Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es miercoles, 20 de octubre de 2021

Infraestructura social de Los Cabos es poco eficiente y no cumple con la accesibilidad universal

• Un peligro para el peatón y para las personas con discapacidad el moverse por el municipio, señaló el arquitecto del ITES, Luis Julián Rodríguez.

Infraestructura social de Los Cabos es poco eficiente y no cumple con la accesibilidad universal

San José del Cabo, Baja California Sur. En el marco del Día del Arquitecto, el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Los Cabos (ITES) presentó la conferencia “Accesibilidad Universal”, impartida por el arquitecto Luis Julián Rodríguez, en la cual se expuso la falta de una movilidad incluyente en el municipio de Los Cabos, lo que no permite que los peatones y las personas con discapacidad transiten libremente.

La accesibilidad universal es la condición que tienen que cumplir los espacios públicos y privados para que puedan ser utilizados en condiciones de seguridad, comodidad y de manera autónoma por todas las personas.

El arquitecto lamentó que la ciudad sea insegura en cuanto a movilidad, con o sin discapacidades, esto porque incluso en las avenidas principales no existen baquetas.

“Corres el riesgo de que te atropellen, es encomendarse a todos los santos para que no te pase algo, y así es en todas partes de la ciudad. Los espacios públicos, urbanos, son muy inaccesibles, son muy peligrosos”, lamentó el arquitecto del ITES.

El arquitecto Luis Julián Rodríguez lamentó que en la pasada legislatura no se hubiera aprobado la Ley de Movilidad propuesta por el ex gobernador Carlos Mendoza Davis, la cual proponía la definición de “accesibilidad universal”, esto para garantizar a todos los sudcalifornianos una movilidad digna y acorde a sus necesidades.

Incluso propuso la aplicación de una jerarquía de movilidad, en la cual en el nivel superior deben estar los peatones, en segundo lugar los ciclistas, posteriormente los usuarios de transporte público, en el siguiente nivel, de forma descendente, los prestadores del servicio de transporte público, los prestadores de servicio de transporte de carga y por último los usuarios de transporte automotor particular.

“El problema es que no somos conscientes de entender la accesibilidad universal, constantemente vemos rampas en banquetas obstruidas por postes, que no cumplen con las pendientes que deben llevar. A muchos no les interesa y lo hacen sólo por cumplir un requisito, no les interesa saber si la adecuación va a funcionar correctamente”, por lo que las obras públicas y privadas deben prestar mucho más atención en verdaderamente pensar en una accesibilidad universal, no sólo hacer obras por cumplir, pero para ello es necesario un cambio de mentalidad sobre las necesidades de movilidad que enfrente Los Cabos.