Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es jueves, 2 de febrero de 2023

Realidad de BCS

A 47 años de la Constitución política de BCS, “ya nunca más un régimen de privilegios al amparo del poder”: Omar Zavala. Autoridades reconocen en el Congreso del Estado los avances y necesidades de la entidad. Todo un reto para políticos y representantes populares comportarse con transparencia y apego a la voluntad popular.




El pasado sábado se conmemoró el 47 aniversario de la Constitución Política de Baja California Sur, ocasión propicia para reflexionar en parte sobre lo que ha sucedido en la entidad, sobre todo, por lo que se espera en el corto y mediano plazo.


El tradicional evento conmemorativo se realizó como siempre en la sala de sesiones del Congreso de la entidad, tuvo como representante del poder ejecutivo al subsecretario general de gobierno Omar Zavala, quien resaltó la política de atención a la comunidad que pretende aplicar la nueva autoridad estatal.


La población otorgó con su voto esa confianza de la que goza la autoridad estatal encabezada por el gobernador Víctor Castro Cosío, por lo que vale la pena detenerse a reflexionar sobre las expresiones vertidas en este evento por Zavala Álvarez.


Se pretende y así lo espera la población, que en efecto, las medidas del gobierno estatal y la aplicación de los recursos se haga con una visión de atención a la comunidad en general y no solo para unos cuantos privilegiados tal como históricamente se ha observado en la media península.


“ya nunca más un régimen de privilegios al amparo del poder”, sentenció el funcionario estatal y agregó que la actual forma de gobierno se suscribe a los principios constitucionales y que se traducen en darle función social a los recursos públicos, “que los presupuestos sirvan a la comunidad y no a los privilegios, es tener gobiernos austeros con racionalidad en el gasto, honradez y transparencia en la aplicación de los presupuestos, no como anteriormente se hacía a espaldas del pueblo”.


Obviamente el reto no será nada sencillo de alcanzarlo pues aún hay quienes se resisten a esta política de cambio definido.


Por ello también será necesario que la comunidad esté al pendiente del desenvolvimiento de los representantes populares de todos los niveles, no solo de los que tienen la oportunidad de desempeñare en alguna posición del gobierno estatal.


Lo mismo debiera aplicar para ayuntamientos y representantes a nivel federal.


Baja California sur a 47 años de elaborada su Constitución Política requiere avanzar hacia la ruta de ser cada día más congruente con lo que la población requiere.


Obviamente esa congruencia entre el decir y el hacer estará evaluada constantemente por una población cada día más informada y politizada que espera obtener la respuesta a las necesidades planteadas durante las campañas del proceso electoral de junio del año pasado.


Por supuesto que líderes políticos y dirigentes de partidos tendrán a querer o no este referente sobre lo que se pretende desde el ejecutivo estatal para realizar su labor y poder capitalizar sus resultados en futuros procesos electorales.


La comunidad ya no soporta posibles simulaciones o discursos que quedan en eso precisamente, solo buenos deseos.


Es evidente que ahora se pretende acompañar con acciones estas pretensiones de hacer de las representaciones populares espacios que reflejen el verdadero sentir de la comunidad y que por supuesto se accione en la resolución de su problemática.


A 47 años de la elaboración de la Constitución Política de la entidad, contamos con un estado fortalecido y sobre todo que pretende ser una verdadera representación de la voluntad popular que tenga la capacidad de resolver las necesidades locales desde una perspectiva en donde todos los sectores sean considerados y no solo unos cuantos como ya sucedió anteriormente alguna vez.

Obviamente esperamos, que en efecto, todos los niveles de gobierno de la media península, sean sumamente congruentes y por supuesto exitosos para responder la comunidad.


Ya veremos si así resultan las cosas.