento natural.

En contraparte, el senador Isaías González se fortalece en el tricolor sudcaliforniano y la figura de Juan Alberto Valdivia se consolida al interior de este organismo ante la posibilidad de ser el abanderado en la candidatura al Senado de la República, por supuesto en primera fórmula frente una Esthela Ponce que podría quizás realizar acciones para entorpecer la labor política de sus principales adversarios, pero con la clara realidad de no lograr alguna nueva candidatura.

Así que la demostración de poder político también en el CEN del PRI, evidenciada otra vez por el senador Isaías González y la obligada complacencia del también senador Ricardo Barroso, que es claro testigo del crecimiento de la figura de Juan Alberto Valdivia, deja como saldo que la gran perdedora de los procesos de renovación de dirigencias del tricolor en La Paz y a nivel estatal es la diputada Esthela Ponce quien literalmente recibió un tiro de gracia político con la decisión tomada por la presidencia nacional que encabeza Enrique Ochoa.

En este acuerdo, incluso se espera que el nuevo secretario de organización en sustitución del actual Noé López, sea Bernardo Montiel, uno de los más cercanos y eficientes colaboradores de Juan Alberto Valdivia, lo que dejaría aún con más claridad el hecho de que el grupo político de la exalcaldesa paceña, se encuentra literalmente en caída libre.

La nueva dirigencia estatal fungirá a partir de esta fecha hasta el 2021 por lo que no solo tendrá la enorme responsabilidad de procesar las candidaturas para el proceso electoral del 2018 que inicia este 08 de septiembre, sino además para la sucesión gubernamental sexenal de ahí la importancia de esta decisión que finalmente tomaron los priistas este fin de semana.

En el camino por la dirigencia estatal se quedaron el diputado Joel Vargas y el regidor Jesús Flores, cuyas plataformas políticas tanto en el Congreso de la entidad como en el cabildo de Los Cabos, serán de suma importancia para impulsar a un tricolor que desde 1999 no encuentra la senda de la victoria electoral. También Axxel Sotelo, Noé López y el propio Ricardo Barroso, de igual manera vieron frustrada su pretensión.

Por su parte Anita Beltrán y la representante del movimiento de mujeres priistas, Fernanda Villareal, ambas encuadradas en el vapuleado grupo político de Esthela Ponce y que por lo mismo prácticamente nunca estuvieron ante la posibilidad real de ser las nuevas dirigentes del tricolor.

Así que una vez que los futuros dirigentes reciban su constancia como única fórmula registrada, lo más seguro es que este lunes se defina la fecha para la toma de protesta respectiva de Gabriela Cisneros y Andrés Liceaga, como presidenta y secretario general, respectivamente, quienes tendrán el enorme reto de enfrentar electoralmente al PAN sudcaliforniano, que sin lugar a dudas, es el principal adversario a vencer.

Ya veremos qué sucede.