Noticias de BCS, México y el mundo.

Lo derecho es lo decente - jueves 12 marzo 2020


Se conmemoró el día internacional de la Mujer, la participación plena de las mujeres es una auténtica revolución de la modernidad

Muy buenos dais estimable lector gracias, muchas gracias por continuar prefiriendo este su

periódico El Independiente “saludo con cariño y felicito a todas las mujeres de nuestro Planeta”

gracias por su incomparable existencia.

Inicio comentando a Usted; el pasado día 8 de Marzo, se celebró el día internacional de la Mujer,

la participación plena de las mujeres es una auténtica revolución de la modernidad, no es un

estallido, sino un proceso, que al ser más profundo se hace irreversible, dar a la mujer un sitio,

capacitarle para ocuparlo, respetar sus modos propios, y estimular su participación son tareas

irrevocables de todos los mexicanos. LUIS DONALDO COLOSIO MURRIETA, se pronunciaba; veo un

México de Mujeres que aún no cuentan con las oportunidades que les pertenecen; Mujeres con

gran capacidad para enriquecer nuestra vida económica, política y social; mujeres, en suma que

reclaman una participación más plena y justa en el México de nuestros días. COLOSIO MURRIETA,

manifestó tengo que hablarlo con toda la franqueza; yo creo que hay un sin número de mujeres

muy valiosas, con distintos grados de preparación, con una gran capacidad de reflexión acerca de

los problemas de la ciudad, que merecen ser tomadas en consideración, tomadas en cuenta, y que

debemos encontrar las formas de incorporarlas, crear un verdadero movimiento de la

participación femenil dentro del sistema de partidos. Sin la participación plena de la mujer no

podemos declarar a nuestra sociedad como una sociedad igualitaria.

Tocando el tema de las transformaciones, un tema fundamental que ha tenido el País. Quizá por lo

mucho que nos impactan por su enorme trascendencia pocas veces nos detenemos a pensar en

las causas, en las razones que han impulsado al País. No exagero al afirmar que en el centro de las

transformaciones, en todas las que ha vivido México, siempre ha habido una causa central,

siempre ha existido alguien que ha desatado su energía, “léalo bien, esta será la mujer Mexicana”.

En México está el mejor testimonio leal de la participación de las mujeres. En cada lugar, en cada

comunidad, en cada rincón del País en donde se despliegan un esfuerzo cotidiano por la

transformación, allí están las mujeres siempre participando. Aceptemos que la mujer está

inconforme, y está inconforme porque tiene derecho a lograr más de lo que actualmente han

logrado con la situación de la mujer en todos sus ámbitos. No pueden estar satisfechas porque la

condición de la mujer no es la que aspiran quienes aman a México, aclaman justicia y equidad para

que las mujeres tengan acceso principalmente en igualdad de condiciones.

La lucha femenil en México tiene una vieja tarea, pero también un reclamo que sigue urgente.

Comenzó desde el año 1916, cuando se llevó a cabo el primer congreso feminista en el Estado de

Yucatán. Desde entonces la lucha de las mujeres ha venido planteando el rumbo de las

transformaciones para el País, quedando establecidos desde ese entonces los objetivos

fundamentales del movimiento, nueve años después, en el año 1928, el código civil les reconoció

no ser sometidas a ninguna restricción en el ejercicio de sus derechos, y fue hasta 1953, hace

apenas 70 años, que la Constitución les reconoció el Derecho a Votar.


Concluyo, es urgente y prioritario que las autoridades a nivel Federal y Estatal, actualmente

atiendan con más eficiencia y eficacia a las mujeres víctimas de violencia, acoso sexual y acoso

laboral, es la única forma de demostrarle a las mujeres que no existe impunidad ni corrupción en

todos tipos de delitos, mucho menos con los feminicidio, violaciones, asesinatos y vejaciones en

todos los ámbitos de la violencia.