Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es viernes, 12 de abril de 2024

Realidad de BCS

AgobiaAgobia desesperación al diputado Eduardo Van Wormer ante falta de popularidad en la búsqueda de candidatura. Promueve indefendible encuesta donde increíblemente “arrasa” a todos sus adversarios. Intentar engañar a la sociedad paceña, es definitivamente una pifia, un error que puede tener grandes costos políticos




Uno de los riesgos que se corren en política al no hacer el cálculo adecuado sobre el qué hacer cómo y cuándo, es caer en la desesperación, principalmente cuando el autoengaño hace presa del sujeto que percibe que se le acaba el tiempo para lograr su objetivo.


Algo de esto parece experimentar el diputado Eduardo “Yayo” Van Wormer, uno de los varios aspirantes de Morena a la candidatura a la presidencia municipal de La Paz.


Políticamente inexperto, temeroso, sin el arrojo necesario y con un ego que cada día quedas más en evidencia, el legislador por el sexto distrito local electoral, se muestra sumamente desesperando por lo que ahora ha recurrido a mostrar una supuesta encuesta en donde por supuesto aparece incrédulamente muy por encima de sus principales competidores.


Por supuesto, son pocos los que han caído en este intento de engaño que solo refleja la impotencia de hacer que su propuesta realmente permee en el ánimo de la población.


El joven legislador a pesar de que cuenta con evidente apoyo de sectores de la actual clase política gobernante, no ha sabido capitalizar esta circunstancia que podrían ponerlo por encima del resto de los aspirantes.


Lo curioso es que parece obrar en su contra todos sus esfuerzos hechos hasta ahora por entrar al ánimo de los paceños.


Por supuesto seguramente el cálculo sobre su verdadera popularidad está mal hecho, fuera de foco.

Hay otros actores políticos morenistas que, con mucho menos protagonismo, paradójicamente parecen tener más presencia.


Habría que hacer tal vez una encuesta real, que en efecto refleje las verdaderas condiciones de popularidad de los diversos aspirantes de Morena que pretenden su candidatura a la alcaldía de La Paz.


Pero intentar engañar a la población y en general a los diversos sectores que conforman la sociedad paceña, es definitivamente una pifia, un error que puede tener grandes costos políticos.


Eduardo Van Wormer es jun joven político que puede echar a perder todo su potencial justamente por no dejarse ayudar por alguien con la experiencia que seguramente le sugeriría actuar mayor prudencia.


Correr demasiado rápido, antes de tiempo, es parte precisamente de no medir qué hacer y que evitar según el momento, de acuerdo a la circunstancia.


Veremos si realmente el diputado llega al arrancadero político por la alcaldía de La Paz, que como otras candidaturas, seguramente estará listo para el próximo mes de enero.


Veremos si el bisoño legislador no se le acaba el combustible antes de tiempo.


No por mucho madrugar se amanece más temprano.


Quizás valdría la pena decirle al joven, legislador que intentar engañar a los demás, es una imprudencia que regularmente está fundada en el engaño a sí mismo.


¿No le parece así amable lector?