Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es jueves, 18 de julio de 2024

‘La construcción del poeta moderno’, cruces literarios entre Octavio Paz y T. S. Eliot

• El volumen, que se presentará el 12 de agosto, muestra las similitudes, logros y contradicciones de estos dos poetas

‘La construcción del poeta moderno’, cruces literarios entre Octavio Paz y T. S. Eliot

CIUDAD DE MÉXICO. Hace falta una lectura fresca y libre de ideas preconcebidas en torno a la poesía de Octavio Paz (1914-1998) y T. S. Eliot (1888-1965), afirma el ensayista de origen canadiense Pedro Serrano. Para ello, es vital que los lectores abandonen las lecturas impuestas por la academia y el viejo concepto del vate profeta, impuesta a ambos creadores, para volver a las voces humanas, tal como lo plantea en La construcción del poeta moderno. T.S. Eliot y Octavio Paz, publicado por la editorial Turner.

El volumen, que se presentará el jueves 12 de agosto en el foro virtual de Librerías Gandhi, aporta un cruce de miradas entre la obra de Paz y Eliot, escritores que nunca se conocieron, pero concibieron al género poético de forma similar y compartieron algunos logros y contradicciones; es un libro que viaja a través de la modernidad literaria y hurga en la obra de ambos autores.

Lo que trato de hacer en este libro es regresar a lo que sucede en los poemas, en los ensayos y desde ahí, en cada caso, hacer surgir de nuevo a los autores para que hagamos una nueva lectura, para que mientras leemos a Eliot veamos con el rabillo del ojo a Paz y viceversa, sin que esto impida alcanzar una lectura fresca en ambos casos”.

Por ejemplo, es necesario quitar a Eliot del ámbito académico y sacar a Paz del ámbito político para llevarlos al espacio poético, donde son más interesantes, detalla Serrano, dejando en claro que ambos creadores son bastante legibles y, hasta cierto punto, guardan ciertas coincidencias.

Paz y Eliot son dos poetas que no pueden ser comparados de forma simétrica, abunda Serrano, porque fueron de distintas generaciones, escribieron en lenguas diferentes y sus influencias no fueron las mismas, ni tampoco sus posiciones políticas. Sin embargo, ambos tuvieron una trayectoria cultural fuerte que marcó su paso desde el principio.

Además, fueron escritores que supieron acercarse a figuras literarias que los protegieron. “En el caso de Paz, con Carlos Pellicer, Jorge Cuesta y Xavier Villaurrutia; y Eliot con Bertrand Russell, cuando llegó a Inglaterra y empezó a hacer su carrera, y luego con Ezra Pound”, es decir, Eliot estableció amistad tanto con el grupo de Bloomsbury como el de los Imaginistas.

Ambos creadores tuvieron una habilidad social para acercarse a quienes los ayudaron, pero no quiero decir que esa capacidad los hiciera poetas, sino que los ayudó y encauzó por el camino que recorrieron”, explica.

Aunado a esto, Eliot y Paz hicieron revistas muy valiosas. “Creo que la revista más notable que hizo Paz fue Plural, y Eliot dirigió la revista The Criterion, que fue muy interesante en los años 20, hasta llegar a ser director de Faber & Faber, la editorial más importante de poesía en Inglaterra.

Al mismo tiempo, y eso es el otro lado que trabajo, los dos escribieron ensayos y los utilizaron para avanzar sus ideas con estrategias distintas, pero buscaron, y eso es algo que propongo en estos ensayos, proteger lo que están exponiendo en sus poemas. Así que los ensayos se convirtieron en estructuras de protección para estos individuos que se dedicaron a la escritura de poesía”.

Otra coincidencia entre Paz y Eliot fue la relación complicada que tuvieron con sus primeras esposas, quienes tuvieron mucha afición por la danza. “Es otra coincidencia fascinante. Los dos se casan con mujeres muy activas e inteligentes –Elena Garro y Vivienne Eliot–, en una época de transición y desfases”, situación que para ambas parejas fue difícil de conciliar y los llevó a una crisis insostenible.

Por último, Serrano detalla que un capítulo clave en este libro es el quinto, que se concentra en los cruces entre Paz, Eliot y Ramón López Velarde.

Los primeros cuatro capítulos están dedicados a Eliot y los cuatro restantes a Paz, pero el quinto apartado es un capítulo bisagra que habla de la entrada de Eliot a México, pues creo que él tuvo más influencia en México que en Paz. Por supuesto, Paz lo publica y trata de imitarlo en algunos poemas, pero lo que a mí me pareció muy interesante y lo que trato de ver en ese capítulo es la recepción de Eliot y cómo se ubica frente a la huella de López Velarde”, concluye.