Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es martes, 27 de julio de 2021

Valor sostenible, indispensable para el futuro social, ambiental y económico

• A raíz de la pandemia por covid-19, la fragilidad de las empresas se han expuesto desigualdades sociales y económicas, aseguró Gustavo Méndez, Socio líder de la industria de Servicios Financieros, Deloitte Spanish Latin America

Valor sostenible, indispensable para el futuro social, ambiental y económico

CIUDAD DE MÉXICO..-“Lo que no se mide no se puede gestionar, y lo que no se gestiona difícilmente cambiará para mejorar”, bajo esta premisa, Gustavo Méndez, Socio líder de la industria de Servicios Financieros, Deloitte Spanish Latin America, alienta a las empresas a construir una mejor sociedad.

El Stakeholder capitalism es un concepto impulsado por el Foro Económico Mundial desde hace más de medio siglo y se ha retomado en 2020, éste responde a la idea de huir de la perspectiva de tomar en consideración únicamente los intereses del accionista para incorporar también las inquietudes de otros públicos como los empleados, los clientes, los proveedores, las comunidades.

El momento global que se vive actualmente con lo pandemia ha hecho más evidente la necesidad de moverse hacia este compromiso:  construir una mejor sociedad, en la cual, las compañías asuman que el valor a largo plazo se crea cuando se sirven los intereses de todos los participantes y no sólo de algunos son servidos de manera adecuada.

En entrevista, Gustavo Méndez, Socio líder de la industria de Servicios Financieros, Deloitte Spanish Latin America, destacó: “Nuestro tiempo muestra un deterioro continúo en las condiciones climáticas, la pandemia ha expuesto la fragilidad de las compañías de suministro, las desigualdades sociales y el poco acceso a oportunidades económicas. La única manera de cambiarlo de manera efectiva es movilizando a los sectores de gobierno, empresarial y la sociedad civil para trabajar juntos con una meta común: crear valor sostenible, a la vez que se tienen ganancias para los negocios, así como resultados positivos para la economía, la sociedad y el planeta”.

Para lograr este equilibrio, Mendez considera que, desde el punto de vista de las compañías, debe haber un claro entendimiento de qué se busca y generar una estrategia que les permita articular una visión, pero sobre todo, crear las actividades clave para ejecutarla.  Es ahí donde la medición ayuda a monitorear la ejecución, para que los desvíos se corrijan a tiempo, se detecten riesgos que se eviten o mitiguen, y por supuesto se identifiquen oportunidades que mejoren los resultados esperados.

¿Qué medir en la creación del valor sostenible?

Tomando en cuenta los 19 principios de SGD (Sustainable Development Goals) desarrollados por la ONU, lo que propone el WEF y su equipo es tener los siguientes cuatro grupos: Principios de gobernanza, planeta, gente, y prosperidad.

Gobernanza

Gustavo Méndez resaltó que lo importante es medir el sentido de propósito de la organización y cómo ésta ayuda a los temas económicos, ambientales y sociales, a la vez que crea valor para sus accionistas: “ Es importante que sea buena la calidad de su cuerpo de gobierno y su experiencia, no sólo en tópicos de negocio, sino también sociales y ambientales, que exista representación de género y minorías. Cómo el consejo se compromete con los diferentes participantes de la sociedad y los tópicos que son relevantes para éstos. Hay que poner especial atención en el comportamiento ético, cómo es el entrenamiento y cómo se crea un mejor ambiente y cultura, más allá del manual de ética. Habrá que medir qué tan bien se identifican los riesgos y oportunidades específicos de la compañía, incluyendo la protección de los datos además de los temas ambientales, económicos y sociales”.

Cuidado del Planeta

Para ayudar al medio ambiente hay algunas prácticas que se pueden considerar como vitales: medir en el tema de cambio climático los gases producidos que son relevantes para el efecto invernadero. Registrar cuánto espacio es ocupado dentro o de manera adyacente a áreas protegidas o de biodiversidad. Reportar la cantidad de agua consumida en el proceso de negocio en lugares con alto estrés en la disponibilidad del agua, incluyendo toda la cadena de valor.

Bienestar de su gente

Medir diversidad e inclusión, paga igualitaria, medición del salario como razón de compensación inicial contra el salario mínimo y compensación del CEO, comparado contra la mediana de la compensación de los empleados, es importante para generar un ambiente de equidad. También es importante medir la salud y el bienestar con estadísticas como fatalidades en el trabajo, lesiones, medir el acceso a servicios médicos y de salud. Habilidades para el futuro, medidas como horas de entrenamiento,  calidad y alcance de los programas.

Prosperidad para todos

Es importante tener en consideración la generación de empleo y riqueza, medir el número de empleados en entradas y salidas por sus grupos de edad, género y otros indicadores de diversidad e inclusión. El socio destaca que también es importante poner especial atención en la  contribución económica y su valor en ingresos, costos operativos, salarios y beneficios a empleados, pagos a acciones, pagos al gobierno, y la inversión realizada en la comunidad.

Aunque actualmente no existe como tal un estándar de medición para estos principios -ni obligación de hacerlo-, el especialista considera que es un buen principio para que las compañías se preparen, ya que seguramente en un futuro cercano habrá una regulación que las obligue. También comentó que más que un tema de cumplimiento debe ser un verdadero propósito de la compañía el generar valor sostenible en el largo plazo, y para ello la medición es una parte clave en la gestión y alcance de los objetivos que se propongan.

“En la teoría económica de Malthus del siglo XVIII previa una escasez tal por la población creciente de manera geométrica y los alimentos creciendo de manera lineal, en los años subsecuentes la revolución industrial y los métodos de producción nos han permitido solventar el problema, pero a cambio se han generado otros desequilibrios de clima, sociales y económicos. Estoy seguro que también los resolveremos, pero tenemos que cambiar ya, no se lo dejemos a las siguientes generaciones”, concluyó.