Noticias de BCS, México y el mundo.

Lo derecho es lo decente - jueves 25 junio 2020


• Los retos del COVID

Muy buenos días estimable lector gracias, muchas gracias por continuar prefiriendo este su Diario El Independiente.

 

Inicio esta columna comentando a Usted; por el contagio del COVID-19, es importante que el Gobierno Federal impulse una nueva etapa para el desarrollo del País, es el momento que se genere un crecimiento nacional con estabilidad, con mayor justicia social, que nos de firmeza en nuestra economía y que nos permita a todos ir avanzando hacia una sociedad de bienestar que necesitamos lograr. Todos sabemos que hoy más que nunca, por las circunstancias que vive México, estamos como nación, urgidos de llegar a acuerdos importantes; acuerdos que nos permitan estabilidad para poder reencontrar el camino con calidad de vida para la sociedad, y que permita a la gente vivir mucho mejor.

 

El País está exigiendo cambiar actitudes, tener nuevas formas de entendimiento, avanzar con una mayor congruencia hacia el futuro, buscar con claridad la construcción de los acuerdos, pero también el cumplimiento de estos acuerdos a favor del País, para que podamos garantizar en este periodo de la pandemia el crecimiento de México. El pueblo mexicano considera muy importante que hoy el Gobierno Federal tenga un encuentro que permita crear nuevas acciones, nuevos entendimientos, una mayor vinculación con el sector empresarial mexicano. Admitir que tiene que estar más cerca de los planteamientos de los Empresarios que están haciendo precisamente en torno al desarrollo y del crecimiento que regionalmente necesita el País.

 

En la actualidad hay que tener una nueva actitud ante los retos que está viviendo el País y esta nueva actitud implica inclusión, reconocimiento de lo que cada quien pueda aportar para el desarrollo Nacional. Se requiere incorporar al empresario, al trabajador y al sector industrial, para que puedan darle a nuestro País esa flexibilidad económica que está demandando la nueva circunstancia del COVID-19. Estamos ciertos que para avanzar en la solución de los grandes problemas que está generando el Coronavirus-19, nada ayuda a generar un clima de enfrentamiento de encono, de violencia, de descalificación, de desencuentros, de litigios en los medios de comunicación; sino un proyecto conformado con todos los actores políticos sociedad y gobierno que puedan compartir los mexicanos para impulsar la nueva era de crecimiento que el País está reclamando para el bienestar de nuestros hermanos mexicanos más desprotegidos.

 

Bajo este contexto necesitamos vivir en un País seguro, garantizar tener la oportunidad de que este fortalecido el Estado de Derecho para que se respete esa certidumbre que la gente necesita para realizar inversiones, para impulsar el crecimiento y garantizar el desarrollo Nacional. Cada fin de semana los empresarios nacionales siguen tronándose los dedos de las manos para ver que pagan primero, si las deudas con el banco, o las cuotas del seguro social, o si a los proveedores de los insumos que requieren sus empresas para continuar generando empleo o bien cubrir los salarios de la nómina, lo cual no genera una economía estable para la mayoría de los mexicanos y menos mejorar su calidad de vida. En plática sostenida con varios empresarios se manifiestan en competir, pero quieren competir con las reglas claras y con los apoyos que el Gobierno Federal les otorgue, porque solo así existirá certidumbre en la inversión.

 

Concluyo; derivado del COVID-19, necesitamos lograr que el gasto de la gente sea suficiente para reactivar un mercado interno, que hoy está sumamente deprimido, que no tiene capacidad de consumo, la población y los esfuerzos de los empresarios nacionales y locales no ven gratificados porque el mercado interno se nos ha caído y con ello se ha regenerado una mayor debilidad en el crecimiento Nacional. Es el momento de impulsar a la pequeña, a la mediana empresa, ya que es el enorme reto al que se enfrentara el futuro de nuestra población, porque representa por lo menos el 50% del Producto Interno Bruto Nacional para generar empleos.