Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es jueves, 13 de junio de 2024

Buenos días, B.C.S.

• Análisis, comentarios y pensamientos de política y de vida…De celos y envidias, su afectación en la diversidad política, en el ser o no ser…* Algo de nuestra poesía…


 

Recordarán ustedes- los que me han leído- que cada tanto tiempo, según circunstancias que hubiera, manejo bastante los conceptos de celos y envidia que tanto daño causan a los que tienen derecho, a los que tienen la legalidad, a los que tienen la verdadera razón, a los que tienen las pruebas, los hechos reales y justicia sobre todo. Sin embargo, los celos y envidia hacen que tropiecen, hacen que fallen, y hasta los eliminan por esa causa, siendo que el eliminador, o sea el que produce esos celos y envidia en contra de uno y otros, no nomás grupales; muchos individuales, como a mí me ha pasado, y eso lleva a consecuencias que ya las he descrito con ejemplos. Pero también ahora quiero agregar otro concepto más de vida, que es la competitividad, la competencia.

 

Yo tengo ya escritos relacionados con la competencia, anteriores, que ¿para qué competir con alguien o algo?, que no debemos competir. Yo no voy a competir con un gran declamador y voy a subirme a competir nomás a ver si le estorbo el asunto, o a una cantada, o en el periodismo mismo: que, si yo soy mejor que aquel o aquel, ¿por qué le dieron a él el premio y a mí no? Ni voy a competir en las ideas de un tipo y de otro, ni competir a ver quién escribe mejor, quién produce más.

 

Esos ejemplos he puesto, pero casi siempre era para tipos que tienen celos y envidias casualmente, que por eso le compiten, aunque no sea el terreno de ellos, ni los alcances ni las capacidades, pero le compiten para hacer quedar mal al auténtico. Pero lo que ya no concibo yo es que alguien que es lo que llamamos un “ser querido”, sobre todo una persona que se supone te valora y te quiere, te reconoce, de pronto -eso sí puede ser celos, envidia-, se ponga a competirle a quien tanto ponderó antes y ahora le compite para ver “si le voy a ganar”, ha de decir en su interior, aunque no lo piense.

 

·        Y QUÉ MEJOR QUE EJEMPLIFICAR SOBRE ESTE TEMA EN MEDIO DE LA ACTUAL GUERRA ELECTORAL.

Algunos fragmentos e lo más reciente. Por ejemplo las controversias que trae Arturo Saldívar, el ex ministro de la SCIN, que está en retiro nada más, pero sigue cobrando. Y es parte de un equipo autónomo (entre comillas), independiente (entre comillas). Sin embargo, él se va a MORENA a ayudar a la candidata Claudia Sheimbaun corcholata preferida de AMLO, va a apoyarla, ¿por ideología, por amistad eterna, por conveniencia económica, por seguir haciendo política?, mmm… que todo esto y más en diversas televisoras n diálogos y entrevistas lo ha venido manifestando; así entonces por más palabras técnicas y bonitas o buenas pensé en aquello de ”desconfía de aquel que habla muy bonito”, como dice un dicho inglés-, lo que está muy claro, para mi cuando menos... Es decir, caramba, si estando todavía sin renunciar a su posición de un organismo autónomo, independiente, y de inmediato antes de que concluya-o después inclusive- se va a determinada ideología, a determinado partido, a determinado equipo de políticos que han demostrado lo que hayan demostrado, sea PAN, PRI, en este caso MORENA, pues entonces quiere decir que sí eran un grupo o equipo o partido de corrupción, de todos esos males que tiene, pues él automáticamente es adepto a lo mismo y lo era desde antes, sobre todo en sus funciones de autonomía; eso es lógico: si se va a MORENA, quiere decir que MORENA es demócrata, que no hay traición ni mentira, ni el lema de ellos, habiendo tantas y demostrables con nombres y apellidos y todo. Y si se va al PRI, pues es la misma historia también: la corrupción, impunidades, los grupos del poder, y el PAN igual. Y ese ministro, que, repito, viene de un organismo autónomo: Suprema Corte, fácil pues de “mal pensar” que obviamente desde antes operaba para esa ideología, para ese partido, para esa postura política. No hay de otra, palabras sencillas; será?

 

HORARIO.- PARA CONCATENAR CON LO ANTERIOR LES PONDRÉ LO SIGUIENTE.

 

Esta selección de frases, citas y aforismos sobre la lealtad ad hoc…VA.

 

“Quiero morir siendo esclavo de los principios, no de los hombres.” (Emiliano Zapata). “La lealtad se basa en el respeto, y el respeto es fruto del amor.” (Paulo Coelho). “Se puede ser infiel, pero nunca desleal.” (Gabriel García Márquez). “Respecto a los perros, nadie que no haya convivido con ellos conocerá nunca, a fondo, hasta dónde llegan las palabras generosidad, compañía y lealtad.” (pérez-Reverte). “Los narcos siempre hablaban de lealtad, menos cuando estaban en apuros.” (Steve Murphy). “El que es leal eleva su mirada con humildad, y el que es desleal, con soberbia. (Ramón Llull). “La lealtad no se puede impo ner nunca por la fuerza, por el miedo, por la inseguridad o por la intimidación. Es una elección que sólo los espíritus fuertes tienen el coraje de hacer.” (Paulo Coelho). “Hasta la supervivencia de una banda de ladrones necesita de la lealtad recíproca.” (Antonio Cánovas). “Nuestro país no es la única cosa a la que debemos nuestra lealtad, también se le debe a la justicia y a la humanidad.” (James Bryce). “La vida es una cadena de decisiones. La primera es elegir si ser víctima o no, la segunda, la lealtad. La familia es lo primero, para lo bueno y para lo malo.” (Robert C. Trebelear-padre). Hasta aquí, con lealtad les saludo. * Y AHORA ALGO MUY PROPIO DE ESTE SERVIDOR….

 

DOBLEGARSE JAMÁS. Considero pues que, en función de esta temática, no hay que doblegarse jamás. Por esto recordé un viejo poema que hice hace algunos años; éste…

 

Presiento y sé que no me doblegaré ante nadie/ jamás lo he hecho y así lo vivo y siento/ tal vez ante algo sí, según sea y deba, como…ante Dios o ante ti como un algo, como ser querido. Ni ofensas ni agresiones ni injusticias/ ni enjuiciamientos ni decepciones lo han logrado/ sí, me han abatido, deprimido, entristecido, invadido de corajes y de miedos, pero sin someterme. Y no soy fuerte como un roble, como dice el poema/ ni bravo como un león, como dice el refrán/ ni astuto como el zorro soy…/ solamente es esa fortaleza y mentalidad combinada con dignidad, sentimiento y espíritu…/ que me da “un no sé qué” que me hace ser como tú/ que entiendes y comprendes como yo el porqué de las cosas, de la vida y…los humanos./ No se necesitan pues reglas específicas ni formas y fondos, fortaleza y carácter./ SOLAMENTE ES LA VIDA…Y UNA VIDA SIN…¡DOBLEGARSE JAMÁS!. (Luis M. Dibene Geraldo). La Paz, B.C.S. marzo de 2001. Buenos días!