Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es miercoles, 8 de diciembre de 2021

Realidad de BCS

• Dudosa participación de “siervos de nación” en campaña de vacunación anti Covi-19. • Su labor será más política que sanitaria con miras a elecciones del 2021. • Complicado escenario electoral ante la prácticamente nula unidad morenista en BCS.


 

La estrategia de nombrar “coordinadores “estatales de la vacunación contra Covid-19 deja bien en claro que la campaña de inmunización contra esta enfermedad, es definitivamente una manera de impactar en el clima electoral de nuestro país.

 

Nadie soporta la idea de que primero se vacunen los llamados “servidores de la nación” que están integrados en las brigadas de vacunación, antes que los médicos que enfrentan en la primera línea esta pandemia.

 

Además de que los médicos del servicio público, aún no tienen ni la mínima esperanza de obtener esta vacuna, es totalmente inaceptable que representantes del gobierno federal que en la práctica no tienen nada que ver con la aplicación de esta vacuna, tengan preferencia.

 

Desesperación y la angustia por motivar la mayoría de los votos de la ciudadanía en las diversas entidades del país en las próximas elecciones de junio de este año, muestran cada día más que los morenistas en general se están montando en esta campaña para afinar los padrones de ciudadanos con fines electorales, lo que genera una enorme duda sobre esta actividad.

 

Lejos ha quedado ya el prestigio que en su momento tuvo México, como uno de los países ejemplo en el mundo por su sistema de vacunación, hoy es una verdadera decepción.

 

¿qué tienen que hacer representantes de los programas de Bienestar en las jornadas de vacunación?

 

Para términos prácticos simple y sencillamente nada.

 

Su labor es definitivamente más política que sanitaria.

 

Estas dudas sobre la participación de funcionarios del gobierno federal en la vacunación de la población, se suma a las fuertes divisiones que ya registra en la entidad Morena.

 

A menos de dos semanas de que concluya el actual periodo de precampañas Morena se encuentra sumido en una enorme división en la que su dirigente estatal Alberto Rentería, simple y sencillamente no tiene ni la capacidad política ni moral para suplicar la unidad partidista.

 

En general la propuesta morenista en la entidad se perfila a realizar una actividad proselitista donde la fractura está más que latente.

 

Aún no queda bien en claro quiénes serán finalmente los aspirantes a las diversas candidaturas a las alcaldías, así como diputaciones locales y federales, mientras que la unidad aún está lejana de alcanzar.

 

Así que la evidente división interna de Morena, conjugada con la enorme decepción provocada por el gobierno que encabeza el presidente López Obrador, así como las dudas que se registran ahora con el fabuloso plan de vacunación y sus brigadas, pone en condiciones muy complicadas a los morenistas en general.

 

Pretender tomar la campaña de vacunación como plataforma para impulsar el voto de Morena, será definitivamente una medida que tendrá el efecto contrario, pues nadie aceptará que el derecho que se tiene a la protección sanitaria de las autoridades se utilice como moneda de cambio por un voto pro morenistas.

 

Por supuesto actuar de esta forma es una manera muy clara de observar que en partido de la “regeneración nacional”, como en el gobierno federal no existe ningún escrúpulo con tal de obtener la mayoría de votos, principalmente de las diputaciones federales que estarán en juego.

Obviamente el tema ya está visibilizado y será muy complicado maquillarlo al punto de que la población no advierta que entre los coordinadores de vacunación y los brigadistas llamados “siervos de la nación”, hay gato encerrado.

 

Que se pretenda trampear a la comunidad quizás no sea tan lamentable como la forma burda de hacerlo.

 

Ya veremos qué sucede.