Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es jueves, 29 de septiembre de 2022

La desagradable e incómoda primera cita de Luis Miguel y Mariah Carey

La primera cita que tuvieron Luis Miguel y Mariah Carey fue bastante desagradable para la cantante estadunidense, pero luego 'El Sol' se reivindicó con un gran regalo.

La desagradable e incómoda primera cita de Luis Miguel y Mariah Carey

‘Luis Miguel, la serie’ nos deja ver más sobre el romance que vivieron ‘El Sol’ y la cantante estadunidense Mariah Carey.

Y aunque muchas personas podrían pensar que una cita romántica con el artista latino del momento sería lo mejor que podría pasar, la realidad es algo distinta. O al menos así lo vivió la cantante nacida en Nueva York.

Eran finales de la década de los noventa y Mariah Carey recién terminaba su matrimonio con el productor musical Tommy Mottola.

En 1998, Mariah decidió ir a pasar unos días de descanso a Aspen, Colorado, donde coincidió, sin saber, con Luis Miguel.

Los representantes de ambos armaron un plan para que se conocieran. Los dos aceptaron y se acordó una cena.

Fue muy simple: le dijeron que una mujer misteriosa quería conocerlo y a mí me dijeron que un hombre minsterioso quería conocerme. Y resultó ser la megaestrella internacional Luis Miguel”, relató Mariah en su libro autobiográfico.

En ‘The meaning of Mariah Carey’ hay un capítulo titulado ‘The Latin Elvis’, donde cuenta cómo fue su noviazgo con el nacionalizado mexicano y sobre la mala experiencia durante su primera cita.

Su primer acercamiento fue desagradabe para ella y la pasó muy mal con Luis Miguel. A ella no le agradó para nada la cantidad de bebidas alcohólicas que tomó ‘El sol’ en esa noche, además de su mala apariencia y un cabello bastante desarreglado.

Mariah la estaba pasando tan mal que decidió pedirle ayuda a su sobrino para que fuera por ella al restaurante y la sacara de tan incómoda cita.

 

¿Qué hizo Luis Miguel para conquistarla?

 

Pero Luis Miguel no se quedó con los brazos cruzados y al día siguiente se disculpó con ella.

Como regalo le mandó un enorme collar de diamantes Bvlgari, el cual ella aceptó gustosa.

Él era un verdadero latin lover. Romántico, espontaneo y extravagante”, narra en su libro.

A partir de ahí continuaron viéndose. Al poco tiempo se hizo público su romance cuando se les vio juntos en Nueva York.

Sin embargo, no hubo un final feliz y su relación terminó a los tres años.