Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es viernes, 28 de enero de 2022

Realidad de BCS

Ahora se suman los despidos injustificados en el Ayuntamiento paceño que preside Milena Quiroga. Fallas en la recolección de basura, distribución de agua y alumbrado público se acumulan. Necesario que la alcaldesa paceña busque asesoría adecuada antes de que sea demasiado tarde.




Parecería que no hay otro tema a tratar, pero lo cierto es que en el Ayuntamiento de La Paz, van de mal en peor, de una pifia a otra. Definitivamente alguien tendrá que decirle a la alcaldesa Milena Quiroga que es necesario actuar con prudencia y no impulsada por ocurrencias.


Ahora el tema se centrará en la serie de despidos injustificados a trabajadores que van desde algunos meses laborando en el ayuntamiento hasta 20 años de antigüedad.


Los despidos quizás son necesarios, pero estos deberían de hacerse con apego a la legalidad y no solo por un intento fallido de adelgazar la ya abultada nómina municipal.


Por supuesto que este tema ha sido un verdadero reto de pasadas administraciones municipales que han optado por no atacar de fondo.


Se requieren muchos millones de pesos para liquidar de acuerdo a la ley a esos trabajadores que por alguna razón las nuevas administraciones ya nos los quieren en su nómina.


Pero no es despedir por despedir como se va a resolver este añejo problema que a final de cuentas radica en un asunto de dinero.


Y el ayuntamiento paceño, como es de todos conocidos, no cuenta con suficientes recursos económicos para enfrentar el despido masivo de trabajadores, que por obvias razones, seguramente presentaran la demanda laboral respectiva.


En esa tarea están sumados en apoyar a los empleados despedidos los cuatro regidores paceños que no forman parte de Morena y sus aliados.


Pero está claro que a la alcaldesa Milena Quiroga, esto no le importa y a toda costa trata de despedir a trabajadores tal vez con la esperanza de que sus demandas laborales, se resolverán en un tiempo aproximado de cinco años. Es decir, mucho después de que concluya la presente administración municipal.


Desde luego que nadie espera le sea quitado el empleo y menos a estas alturas del año, luego de soportar una pandemia de más de un año y medio, pero sobre todo ante las próximas fiestas decembrinas.


Pero en el ayuntamiento que encabeza Milena Quiroga, evidentemente, esto no importa, hay prisa por desocupar ciertos espacios que obviamente se pretenden reocupar con personal de nuevo ingreso.


Así que las graves dificultades en la recolección de basura y la inadecuada distribución de agua potable, a Milena Quiroga se le suma este detalle de los despidos injustificados que por supuesto impactarán en negativo en su imagen ante los paceños que aún esperan ver resultados adecuados y acordes a lo que se ofreció en campaña.


Desde luego que prácticamente todo se puede hacer con el fin de aplicar una nueva política administrativa.


Pero no puede ser por encima de los derechos de trabajadores que hoy se sienten acosados luego de que, según denunciaron, de manera grosera se les notificó que ya no tendrían empleo.


Quizás valga la pena decirle a Milena Quiroga que lo cortés no quita lo valiente y que es necesario utilizar formas más adecuadas para proyectar su nueva administración.


Así que a poco más de un mes de haber iniciado la actual administración municipal de La Paz, bajo la presidencia de Milena Quiroga, el balance no ha sido favorable por lo que la ciudadanía aún espera ver acciones concretas que lleven a los paceños a mejores condiciones de vida municipal.


En fin, veremos cómo se cierra el año en este sentido que tiene que ver con los derechos de los trabajadores que se pretende despedir y la afectación económica que tendrá el ayuntamiento paceño que aunque pase el tiempo que pase, tendrá que asumir.


Por supuesto, las medidas de austeridad son muy válidas pero estas no pueden aplicarse por encima de los derechos de nadie.


¿No le parece así amable lector?