Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es miercoles, 25 de mayo de 2022

En privado

• ¿Avanzamos con AMLO…?


Por más que los mexicanos abren sus ojos para agrandar su vista y extender su mirada, no alcanzan a avizorar una gran distancia de la administración de Morena, y aquel tan criticado desgobierno priista y panista, donde, --según critica esa mayoría que ahora integran la Cuarta Transformación--,  imperó el desorden, la negligencia y la anarquía. Y lo cual, por ende, formó parte de la tan despreciada y vilipendiada corrupción.

 

Y muy a pesar de las cotidianas misas mañaneras, y a pesar también, de las reiteradas oraciones y los grandes deseos de la gran mayoría de los mexicanos, por el cambio, no ha sido posible observar avance.

 

Por el contrario. Ahora ya ni siquiera se respira paz, tranquilidad, Y pareciera que conforme pasan las horas, los días las semanas y los meses, cada vez la situación empeora, y a las familias les es imposible salir a las calles para trabajar, al menos para respirar. Y mucho menos acudir a los parques a pasear.

 

¿Por qué? Simplemente porque desde que el pueblo despierta, --y como si fuera su alimento cotidiano—desde antes de cruzar la puerta de su hogar, el miedo ya lo lleva hecho bolas en su estómago. Y sale pensando que la desgracia de ese día, convertida en golpes, en asaltos, en violación, o en muerte,  la va a encontrar escondida a la vuelta de la esquina.

 

Han transcurrido ocho meses. Y las fallas, los errores y las omisiones, continúan. Es decir, son los mismos males que se le atribuían a aquellos partidos (PRI-PAN). E incluso, para muchos ciudadanos, dichos males hasta se han incrementado.

 

Y las consecuencias –como siempre-- han de pagarlas y las sigue pagando el pueblo. Porque el pueblo es el que al final de cuentas paga los errores de una administración. Y en este caso que hoy nos ocupa, prueba de los errores es el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, y la fallida Guardia Nacional. Solo para dar –en principio-- un par de ejemplos.

 

Y no es para menos. He sido reiterativo en que las ocurrencias traen consecuencias. Y las consecuencias han sido el desconcierto, el abandono, el descuido,  el caos. Porque aquí también es necesario hablar sobre los presuntos apoyos que recibirían las personas mayores. Es decir de 68 años y más. En cuyo tema vale decir que muchos de ellos y de ellas,  aun andan de la seca a la meca, si no es que, como limosneros, caminando de acá para allá, para recibir el presunto apoyo y no lo han recibido.

 

Pero hay más. Pues se advierte asimismo que la tan cacareada Reforma Educativa de AMLO, ha sido y sigue siendo criticada como una propuesta pobre, mal fundada, mal escrita, con errores, con fallas de sintaxis. Y en síntesis, con  un montón de fallas imperdonables.

 

Otra falla lo representa el programa Jóvenes Construyendo el Futuro. Donde según se advierte, y de acuerdo a lo expresado por los beneficiarios, ningún joven alcanza a distinguir la construcción de las bases sólidas para un futuro mejor. Es decir, se trata de un programa que solo encierra anhelos, ilusiones y fantasías.

 

¿Y qué decir de las fallas que han tenido las estrategias de López Obrador en su ya famoso Plan de Seguridad Nacional cuando la totalidad de los mexicanos se da cuenta que en lugar de bajar los índices de inseguridad, aumentan?

 

Y todo lamentablemente proviene de allí. Justamente  de los desaciertos; lo mismo que de las obras. Como también de las buenas o malas acciones que un gobierno realiza. Porque no hay que olvidad que el receptor de todo, lo es nada menos el pueblo, que entre a cambio de su voto sigue recibiendo penas, golpes y madrazos todo lo cual, ya inmerso en ese remolino de desgracias,  lo aproxima aún más a ese penoso laberinto de la pobreza.

 

Y no es para menos, cuando el pueblo se ha dado cuenta que  ni más ni menos allí, al interior de los gobiernos, sean del color que sean, es donde ha faltado  estrategia para la realización de acciones, lo mismo que  capacidad de respuesta para satisfacción real del pueblo. Y mientras eso sucede, es precisamente el pueblo quien se ha dado cuenta de abusos, de excesos y de privilegios, aunque hoy, encubiertos o disfrazados.

 

De la misma manera, ha sido testigo de otros tantos favoritismos hacia los de arriba, y grandes predilecciones a los poderosos. Mientras él –el pueblo--, se ve y se siente relegado al ostracismo. Donde, por cierto, a él –al pueblo—, tal como si fueran los máximos distractores, le siguen dado a beber tragos de presuntos ataques a la corrupción y lo siguen atragantando con presuntos golpes a la impunidad. Todo eso, en tanto los que ostentan el poder continúa  alimentando su alma de perversidades, de perfidias, de inmoralidades.

 

Luego entonces, es un hecho que las promesas, tal y como lo hacen todos los que llegan a ostentar el poder, aun cuando disten mucho de los hechos, seguramente habrán de continuar. Aunque, a pesar de no ser pesimista, contrariamente,  se antoja muy difícil que un gobierno pueda hacer realidad los programas y acciones comprometidas, como es el caso de lo que ha prometido el gobierno de Morena. Especialmente en lo que se refiere a combatir la corrupción y acabar con la inseguridad.

 

Lo peor de todo es que la omisión, los errores y la falta de acciones de un gobierno, conlleva a otras cosas negativas como lo es el aumento de los niveles de pobreza. Y lo que todavía es más preocupante, es que todo eso obliga al incremento en la delincuencia. Y a eso se debe que, con sus acciones negativas, han sido los mismos gobiernos quienes han coadyuvado para que el rico se haga más rico y el pobre más pobre. Y las cosas pues, siguen igual, y vaya que para darnos cuenta de lo anterior, no se requiere ser ni ciego, ni  tampoco analfabeta.

 

Vamos más allá todavía al asegurar que en lo que se refiere a la pobreza e inseguridad, por más que digan los gobernantes, ya las cosas se han  salido de control. Y que a estas alturas, si es que realmente se quiere avanzar, lo único que les queda a los gobiernos, es voltear la cara hacia la  búsqueda de la elevación de los niveles de productividad de cualquier rango. Especialmente del campo, la ganadería, Etc. A través de lo cual, por sobre todas las cosas, se busque la autosuficiencia. Y con ello, atacar el desempleo. Que son dos de los elementales fenómenos a atacar…. Cuestión de tiempo.