Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es viernes, 3 de diciembre de 2021

Realidad de BCS

• Contraproducente resultó la maniobra de retirar los derechos partidistas a la alcaldesa de Los Cabos Armida Castro por un burdo fuego “amigo”, que culminó con la suma solidaria del alcalde de la Paz Rubén Muñoz • La nueva presidencia de Morena que encabezará el desesperado Alberto Rentería podría ser impugnada • Insiste Mario Delgado, representado en BCS por Ramiro Ruíz, en que será el nuevo presidente del CEN morenista


Mientras que el proceso electoral federal avanza en la entidad, Morena está sumido cada día más en un remolino de divisiones y confrontaciones internas que auguran consecuencias nada positivas para sus militantes y aspirantes a los diversos puestos de elección popular.

 

La calculada maniobra de retirar los derechos partidistas a la alcaldesa de Los Cabos Armida Castro por un burdo fuego “amigo”, que culminó el pasado sábado con la suma solidaria a su causa del alcalde de la Paz Rubén Muñoz, ha resultado muy contraproducente para quienes quizás calcularon que la acción debilitaría la actividad política de la presidenta municipal de Los Cabos, sin lugar a duda una de las mujeres más destacadas al interior de Morena.

 

Por el contrario, el mansaje de combatividad política enviado a la sociedad y sobre todo a sus propios compañeros de partido, de Armida Castro y Rubén Muñoz, fricciona aún más a los grupos que respaldan las respectivas propuestas de quienes aspiran a la candidatura al gobierno de Baja California Sur.

 

Al mismo tiempo de manera desesperada y sorpresiva, los consejeros estatales morenistas controlados por Alberto Rentería, autorizaron de una manera muy cuestionable que el también dirigente del sindicato de trabajadores gastronómicos, regresar a la presidencia estatal de este partido, esto a pesar de que existe una instrucción concreta por oficio de la actual dirigencia nacional de evitar este tipo de movimientos hasta que no se decida la nueva presidencia nacional.

 

Obviamente es muy factible que este nuevo periodo de Rentería Santana en la dirigencia de Morena, sea impugnado precisamente por estar viciada de nulidad y por obedecer básicamente a los tiempos electorales y como reacción a la medida tomada por los alcaldes de los ayuntamientos más grandes e influyentes en todos los sentidos en la media península.

 

Por su parte el PT trata de condicionar su suma a la alianza con Morena al ponderar la figura del desacreditado diputado federal Alfredo Porras para condicionar su apoyo al aún delegado de la Secretaría de Bienestar Víctor Castro y quien a partir del día 31 de este mes, dejará de formar parte de la nómina del gobierno federal precisamente para disputar abiertamente la candidatura de su partido al gobierno estatal.

 

Por supuesto nadie puede perder de vista que todo estos sucede en la entidad con el partido en el poder federal, que encabeza tres de las cinco alcaldías de la media península y cuando existe una férrea lucha por la dirigencia nacional donde Mario Delgado, cuya representación estatal está encabezada por el diputado Ramiro Ruiz, se enfrenta en una tercera encuesta con Porfirio Muñoz Ledo.

 

De los resultados de este proceso, seguramente habrá repercusiones con los morenistas sudcalifornianos que no esperaron que se resolviera el tema de la dirigencia nacional pues a partir de esta situación habrá que observar cómo se desenvuelven el mismo Ramiro Ruíz y Alejandro Lage quienes también se han mencionado como aspirantes a figurar en la lista por la candidatura morenista a la gubernatura.

 

Está claro que hay tres grandes rutas que tendrá que recorrer el Morena de hoy, la definición de la dirigencia nacional super conflictuada, la ratificación o impugnación de la desesperada llegada de Alberto Rentería a la presidencia estatal del organismo y por supuesto la nominación de las diversas candidaturas, principalmente la de la gubernatura.

 

El calendario electoral definitivamente marca una aceleración en la toma de decisiones de cada partido, por lo que antes de concluir este mes se espera conocer los nombres de quienes serán los abanderados de los principales organismos políticos.

 

Veremos cómo termina esta competencia política morenista que parece más una contienda pugilista donde el que tenga más aguante y resistencia puede llegar al final de la carrera, misma que registra un verdadero desgaste interno que quedará marcado en la historia de este convulsionado partido.