Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es viernes, 18 de septiembre de 2020

Realidad de BCS

• Equipo de Víctor Castro enciende luces ambar ante la posibilidad de dejar trunca carrera por candidatura de Morena a la gubernatura • Rezongar contra medios que difunden encuestas desfavorables es uno de los errores más notables del delegado de “Bienestar” • El caleidoscópico grupo de puchistas han fracasado en su estrategia por impulsar a su cansado y agotado jefe político


 

Los últimos diez días han resultado de los más difíciles de digerir para el delegado de la Secretaría de “Bienestar” Víctor Castro Cosío, quien además de experimentar los lamentables efectos de ser infectado por el Coronavirus, ha tenido que aceptar que las recientes encuestas demuestran que su lucha al interior de Morena no será nada sencilla para alcanzar la candidatura a la gubernatura.

 

Por supuesto para desgracia del accidentado proyecto de Castro Cosío, no son solo las encuestas y el lamentable padecimiento del Coronavirus, del que por supuesto esperamos lo supere sin mayores consecuencias, sino que además está claro que su estrategia de acercamiento a la población ya no le resultó.

 

Más allá de reconocer que algunos de los integrantes de su equipo no gozan de cabal “salud política”, el funcionario federal seguramente sintió un vacío en el estómago cuando algunos torpes acomedidos, le hicieron hasta un video que más que reconocimiento a su supuesta lucha social, parecía una despedida final, una anticipada marcha fúnebre de muy mal gusto.

 

Ello indica lo precario que es el equipo del también conocido como “El puchas”, en el tema de la difusión de su proyecto y por supuesto de la defensa mediática de una propuesta que amenaza con extinguirse antes de tiempo.

 

Tal como su jefe el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador a Castro Cosío le causan escozor aquellos medios que se atreven a decirle su verdad y señalarle que en política literalmente nada está garantizado y menos cuando surgen competidores que pueden darte la batalla.

 

Castro Cosío al igual que Morena pasan por un momento complicado en el que la toma de decisiones primero tendrá que superar el fantasma de la división y la enorme dificultad de tener una dirigencia acéfala llena de presuntas irregularidades y de un manejo muy oscuro de los recursos económicos que estuvieron a cargo del hoy ausente Alberto Rentería Santana quien literalmente tiró la toalla de la presidencia morenista estatal.

 

Al ex considerado como “superdelegado” le fue arrebatado su calificativo de “super” y ahora tendrá que sacar fuerza y estrategia quién sabe de dónde para superar lo supuestamente alcanzado hasta ahora si pretende efectivamente obtener la principal candidatura de su partido.

 

El equipo ya no da más y menos si el mismo Castro Cosío supone que no es necesario hacer más.

 

Avejentado, con aspecto cansado, agobiado y a paso lento el representante de AMLO en la entidad está ante la disyuntiva de cuidar su salud física y de hacer ajustes dolorosos, pero quizás necesarios, para que su escaso grupo de colaboradores cercanos, rompan con su obsoleta manera de “hacer política”.

 

Esos viejos métodos ya no resultaron a este grupo de morenistas caleidoscópicos en donde hay de chile, dulce y de manteca, cubiertos por un manto de oportunismo que ya empieza a resultarles desesperante ante las recientes mediciones que traen más que nervioso y agobiado a Castro Cosío.

 

Hay dos situaciones que es muy posible que se registren en Morena:

 

La primera, es que la decisión por las candidaturas se lleve a cabo en base a mediciones mediante encuestadoras que contratará la dirigencia nacional.

 

La segunda, que es muy probable que ante la ausencia del presidente del comité estatal morenista, el CEN de este partido envíe a un delegado especial que sería el árbitro de esas decisiones que se tomen a través de las referidas encuestas.

 

Y en ese sentido Castro Cosío y su gente no traen, según las recientes mediciones, los números que esperaban.

 

Aunque para el proyecto de Castro Cosío y sus seguidores la estrategia de rezongar por lo que publican en su contra los medios de comunicación o por difundir encuestas que no les favorecen, seguramente será la menos indicada a seguir.

 

El proyecto del delegado de “Bienestar” en la entidad se cansa a pocos meses de iniciar formalmente el proceso electoral y enciende las luces ambar de una carrera por la candidatura al gobierno estatal que puede quedar trunca.

 

¿No le parece así amable lector?

 

Ya veremos qué sucede.