Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es jueves, 9 de diciembre de 2021

Continúan negando amparos para que los menores entre 12 y 17 años sin enfermedades se vacunen

·   A pesar de ello la Asociación de Padres de Familia insistirán y los continuarán promoviendo ya que la salud es un derecho.

Continúan negando amparos para que los menores entre 12 y 17 años sin enfermedades se vacunen

San José del Cabo, Baja California Sur-. La Secretaría de Bienestar en Baja California Sur (BCS) informó que han arribado al estado las primeras dosis de la vacuna Pfizer contra el Covid-19 que serán aplicadas a niños de 12 a 17 años con comorbilidades, aunque no han anunciado en qué fechas se aplicarán.


Sin embargo, parece que aún falta mucho para que los menores en ese rango de edad y que no padezcan ninguna enfermedad puedan recibir el biológico, lo que ha motivado a sus padres para interponer amparos para que puedan recibir la vacuna y así regresen completamente a las clases presenciales, pero esta acción no ha tenido buenos resultados confirmó Adriana López Monje, presidenta de la Asociación Regional de Padres de Familia, quien informó que se han rechazado hasta el momento 24 amparos en el municipio.


“Estamos buscando que todos los niños sean vacunados con o sin enfermedad, estamos promoviendo que los padres puedan hacer uso de este recurso, sean vacunados y esté garantizada su salud” dijo la representante de los padres de familia.


La insistencia de que los niños reciban la vacuna es porque todos tienen derecho a la salud y este no puede ser negado por ninguna autoridad.


Recordó que hace unos días un juez federal sentenció a la Secretaría de Salud para que vacunen a todos los niños de 12 a 17 años del país, sin embargo, las autoridades federales respondieron que no tenían ninguna notificación al respecto y que de recibirla primero se valoraría, a lo que López Monje añadió que es una sentencia de un juez que se debe cumplir, por lo que esperan que pronto se logre y los niños cabeños sin enfermedades comienzan a recibir sus vacunas.