Noticias de BCS, México y el mundo.

Lo derecho es lo decente - jueves 07 mayo 2020


• COVID-19 desde una perspectiva Científica

 

Muy buenos días estimable Lector, gracias, muchas gracias por continuar prefiriendo este su Diario El Independiente.

 

Inicio comentando a Usted; ¿Cómo prepararse mentalmente durante el brote del COVID-19?

 

Ajuste sus actitudes y vea COVID-19, desde una perspectiva Científica. Durante los primeros días del brote, el conocimiento limitado sobre los riesgos y la prevención de COVID-19, podría causar una sensación de ansiedad y pánico entre el público, que se vio exacerbado por los rumores. Confíe en los esfuerzos autorizados para la prevención y el control confiando en los resultados de la investigación científica de la enfermedad. Ajuste sus actitudes, actúe con precaución y manténgase alejado del miedo.

 

Reconoce tu ansiedad y miedo. Ante una epidemia desconocida, pocas personas pueden mantener la calma. El aumento en el número de casos confirmados llevaría a la suposición de que el nuevo virus está presente en todas partes y no se puede prevenir, causando ansiedad y miedo. Eso es natural acepte el estado y evite la excesiva culpa por sentir tales emociones.

 

Mantener un estilo de vida saludable y regular. Un sueño adecuado, una dieta equilibrada y saludable de diversos grupos de alimentos, una rutina de trabajo regular que pueda ayudar a distraernos de la epidemia y un régimen de ejercicio moderado.

 

Permítete desahogarte cuando te parezca necesario. Reír, llorar, gritar, hacer ejercicio, contar, hablar, conversar, escribir o dibujar ocasionalmente pueden ayudar a liberar la ira y la ansiedad, desviar su atención y calmarse de manera efectiva. Mirar televisión o escuchar música en casa también ayuda aliviando la ansiedad.

 

Relájate y sobrelleva tus emociones. Las técnicas de relajación pueden ayudarlo a liberar sus emociones negativas, como la tensión, la depresión y la ansiedad. Hay muchas formas de relajación y la clave exitosa es comprender los principios básicos de las técnicas y la práctica que a continuación le detallamos.

 

Relajación a través de la visualización. Mantenga una respiración lenta, constante y profunda durante todo el proceso, y sienta la energía cálida fluyendo por todo su cuerpo con la visualización.

 

Relajación muscular. Relaja tus brazos, cabeza, tronco y piernas sucesivamente. Procure el ambiente tranquilo, atenúe la luz y minimice los estímulos sensoriales. Un ciclo simple de relajación de cinco pasos consistentes en: enfocar su atención- tensar sus músculos- mantener la tensión, liberando la tensión que relaja sus músculos.

 

Relajación a través de la respiración profunda: Esta es la forma más fácil de relajarse que se puede usar en cualquier situación en la que te sientas nervioso. Pasos: párate derecho, baja los hombros de forma natural, cierra los ojos ligeramente, y luego inhala profundamente, exhalando lentamente. Por lo general, lleva solo unos minutos sentirte relajado.

 

Busque apoyo profesional. Busque asesoramiento o tratamiento médico para la tensión no resuelta, ansiedad, miedo, ira, trastornos del sueño, reacciones físicas. Cuando un paciente en cuarentena o sospechoso manifiesta emociones y comportamientos extremos, los profesionales de prevención y control, deben considerar la posible aparición de trastornos psiquiátricos y enviar a la persona en caso de que sea a instituciones y personal de salud mental. Tales emociones y comportamientos extremos incluyen: ansiedad, depresión, ilusión, inquietud, acciones incontrolables e inapropiadas, rechazo violento o evasión de la cuarentena e ideación suicida.

 

Concluyo: para las personas con una función inmune deficiente. Como los ancianos, las mujeres embarazadas o las personas con disfunción hepática, o renal, la enfermedad progresa relativamente rápido y los síntomas son más graves. El factor dominante que determina si uno se infecta o no es la posibilidad de exposición.