Noticias de BCS, México y el mundo.

En privado - sábado 01 septiembre 2018


En privado Que conste


 

He de reconocer que –efectivamente tal como me lo hizo saber uno de mis inteligentes lectores-- fui sumamente crítico sobre el actuar de las diputadas y diputados que integraron la XIV Legislatura.

 

Empero, diré que las críticas que elevé hacia ellos y ellas, las hice tiempo después de que iniciaron su quehacer como tales; es decir, después de enterarme de sus cruentos errores, de sus terribles fallas y de sus constantes omisiones.

 

No antes; porque primero los dejé trabajar para ver qué hacían y hasta dónde llegaban.

 

Pero no trabajaron.

 

Y tampoco llegaron a ninguna parte.

 

Se tropezaron con la misma piedra; se atoraron con la impunidad, se enredaron con la corrupción y esa vorágine los volvió torpes e insensibles.

 

Y finalmente demostraron su incapacidad, su ineptitud, su ineficacia, su incompetencia, y si se quiere… su ignorancia.

 

Y con su negativo actuar se mofaron del pueblo, quien un día --cuando los eligieron-- había confiado en ellas y ellos.

 

La mejor y mayor prueba lo escribí siempre En Privado: fue el latrocinio, el abuso y el robo descarado que ocasionaron los alcaldes anteriores. Y no se hizo nada solamente porque a las y los diputados los abrazó el miedo; y se tornaron cobardes y apáticos para proceder cuando tuvieron todos los elementos para hacerlo.

 

Pero quiero dejar bien claro: esos señalamientos que yo hice, Jamás tuvieron que ver con mi sentir particular o personal, sino que yo solo fui portavoz de la censura y el enojo surgidos de la gran mayoría de los ciudadanos, --quienes además--, con su voto emitido el pasado 1 de julio, remarcaron su rechazo hacia la totalidad de quienes integraron esa legislatura local.

 

Y en efecto, fueron comentarios que los ciudadanos elevaron en reuniones, en mesas de café, e inclusive en pláticas triviales, donde todos fueron coincidentes; de ahí pues, que resulta imposible  defender lo indefendible.

 

Y en este aspecto, también debo aclarar que ninguno de los diputados o diputados fue merecedor de un comentario positivo, sino que todas las opiniones fueron en contra.

 

Por eso ahora no entiendo el por qué con tanto cinismo y desvergüenza este grupo de diputados y diputadas quieren cobrar un bono millonario al retirarse, cuando lo que deben hacer es salir por la puerta de atrás y con la cola entre las patas. He dicho.

 

Sin embargo.

Tras los cambios, aplastantes y avasalladores donde Morena dejó claramente definida su postura, y donde por consecuencia llega la mayoría de los diputados locales de ese partido para integrar lo que será la XV legislatura, y que como se sabe quedó conformada por 16 legisladores de MORENA, 2 del PAN,  1 del PRI, 1 del PRD y 1 del PT, debo dejar bien claro que no es momento de aventar campanas al vuelo y elevar críticas sobre el actuar de esta legislatura. Simplemente porque no ha empezado.

 

Por otro lado, se advierte que en este nuevo Congreso, que se instaló ayer 31 de Agosto y que  entra en funciones precisamente hoy 1 de Septiembre para un periodo constitucional de 2 Años,  según el Reglamento del Poder Legislativo los únicos partidos que alcanzarán el estatus de Fracción Parlamentaria son MORENA y PAN. --Este ultimo de panzazo--. Toda vez que tanto  el PRI, como el PRD y el PT, que llegan con un solo diputado,  por disposición legal no puedan integrar una  fracción.

