Noticias de BCS, México y el mundo.

En privado - sábado 11 enero 2020


• Aberraciones VS Pobreza

Los pecados traen su penitencia.  Y el PRI, ha cometido muchos. Y al transcurrir de los años todos esos pecados, --ya sean veniales o capitales--, le han costado muy caros. A esto yo le agregaría que el poder, es similar a la mujer que --cuando se descuida, se abandona y se relega al olvido-- queda al alcance de muchas manos. Y el PRI abandonó el poder. Y  lo hizo con sus malos actos, con su nepotismo, con su impunidad, con sus corruptelas.

Ya después cavó su propia tumba. Y con cada mala acción que sus afiliados cometían, aventaba una palada de tierra a su fosa hasta sepultarlo. Especialmente al no cuidar las formas y mucho menos el fondo.

Lamentablemente para el PRI, simplemente dejó pasar las cosas. Y  nunca, jamás quiso erigirse en juez para poner un alto a los desmanes y evitar tantos pecados que su gente cometía. Y fue así que al permitirlo, el PRI se fue convirtiendo  en cómplice, hasta que finalmente la olla no aguantó tanta presión.

Contrariamente, de frente a un pueblo que cada vez más se convulsionaba entre la pobreza y la violencia, fueron surgiendo las aberraciones. El gobierno fue Inventando monstruos y elefantes blancos, las cuales al paso del tiempo solo se constituyeron en nuevas  fuentes para saquear, para robar, como lo fueron SIDERMEX, COPLAMAR, URAMEX, que dicho de paso, estas tres juntas, ocasionaron despilfarros por más de 120 mil millones de pesos.

Todo ello, sin descartar otras, como aquel mal llamado Centro de Estudios del Tercer Mundo que,  --erigiéndose en omnipotente director general-- usurpó nada menos que el expresidente Luis Echeverría Álvarez durante 7 años consecutivos, con un gasto anual de 200 millones de pesos.

Y qué decir del Sistema Alimentario Mexicano (SAM) que junto con la CONASUPO, se erigieron en bastiones de burla para los más humildes tras ser saqueadas impunemente (hasta por un hermano de un presidente) para finalmente –como tantos pobres lo hicieron en la espera-- murieron de hambre.

Todos esos pecados cometieron los priistas a la sombra de su partido y con el permiso de sus dirigentes que optaron por emular al avestruz escondiendo la cabeza.

Ya después, --quizás un poco tarde-- el PRI, condenó a muy pocos chivos expiatorios, como lo fueron Jorge Díaz Serrano, que defraudó a PEMEX por 5 mil millones de pesos cuando José López Portillo gobernaba al país. A Leopoldo Ramírez Limón, el entonces director del Nacional Monte de Piedad  como presunto responsable de delitos patrimoniales en bienes inmuebles por un monto acreditado en 88 millones de pesos, cantidad que conforme a avalúos, se dijo entonces que podrá ascender a 500 millones de pesos. Así como a Everardo Espino de la O, exdirector de la Comisión Nacional de la Industria Azucarera,  por el delito de peculado contra esa institución, pero todos estos castigos llegaron después, es decir al cambio de administración presidencial. No durante ésta. De tal manera que se quedó el beneficio de la duda si era cacería de brujas o bien si se consideraron presos políticos.

Lo cierto es que el PRI se ha enquistado, se ha anquilosado,  sin cambios, ni profundos, ni radicales  ni importantes. Y sus hombres siempre hablaron de la desigualdad social, pero Siguió la desigualdad. Hablaron de combatir la pobreza, pero la pobreza creció. De combatir la corrupción, pero la corrupción siguió.

Mientras tanto, de aquellos años a la fecha, otros partidos cambiaron, como  lo hizo el  Partido Popular Socialista, el Partido Socialista de los Trabajadores, el Partido Demócrata Mexicano, el Partido Auténtico de la Revolución Mexicana, el Partido Comunista Mexicano, el Partido Socialista Unido de México, el Partido Mexicano Socialista, y el Partido Revolucionario de los Trabajadores.

Con la entrega de hoy, lo que pretendo es adelantar que se escuchan voces respecto a la posible desaparición del Partido Revolucionario Institucional. Y la mayoría coincide en que tiene razón, porque el PRI ya está desfasado y rebasado, y que por consiguiente debería iniciar de cero.

Y no es para menos, porque si bien es cierto que mantiene votos cautivos de millones de ciudadanos, la otra realidad es que existen otros tantos millones que han perdido la confianza y la fe en ese partido.

Todo lo anterior muy por separado de que existe otra realidad, aquella que tiene que ver con el surgimiento de muchos nuevos partidos políticos.  Y son que al menos 58 las organizaciones políticas que vienen empujando, y muy fuerte, toda vez que cada una de ellas para crear el nuevo partido político requieren de 233 mil 945 firmas a través de la aplicación Apoyo Ciudadano del INE.

Aclaro, no comulgo con la idea de la existencia de los partidos políticos. Más aún si tomamos como punto de partida que la permanencia de los partidos políticos nos cuesta a todos los mexicanos. Además,  he sido reiterativo en que no será un nuevo partido político el que nos lleve del infierno al paraíso y  que jamás un partido político se ha preocupado por buscar solución a los problemas torales del pueblo.

Cuestión de tiempo.

SUMARIO

No es muy errada la opinión de la diputada Elizabeth Rocha Torres al dejar entrever la posibilidad de que los partidos Acción Nacional (PAN) y el Revolucionario Institucional (PRI) busquen aliarse para ver si de esta manera logran desbancar al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en las elecciones del 2021,  y con ellos también podrían unir fuerzas el Partido Renovación Sudcaliforniana (PRS) y en su caso el Partido Humanista (PH). Aunque la polémica estaría en quienes serán los candidatos… Por cierto, el otrora poderoso partido que llegó a cimbrar las tierras sudcalifornianas por allá  en el 99, como lo fue el Partido de la Revolución Democrática (PRD), es el que en estos momentos sufre una terrible marginación y olvido, lo que por cierto nos deja en claro que la política es circunstancial y de oportunidades. Cuya situación jamás la asimilaron los perredistas desde la cúspide del poder, al igual que lo hicieron los priistas… Una gran estrategia sin duda del presidente Andrés Manuel López Obrador, la creación del INSABI, (Instituto de Salud para el Bienestar) a través del cual, por fin, se brindará el servicio universal de salud que tanto cacaraquearon sus antecesores pero nunca cristalizaron. Honor a quien lo merece…  Vaya para el amigo y colega Jesús Chávez Jiménez un abrazo de hermanos y un profundo deseo de que muy pronto la salud le conceda la fuerza suficiente para trajinar de nuevo por las calles y avenidas.