Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es sábado, 27 de febrero de 2021

Realidad de BCS

• Como para celebrar 46 años de ser entidad federativa, el gobierno de AMLO ordena desaparecer el FONDEN • ¿Y así salir a la calle y decir que los diputados federales de Morena son la mejor opción? • La disposición presidencial se aplica en plena temporada de huracanes que concluye hasta el 30 de noviembre


Justo cuando Baja California Sur y Quintana Roo celebraron este 08 de octubre apenas 46 años de haberse constituidos como entidades federativas, los diputados federales le siguieron el juego al sagaz presidente de nuestro país, y aprobaron la desaparición de 109 fideicomisos entre los que se encuentra el Fondo Nacional Para Desastres Naturales (Fonden). Vaya manera de decirle a los habitantes de estas regiones que al gobierno federal le importa un carajo el destino de estos mexicanos.

 

Estas zonas del país, que apenas ayer celebraron ser los últimos territorios en haberse sumado a la federación, son los más afectados en cada temporada ciclónica. Precisamente en las últimas horas, la península de Yucatán y Quintana Roo, han sido fuertemente afectadas por el huracán Delta.

 

Casi como una celebración por este lamentable fenómeno natural, la insensible presidencia de Andrés Manuel López Obrador y en su afán por controlar la mayor cantidad de dinero de manera directa, simple y sencillamente ordenó a sus entregados diputados federales y senadores que se cancelaran estos recursos que en total suman 109 fideicomisos.

 

Bajo la promesa de que cuando se necesiten (y se digne el mandatario nacional) estos recursos serán aplicados de manera supuestamente transparente.

 

Por supuesto que luego de los ya conocidos y resonados casos de manejo poco claro del recurso federal de la actual administración federal, la duda surge de inmediato, precisamente porque no se ha predicado con el ejemplo aquello de hacer una administración transparente y efectiva y sobre todo honesta. (los ejemplos están en el IMSS, la CFE, PEMEX y hasta en el llamado Instituto Para Devolverle al Pueblo lo Robado).

 

Baja California Sur que este jueves celebró su conversión de territorio a Estado con una sesión solemne en el Congreso legislativo local, es una de las regiones más afectadas históricamente prácticamente cada año por huracanes y tormentas que han requerido precisamente de la aplicación de este fondo ahora desaparecido.

 

Desde hoy ya no habrá ese recurso y la promesa es que si el presidente López Obrador así lo considera, pues enviará el dinero necesario para atender a la población.

 

El problema es que si no existe un fondo de reserva presupuestado para este tipo de fenómenos, el riesgo es que el recurso se utilice para otros rubros y que al momento de requerirse este dinero, ya no se cuente en las arcas de la federación.

 

Obviamente a los legisladores federales de Morena y sus aliados les importó muy poco encontrarse ya inmersos en un proceso electoral federal y a pesar del costo político que esta medida puede tener, simplemente cerraron sus ojos y taparon sus oídos y sencillamente dócilmente levantaron su mano para votar a favor. 

 

Obviamente los morenistas están confiando seguramente en que la población los seguirá apoyando con su respectivo voto en las elecciones del próximo 06 de junio del 2021.

 

Sin embargo será muy complicado salir a la calle a decir que son la mejor opción, sobre todo aquí en la entidad donde esta medida de desaparecer el FONDEN, se ha observado como una medida muy negativa por parte del gobierno federal morenista y por supuesto para sus representantes en la localidad que tendrán el grave dilema de socializar esta decisión y al mismo tiempo solicitar el voto ciudadano.

 

Vale decir que la temporada de huracanes concluye formalmente hasta el 30 de noviembre por lo que esperamos que no se registre un fenómeno natural de estas características que ponga a prueba la necia medida de desaparecer el Fondo Nacional de Desastres Naturales.

 

Ya veremos cómo repercute en el ánimo de la población y los morenistas en general esta acción gubernamental que se suma a la serie de pifias y ocurrencias de un presidente de México que está ávido por acrecentar las arcas de dinero en el que está sentado y del que sólo se dispondrá si su voluntad presidencial se manifiesta en ese sentido.

 

Hacia dónde vamos con un gobierno federal que bajo el pretexto de defender a la ciudadanía ya la economía ha caído casi 20 puntos, la inseguridad todos los días rompe records nacionales y una pandemia que amenaza ya con llegar a los 85 mil muertos por Covid-19.

 

Ahora ya no habrá un fondo que le brinde certeza a las entidades por si se presenta un huracán o un terremoto y apenas van dos años de gobierno.

 

Habrá que hacer el esfuerzo de visualizar que López Obrador ya no tenga ocurrencias de esta naturaleza antes de que se agudicen y se agraven los resultados negativos registrados hasta ahora con Morena en el poder federal.

 

¡Vaya manera de celebrar un año más de ser parte del pacto federal!