 

De esta manera, los diputados electos por el principio de Mayoría Relativa, por la coalición Morena-PES, son: Distrito I: Héctor Manuel Ortega Pillado; Distrito II: Ramiro Ruiz Flores; Distrito III: Esteban Ojeda Ramírez; Distrito IV: Milena Paola Quiroga Romero; Distrito V: Perla Guadalupe Flores Leyva; Distrito VI: Carlos José Van Wormer Ruíz; Distrito VII: María Petra Juárez Maceda; Distrito VIII: Homero González Medrano; Distrito IX: María Rosalba Rodríguez López; Distrito X: Soledad Saldaña Bañales; Distrito XI: Humberto Arce Cordero; Distrito XII: Sandra Guadalupe Moreno Vázquez; Distrito XIV: Marcelo Armenta; Distrito XV: Rigoberto Murillo Aguilar; y Distrito XVI: Lorenia Lineth Montaño Ruíz. Así como el también diputado José Luis Pérpuli Drew que ganó por la coalición  PAN-PRD-PRS-Humanista en el Distrito XIII.

 

Además de que también ocuparán una curul quienes ganaron por vía plurinominal y que son: por Morena, Martha Olivia Espinoza; por el PAN, Elizabeth Rocha Torres; por PRD, Maricela Pineda García; por PRI, Anita Beltrán Peralta; y por el PT, Luis Armando Díaz, este último que ya fue diputado al igual que Elizabeth Rocha.

 

Repito,  ya para concluir esta entrega: no pretendo—al menos por el momento--  elevar un comentario en contra de las y los diputados que integran la XV Legislatura, ni a favor ni en contra. Simplemente porque no han empezado.

 

Sin embargo, al igual que lo hice con la XIV legislatura, habré de esperar el tiempo prudente,  porque primero ellas y ellos deben dejar constancia de su trabajo.

 

Y si caen en los mismos errores, las mismas fallas y las mismas omisiones, y sobre todo en ese indiscutible importamadrismo donde cayeron  las y los integrantes de la XIV legislatura, entonces tendré razones y elementos para criticar. Como los tendrá la ciudadanía.

 

Pero, conste, --como lo he hecho siempre-- jamás haré cuestiones personales o particulares, sino que también, los comentarios estarán basados en las opiniones y el desacuerdo que surja del pueblo.

 

Porque al final de cuentas, usted y yo sabemos perfectamente que esa, constituye la opinión más certera, y por tanto, infalible.

 

Cuestión de tiempo.

 En privado

 

Que conste

 

Dionicio Lara

 

He de reconocer que –efectivamente tal como me lo hizo saber uno de mis inteligentes lectores-- fui sumamente crítico sobre el actuar de las diputadas y diputados que integraron la XIV Legislatura.

 

Empero, diré que las críticas que elevé hacia ellos y ellas, las hice tiempo después de que iniciaron su quehacer como tales; es decir, después de enterarme de sus cruentos errores, de sus terribles fallas y de sus constantes omisiones.

 

No antes; porque primero los dejé trabajar para ver qué hacían y hasta dónde llegaban.

 

Pero no trabajaron.

 

Y tampoco llegaron a ninguna parte.

 

Se tropezaron con la misma piedra; se atoraron con la impunidad, se enredaron con la corrupción y esa vorágine los volvió torpes e insensibles.

 

Y finalmente demostraron su incapacidad, su ineptitud, su ineficacia, su incompetencia, y si se quiere… su ignorancia.

 

Y con su negativo actuar se mofaron del pueblo, quien un día --cuando los eligieron-- había confiado en ellas y ellos.

 

La mejor y mayor prueba lo escribí siempre En Privado: fue el latrocinio, el abuso y el robo descarado que ocasionaron los alcaldes anteriores. Y no se hizo nada solamente porque a las y los diputados los abrazó el miedo; y se tornaron cobardes y apáticos para proceder cuando tuvieron todos los elementos para hacerlo.

 

Pero quiero dejar bien claro: esos señalamientos que yo hice, Jamás tuvieron que ver con mi sentir particular o personal, sino que yo solo fui portavoz de la censura y el enojo surgidos de la gran mayoría de los ciudadanos, --quienes además--, con su voto emitido el pasado 1 de julio, remarcaron su rechazo hacia la totalidad de quienes integraron esa legislatura local.

 

Y en efecto, fueron comentarios que los ciudadanos elevaron en reuniones, en mesas de café, e inclusive en pláticas triviales, donde todos fueron coincidentes; de ahí pues, que resulta imposible  defender lo indefendible.

