Noticias de BCS, México y el mundo.

Argucias choyeras - viernes 16 febrero 2018


· “Aprendí que el coraje no era la ausencia del miedo, sino el triunfo sobre él. El valiente no es quien no siente miedo, sino aquel que conquista ese miedo.” Nelson Mandela


Todo un revuelo causó entre la militancia priísta Cabeña la decisión tomada por quien se habría registrado como precandidata a la alcaldía, apenas a finales del mes de enero del año en curso, respaldada desde su inicio por la CROC en pleno (como solo ocurrió ese “espaldarazo” con ciertos y cuales). Fue así que Ana María Avilés desde el martes 12 de los corrientes dijera que no iba más a seguir en el camino que le mostraron y más que una “vereda limpia” resultó un camino lleno de baches y topes.

 

Haciendo recuento, habría que recordar estimado (a) Lector (a), siempre el enemigo del PRI ha sido la CROC, porque históricamente en Baja California Sur (quitando su lado sindical) en la política ha dejado historias marcadas de apoyo a los opositores del tricolor.

 

Sin embargo las condiciones de esta central obrera cambiaron en apariencias porque el líder nacional es Senador de la República por éste Estado; lo que generó una especie de “liderazgo” en medio del vacío de dirigencia con la que contaba el PRI. La lucha fue cruenta porque la pelea por el control de la militancia priísta se libró entre el también Senador, Ricardo Barroso y la Diputada Federal, Esthela Ponce Beltrán.

 

De ese choque de trenes es que ha quedado lo que en la actualidad (y justo ya inmersos en el proceso electoral) se aprecia del PRI: devastación que traerá un cobro de factura importante, en donde lejos de “unidos” trabajar para recuperar posiciones siguen lanzándose puñaladas, metidas de pie, empujones y lo que se acumule.

 

Lo que expresó la precandidata al reconocer su renuncia es que todo se debió a “motivos personales”; lo que no dijo fue la realidad obscura a la que debió enfrentarse: un PRI sin trabajo visible, una militancia que la desconocía en su mayoría, el conocer que nuevamente todos están conscientes de que van a perder; sumado al abandono de la figura que la “apoyaba”, la CROC. Sola en medio del desastre y la guerra que aún sigue entre CTM y la central obrera que le “apadrinara”, lo mejor que pudo hacer fue precisamente renunciar para no ser en su momento una candidata de “relleno”.

 

Ha caracterizado en los priístas en la actualidad en “aparentar” y realmente se han creído que al publicar reunión tras reunión, tomar de protestas de cuanta organización se les ocurra, eso es trabajo que les redituará en votos; los “millennials tricolores” (donde se incluyen hasta quienes son Delegados de dependencias Federales en la entidad) son expertos en sonreír a la cámara del celular y subir las fotos a redes sociales, pero lo que no se ve tras las tomas son los “tiros y jalones”, donde incluso las mujeres priístas se destrozan entre ellas mismas.

 

Ahora tendrán que buscar (como si no tuvieran) quien será la “abanderada” en Los Cabos; según lo que indican es que por estatuto tendrá que ser alguien de militancia comprobada, toda vez que de elegir a una “externa” fácilmente podría ser impugnable, puesto que no es tiempo para la inclusión en candidaturas a quienes no son parte de las filas del tricolor.

 

Nombres, rostros, son muchos; el problema será que a quien designen la acabarán los propios priístas. Es así que la decisión para Gabriela Cisneros, dirigente en la Media Península del PRI, no será fácil (ella misma navega en aguas turbulentas por el enfrentamiento cantado en pasillos de CTM y CROC); pero será cuestión de horas para que se defina quién ocupará el lugar de Ana María.

 

Es así que de nueva cuenta, el PRI se alista para pasar una noche triste, como aquella del 7 de febrero de 1999, ahora tienen “caparazón” y hasta pareciera les gusta esa zona de confort que les da a muchos ganar perdiendo…

 

Refuego

Los miedos de Arturo…no respiren, no se muevan, no opinen…de lo contrario la ira se desata; no confía ni en su sombra, lo traen en otro mundo por tanto mitote, tanto que ni quiere dar entrevistas; si es tanto el miedo que tiene, y sobre todo es tan poco en lo que confía en su gente, pues debería pedir licencia de una vez, sabe que muchos ojos lo vigilan, pero eso, lo está sacando de sus casillas contantemente…

 

Marisela Spíndola una buena carta para ocupar la primer Regiduría del PRI en Los Cabos, lealtad probada, experiencia y trabajo en serio realizado por muchos años. Voz reconocida por muchos sectores, pese a las “tormentas” del tricolor se ha mantenido firme, leal (concepto que no muchas y muchos conocen)…

 

Mauro Domínguez también otra voz para ser considerada, aunque parece lo que menos les gusta en el PRI es que alguien emita una opinión diferente, a veces para llegar a un punto, los caminos pueden ser varios y eso, el empresario local lo sabe y a muchos no les parece…

 

Aún sin definirse quienes serán abanderados en las alcaldías por Morena-PT-PES, se sabe que en el caso de Los Cabos Narciso Agúndez insiste en que Ibarra quede, nada podría sorprender en la “polaca choyera”, aunque las voces indican se quedarán en el Verde…

 

Con todo respeto para Jesús Taylor: “No comparto tu opinión, pero daría la vida por defender tu derecho a expresarla.” Voltaire, aunque la orden del alcalde sea a toda costa callarme y seas el medio; resulta de asombro cuando precisamente en su momento ejerciendo el periodismo viviste el cómo un gobernante hizo que salieras del “aire” en Radiofórmula. Sé que la justicia divina existe y por más que han presionado para callar mi voz, seguiré. Me preocupa sobremanera lo que pudieran insistir en hacer para lograr el objetivo por la voz incómoda que les represento…Bendiciones Taylor…