Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es domingo, 7 de marzo de 2021

El turismo de bodas en Los Cabos no se detiene ni con la pandemia

Las bodas continúan haciéndose, pero bajo conceptos diferentes, en los que se prioriza la sana distancia.

El turismo de bodas en Los Cabos no se detiene ni con la pandemia

San José del Cabo, Baja California Sur. Durante 2020 la afectación a la industria de bodas y eventos ha sido por demás representativa por la contingencia provocada por el Covid-19, sobre todo para el turismo de romance.


El turismo de romance abarca no solamente bodas destino, sino también entregas de anillo, lunas de miel, despedidas de soltera o soltero, aniversarios de novios y casados, renovación de votos, último viaje antes del nacimiento del bebé, segundas nupcias o viaje con la familia, de acuerdo con la Secretaría de Turismo (Sectur), representando el 23 por ciento del turismo a nivel mundial, siendo México de los países preferidos para la celebración de una boda.


Para Los Cabos el turismo de romance representó el 6 por ciento del total de llegadas de 2019, situación que cambió drásticamente con el Covid-19, pero que poco a poco se ha ido recuperando.


El Fideicomiso de Turismo de Los Cabos (Fiturca) afirmó que la industria de romance no se detuvo, sin embargo, se le hicieron varios ajustes por temas de aforos permitidos y protocolos de seguridad.


“Las bodas no se han detenido, solamente se han hecho más pequeñas. En algunas bodas se está ofreciendo un protocolo puntal de todos los asistentes, por ejemplo, en algunos casos pasan por una prueba de antígeno previo antes de la boda y al final”, explicó el director de Fiturca, Rodrigo Esponda Cascajares.


La tendencia en la forma de hacer las bodas es lo que ha cambiado. Las bodas ahora son pequeñas, con la gente más cercana, porque sólo así les permiten operar. Las reuniones no tienen que superar las 100 personas y los espacios deben ser hasta cuatro veces más grandes que la cantidad de invitados para garantizar la sana distancia.


Es así como se espera que 2021 continúe con la tendencia en las bodas y se llegue a tener una recuperación, si bien no igual a la de años pasados, al menos sí mejor que en 2020.