 

Y en este aspecto, también debo aclarar que ninguno de los diputados o diputados fue merecedor de un comentario positivo, sino que todas las opiniones fueron en contra.

 

Por eso ahora no entiendo el por qué con tanto cinismo y desvergüenza este grupo de diputados y diputadas quieren cobrar un bono millonario al retirarse, cuando lo que deben hacer es salir por la puerta de atrás y con la cola entre las patas. He dicho.

 

Sin embargo.

Tras los cambios, aplastantes y avasalladores donde Morena dejó claramente definida su postura, y donde por consecuencia llega la mayoría de los diputados locales de ese partido para integrar lo que será la XV legislatura, y que como se sabe quedó conformada por 16 legisladores de MORENA, 2 del PAN,  1 del PRI, 1 del PRD y 1 del PT, debo dejar bien claro que no es momento de aventar campanas al vuelo y elevar críticas sobre el actuar de esta legislatura. Simplemente porque no ha empezado.

 

Por otro lado, se advierte que en este nuevo Congreso, que se instaló ayer 31 de Agosto y que  entra en funciones precisamente hoy 1 de Septiembre para un periodo constitucional de 2 Años,  según el Reglamento del Poder Legislativo los únicos partidos que alcanzarán el estatus de Fracción Parlamentaria son MORENA y PAN. --Este ultimo de panzazo--. Toda vez que tanto  el PRI, como el PRD y el PT, que llegan con un solo diputado,  por disposición legal no puedan integrar una  fracción.

 

De esta manera, los diputados electos por el principio de Mayoría Relativa, por la coalición Morena-PES, son: Distrito I: Héctor Manuel Ortega Pillado; Distrito II: Ramiro Ruiz Flores; Distrito III: Esteban Ojeda Ramírez; Distrito IV: Milena Paola Quiroga Romero; Distrito V: Perla Guadalupe Flores Leyva; Distrito VI: Carlos José Van Wormer Ruíz; Distrito VII: María Petra Juárez Maceda; Distrito VIII: Homero González Medrano; Distrito IX: María Rosalba Rodríguez López; Distrito X: Soledad Saldaña Bañales; Distrito XI: Humberto Arce Cordero; Distrito XII: Sandra Guadalupe Moreno Vázquez; Distrito XIV: Marcelo Armenta; Distrito XV: Rigoberto Murillo Aguilar; y Distrito XVI: Lorenia Lineth Montaño Ruíz. Así como el también diputado José Luis Pérpuli Drew que ganó por la coalición  PAN-PRD-PRS-Humanista en el Distrito XIII.

 

Además de que también ocuparán una curul quienes ganaron por vía plurinominal y que son: por Morena, Martha Olivia Espinoza; por el PAN, Elizabeth Rocha Torres; por PRD, Maricela Pineda García; por PRI, Anita Beltrán Peralta; y por el PT, Luis Armando Díaz, este último que ya fue diputado al igual que Elizabeth Rocha.

 

Repito,  ya para concluir esta entrega: no pretendo—al menos por el momento--  elevar un comentario en contra de las y los diputados que integran la XV Legislatura, ni a favor ni en contra. Simplemente porque no han empezado.

 

Sin embargo, al igual que lo hice con la XIV legislatura, habré de esperar el tiempo prudente,  porque primero ellas y ellos deben dejar constancia de su trabajo.

 

Y si caen en los mismos errores, las mismas fallas y las mismas omisiones, y sobre todo en ese indiscutible importamadrismo donde cayeron  las y los integrantes de la XIV legislatura, entonces tendré razones y elementos para criticar. Como los tendrá la ciudadanía.

 

Pero, conste, --como lo he hecho siempre-- jamás haré cuestiones personales o particulares, sino que también, los comentarios estarán basados en las opiniones y el desacuerdo que surja del pueblo.

 

Porque al final de cuentas, usted y yo sabemos perfectamente que esa, constituye la opinión más certera, y por tanto, infalible.

 

Cuestión de tiempo.