Noticias de BCS, México y el mundo.

En privado - sábado 15 junio 2019


• El pueblo llora lágrimas de sangre

Hace bien Andrés Manuel López Obrador, como presidente de México,  --y eso es incuestionable-- en preocuparse por los derechos humanos en nuestro país.

 

Más aun cuando la punta de la madeja la ponen al descubierto organismos internacionales que previamente han emitido al menos tres mil recomendaciones a México por violación a los derechos humanos.

 

Igual, hace bien en preocuparse por la relación bilateral México-Estados Unidos y con ello todos esos migrantes que prácticamente están invadiendo al país en su intento por alcanzar el sueño americano.

 

Pero vayámonos a fondo: altamente preocupado por estas recomendaciones, pareciera que desde el presidente para abajo, están pasando desapercibidos hechos sumamente importantes como es la desaparición de personas, especialmente de jóvenes y en su caso, estudiantes. Muchos de los cuales irremediablemente son encontrados sin vida.

 

Veamos algunos datos escalofriantes y de los más recientes, es decir de marzo para acá: “en menos de una semana se reportó la desaparición de cuatro estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) ante la Fiscalía Especializada”.

 

Otro: “en tres días, seis estudiantes han desaparecido en Jalisco. Javier Aceves, Marco Avalos y Daniel Díaz, todos estudiantes de la Universidad de Medios Audiovisuales (CAAV), fueron desaparecidos por un grupo de hombres armados en el fraccionamiento Colinas de Tonalá, ubicado en el municipio del mismo nombre”.

 

Algo más: “En el municipio de Tala, César Ulises Arellano desapareció mientras esperaba el camión que lo traería de regreso a Guadalajara. Él es estudiante de Medicina en la Universidad de Guadalajara (UdeG). Mientras que  Pedro Ruiz Guerrero, estudiante de la Secundaria Técnica 45, también desapareció en el municipio de Zapopan”.

 

Seguimos: “La también estudiante de la UdeG, Susana Carolina Gutiérrez Flores, desapareció en el trayecto entre su casa en la colonia Oblatos y el Centro Universitario de Ciencias de la Salud, ambos en ubicados en Guadalajara.

 

Y aún más: “Como todos los días, José Ángel Arcos Guevara salió de su casa para dirigirse a la escuela Preparatoria anexa a la Normal en Chalco, Edomex.,  donde, a decir de testigos tomó sus clases y salió aproximadamente a las 8 de la noche, pero ya no regresó a su casa.

 

Otro dato: “La Fiscalía General de Justicia del Estado de México difundió un boletín de urgencia para localizar a la estudiante Tanya Itzel Fajardo Ramírez, desaparecida en Tecámac, Estado de México”.

 

Otro dato: “El alumno de arquitectura de la Universidad Vizcaya, de Saltillo, Coahuila, José Luis Vanegas Olloqui, se encuentra desaparecido, es buscado por lo que su familia y autoridades comenzaron su búsqueda.

 

Y sigue: “Desaparecen dos jóvenes estudiantes, el primer caso es el de José Ángel Arcos Guevara estudiante de la Escuela Preparatoria Anexa a la Normal, en Chalco. El segundo caso es el de Juan Salvador Méndez Goyri Pérez, quien fue visto por última vez el pasado 10 de junio en la colonia Satélite”.

 

Casi al concluir: “Parral, Chihuahua.- Una estudiante de secundaria desapareció desde el pasado miércoles, salió de su vivienda la tarde de dicho día. La adolescente desaparecida responde al nombre de Debahny Aldana Pantoja”.

 

Y aquí no podemos pasar desapercibido uno de los casos más dramáticos patéticos conmovedores, el de Norberto Ronquillo: el joven universitario de 22 años asesinado después de que su familia pagara un rescate por su secuestro. Lo  que conmocionó a todo México.

 

En síntesis. Allí está el dolor del amigo, del hermano, de la hermana, del padre y de la madre. Un dolor que no tiene parangón.

 

Y mientras los casos van en aumento, desde la presidencia, pasando por la Secretaria de gobernación, investigadores, derechos humanos, y  la Fiscalía General de la Republica, su tiempo, lo han ido perdiendo en veremos, en declaraciones, en programas y en proyectos.

 

Aquí lo confirmo: “la Secretaría de Gobernación (Segob) dio el banderazo para el inicio formal de los trabajos para la construcción del Programa Nacional de Derechos Humanos 2019-2024”.

 

Aquí también: “La secretaria de Gobernación inauguró un memorial en el marco de los 48 años de la Matanza del Jueves de Corpus en 1971”.

 

Y la opinión de Olga Sanchez Cordero: “‘Segob está dejado atrás un pasado oscuro”.

 

Olvidando esta dama que la oscuridad, esas penumbras de pobreza y violencia en que viven y se desarrollan cotidianamente millones de mexicanos, está presente. Es actual.

 

Y recalco: “preocupa ‘posible escalada de violencia y derramamiento de sangre’ en Venezuela”, aclarando que la SRE informó que buscará consultar a los países integrantes del mecanismo de Montevideo para encontrar una solución pacífica al conflicto en Venezuela. Hágame usted el favor, dejando por un lado hechos altamente preocupantes que están ocurriendo en México.

 

Basta ya. El pueblo está harto de palabrerías, de términos de liberales, de reformistas de progresistas, de renovadores, de conservadurismos, de amor, de abrazos y besos… y quiere hechos.

 

Porque contrariamente ahí se va el tiempo… y se les ha ido repartiendo besos y amor, mientras el pueblo llora. Llora lágrimas de sangre al ver a su ser querido muerto, O cuando ya no lo vuelve a ver jamás.

 

Y lamenta los que se han ido, porque duelen, y mucho.  Pero olvidan que aquí, aún nos quedan los que dolerán… Cuestión de tiempo.