Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es miercoles, 1 de febrero de 2023

Realidad de BCS

Aumentará presión política para autorizar cuentas púbicas y presupuestos de egresos. Último trimestre del año en el que se perfila lo que será el 2023 con claras miras a las elecciones del 2024. Conservar la unidad y equilibrio entre integrantes de la clase política es ya un enorme reto.


Realidad de BCS



Con el inicio del mes de octubre, se entra de lleno al último trimestre del año en donde además de los ya reiterados temas políticos, se sumará lo que tiene que ver con cuentas públicas y presupuestos de egresos para el próximo año 2023.


Esto significa que la labor de los diputados con los representantes del poder ejecutivo y judicial, así como las alcaldías, seguramente será más estrecha, aunque la carga política definitivamente se va a intensificar.


Los legisladores tendrán que aprobar las cuentas públicas de los ayuntamientos y los mencionados poderes antes de que concluya el actual periodo de sesiones, en teoría a más tardar el 15 de diciembre.


Por supuesto se espera que no existan irregularidades en ninguna de las cuentas públicas que se presentarán sobre el ejercicio del recurso económico a lo largo de este primer año de gobierno.


Las alcaldías, así como los poderes ejecutivo judicial, legislativo están cerrando un primer año de gestión y se preparan ya desde ahora para atender el segundo año de trabajo mediante las decisiones que durante este último trimestre se apliquen.


Los ayuntamientos son los más apurados pues en parte tiene que resolver la adversidad económica que registran, demostrar que han hecho una limpia y transparente labor administrativa y gestionar que el próximo presupuesto de egresos se adapte a sus necesidades.


Pero el tema político puede marcar la dinámica de la labor de los legisladores que son los responsables de aprobar o rechazar dichas cuentas.


Está claro que lo más complicado para la clase política que llegó bien compactada y muy fuerte, radica en conservar el equilibrio.


Es evidente que ya no existe la misma y compacta unidad con la que arrancó la actual clase política conformada por Morena y sus aliados, principalmente el PT.


La situación en Morena por ejemplo no se compara con la que arrancó este año. Luego de la renovación de cuadros directivos, la configuración interna en este partido se modificó y seguramente esto tendrá impacto en la búsqueda de las candidaturas para el 2024 en un ambiente de unidad efectiva.


La correlación de fuerzas en el Congreso del Estado también registra algunas alteraciones que aunque no han pegado al punto de la fractura, sí se observan algunos cambios en la interacción entre las fracciones parlamentarias mayoritarias. Por lo pronto ya no cuentan con el ahora ex diputado Juan Pérez Cayetano, desaforado y acusado por el presunto delito de violación y ahora está su suplente, el diputado Danny Manuel Guerrero Cruz, quien aún trae cara de sorpresa y no termina de acomodarse en su curul.


Pareciera que esto no impactará en la manera de revisar las cuentas públicas y la aplicación de criterios para autorizar o no el futuro presupuesto de egresos del gobierno estatal y municipales, pero lo cierto es que de alguna manera todo estará ligado.


Las pretensiones para el proceso electoral del 2024, tendrán una carga importante en el manejo del recurso durante 2023 por ello lo que suceda en este último trimestre del año en materia financiera será de suma importancia para el buen desempeño de nuestros gobernantes durante el próximo año tiempo durante el cual muchos harán pública sus pretensiones de participar en las elecciones del 2024.


¿No le parece así amable lector?