Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es viernes, 5 de marzo de 2021

Realidad de BCS

• Se cumplen cinco años de buen gobierno que posicionan a Carlos Mendoza entre los mejores gobernadores del país. • Disciplina financiera, control del gasto y atención ciudadana parte de las claves de la actual administración estatal. • Se arriba al penúltimo año con retos sanitarios, económicos y por supuesto electorales.


La administración estatal que encabeza Carlos Mendoza Davis, cumplió este 10 de septiembre su quinto año, tiempo durante el cual los resultados obtenidos hasta ahora son considerados por evaluaciones y mediciones recientes como positivos. De hecho, el mandatario estatal es calificado actualmente como uno de los cinco mejores gobernadores del país.

Definitivamente para ello se ha requerido de aplicar una política de disciplina financiera y control del gasto, con una administración de recurso estricta en su aplicación para hacer así una administración estatal acorde a las necesidades de los sudcalifornianos.

Por supuesto, es evidente que la tarea no ha sido sencilla y menos durante este 2020 que desde marzo enfrenta las adversidades generadas en lo sanitario y económico una pandemia que hasta ahora, no tiene claro para cuándo dejará en condiciones de normalidad las actividades de nuestra entidad.

Se cumple, sin lugar a duda, el quinto año cargado de doce meses que serán históricos, verdaderamente inolvidables precisamente porque todas las áreas de gobierno estatal se han puesto a prueba para sacar adelante la tarea de coordinación interinstitucional, evitar al máximo los contagios y muerte por Covid-19 de nuestros conciudadanos y reactivar al mismo tiempo la economía local.

Por fortuna, así como en otros rubros, también en esta materia de prevención y de lucha contra la pandemia, se han obtenido resultados adecuados por lo que Baja California Sur, se encuentra entre las mejores entidades en el manejo de esta complicada situación.

Ello ha permitido mejorar el semáforo sanitario y abrir poco a poco las actividades precisamente para evitar el colapso de la economía y de una población que claramente confía en las acciones de sus autoridades estatales.

En este espacio en muchas ocasiones insistimos en estar más atentos a las disposiciones de las autoridades estatales respecto a la pandemia y las medidas preventivas, justamente porque los mensajes en esta materia enviados por el gobierno federal siempre han estado cargados de mucha ambigüedad.

Así que Carlos Mendoza llega a su quinto año de gobierno con un equipo que ha tenido la disciplina de ofrecer resultados que hoy mantienen a la media península con números negros en el crecimiento económico, mejores condiciones de vida y sobre todo de una seguridad pública reconocida también a nivel nacional.

Obviamente esta celebración se conjuga de manera natural con un proceso electoral que estará enfocado precisamente en la sucesión de la gubernatura por lo que para quien resulte electo no será nada fácil mantener el nivel de respuesta de la actual administración estatal emanada del Partido Acción Nacional.

El pasado lunes se inició legalmente el proceso electoral con miras a las elecciones del 06 de junio del año que entra y con ello a querer o no, la preparación no solo de los órganos electorales sino de los partidos políticos y por supuesto de quienes consideran tener suficiente aceptación social como para aspirar al cargo de mayor jerarquía política en la entidad.

Es obvio que el gobernador Carlos Mendoza seguramente ya vislumbra la condición político-electoral que se presenta en la entidad y en donde definitivamente los resultados de su administración pueden impactar en el ánimo de la sociedad previo a las próximas elecciones.

Por fortuna para su administración y por supuesto para la media península, los números le favorecen, lo que podría ser una ventaja capitalizable por el PAN que tendrá que pasar por el complicado proceso de decidir quién será su candidato a la gubernatura.

Mendoza Davis llega a un quinto año de gobierno con la satisfacción de cumplir con las expectativas de una población que ha reflejado justamente eso en cada evaluación, encuesta o sondeos realizados recientemente.

Por supuesto se espera que se mantenga ese ánimo en lo que resta de la actual administración porque de ello dependerá que el cambio de gobierno sea terso y sin mayores consecuencias, precisamente como esas mismas mediciones lo han proyectado ya desde ahora.

Desde luego que luego de cinco años de gobierno, debe haber temas que aún faltan por atender pero el balance en general definitivamente es positivo.

¿No le parece así amable lector?