Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es martes, 17 de mayo de 2022

Condiciones de cuarentena pueden tener efectos emocionales en la niñez: psicóloga

Lo primero que advirtió la psicóloga sudcaliforniana con especialidad en niñas, niños y adolescentes, es que en existe una tendencia general de los adultos a ignorar el bienestar emocional de las personas cuando son niñas y niños

Condiciones de cuarentena pueden tener efectos emocionales en la niñez: psicóloga

La Paz, Baja California Sur.- Mientras tendemos a pasar por alto el bienestar emocional de la niñez, es importante reconocer que la cuarentena también les afecta a ellos, preguntaos a una especialista sobre los efectos y las conductas de riesgo que pueden mostrar los niños ante el distanciamiento social autoimpuesto por la epidemia de COVID-19. 


Lo primero que advirtió la psicóloga sudcaliforniana con especialidad en niñas, niños y adolescentes, Dulce Anyra Alida Cota Salazar es que en existe una tendencia general a ignorar el bienestar emocional de las personas cuando son niñas. 


“Es muy común que las emociones en general de estos grupos, son invalidadas los adultos casi siempre nos centramos en nosotros, en qué está pasando con nosotros, pero se nos olvidan los niños y las niñas o a veces les exigimos a ellos lograr un control o un manejo de sus emociones que para nosotros también es difícil” comenzó. 


La psicóloga apunto que, “si para nosotros, como adultos, a veces es difícil afrontar el tener que quedarse en casa, dejar los trabajos, estar con un futuro incierto para algunos niñas y niñas también puede ser difícil”, algo que si bien no es común para todo niña y niño si puede ser muy problemático para algunos. 


“Hay niños obviamente que tienen buenas habilidades emocionales, pueden adaptarse a ciertas situaciones, pero para la mayoría de las niñas y los niños el distanciamiento social lo están viviendo a través de lo que están viviendo sus familias”, agregó. 


Este efecto, dijo, no tiene tanto que ver con la duración del distanciamiento como con los eventos que están viviendo durante este proceso. 


“En el juego con pares es donde pudiera haber una afectación, cuando los niños y niñas no se están relacionando con sus compañeros precisamente en la edad en la que aprendemos a relacionarnos con nuestros pares podemos tener alguna dificultad”, apunto. 


La psicóloga recomendó, de hecho, no dejar de otorgar un buen tiempo para el juego.

 

“Es importante el tiempo para el juego, algunos padres se ponen como meta que los niños tengan rutinas, se levanten temprano, coman bien para estar saludables y todo esto puede estar provocando una acumulación de estrés para los niños pues les deja poco tiempo para jugar”. 


“Evitar restringir los momentos libres o de juego es importantes para desarrollar habilidades sociales”, no hacerlo, tendría puede tener efecto en las habilidades que ya habían desarrollado algunos niños. 


“Lo más importante es revisar retrocesos, por ejemplo, si ya iba al baño solo, lo deja de hacer; si ya no se chupaba el dedo cuando estaba nerviosos, lo vuelve a hacer”, estas. 


“Estas habilidades de desarrollo” se puede ver detenidas cuando hay índices de ansiedad, enojo o tristeza. Así mismo la constancia de los berrinches. 


“Los padres generalmente, saben cuántos berrinches al día se avienta su hijo” pero si aumenta la frecuencia o intensidad es una conducta que aumentará cuando hay una necesidad emocional. 


Los niños pueden tener ataques de ansiedad, y en ciertas edades puede haber conductas relacionadas con la “ansiedad por separación”. 


Si para un adulto es difícil para un niño, es más, sobre todo si están abiertamente expuestos al estímulo de ciertos medios de comunicación. 


“Los niños entre 7 y 9 años comienzan a racionalidad la posibilidad de la muerte de sus padres y pueden desarrollar trastornos de ansiedad por separación”, indico. 


“A lo mejor dormía muy bien en su cuarto y de pronto quiere estar pegado con nosotros todo el tiempo, nos acompaña al baño, de pronto se encuentra solo y comienza a gritar”

 

“Generalmente esto tiene que ver con cierta información que puede estar recibiendo”. 


“Aun cuando ya tienen un lenguaje o el vocabulario para expresar su miedo a veces las emociones, no son tan claras para la persona que las está sintiendo” por lo que dijo que los niños a veces no van a decir “tengo miedo” o “me espanta que te del virus a ti” por lo que muestran conductas que transmiten este temor. 


De ahí ya vienen las conductas físicas: por ansiedad te puede dar insomnio, pérdida de apetito, puedes llorar sin razón aparente, puede morderse más las uñas, algunos niños demuestran ansiedad rascándose el cuerpo. 


SI un padre de familia requiere orientación, o cree que su hija o hijo presenta cierta conducta de riesgo, el Colegio de Psicólogos en Baja California Sur ha abierto una serie de teléfonos de atención. 


La psicóloga recomendó buscar El Colegio de Psicólogos en Baja California Sur en la red social Facebook, donde podrán acceder al directorio completo de especialistas que ofrecen atención gratuita telefónica durante la cuarentena.