Noticias de BCS, México y el mundo.

Gran tribuna - viernes 10 enero 2020


• Descontrol en los cobros de los servicios que se ofrecen en las instituciones del nuevo Instituto de salud para el bienestar • Estos cobros aumentados al cien por ciento en algunos casos y otros más altos son un duro golpe a la economía • Conversaciones con el diablo

 

La puesta en marcha del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) se ha vuelto un caos y un dolor de cabeza, tanto para autoridades, directivos de hospitales locales y federales, como para los pacientes que pertenecían al desaparecido Seguro Popular. Aquí en la ciudad capital en el Benemérito y bi centenario Juan Maria de Salvatierra es un reflejo de esto que digo. Y el principal golpe de esta transmisión se da en el cobro de cuotas. Al amanecer del primero del año se empezaron a cobrar las cuotas de una manera estratosferica. Las curaciones que antes costaban ochenta pesos de pronto subieron a ciento sesenta pesos. Sin ninguna explicación. Y el otro golpe fue la desorientación en los cobros de los servicios a quienes pertenecen al desaparecido Seguro popular. Y esto se debe creo a La falta de las nuevas reglas de operación, la carencia de información, el cruce de órdenes y la falta de lineamientos es notoria en los hospitales federales y estatales, que no saben si tienen que cobrar o no por atender a quienes tenían el Seguro Popular, dado que no hay claridad de dónde saldrán los recursos y presupuestos para tales fines.

Mientras unos hospitales federales están cobrando la hospitalización y las cirugías a todos los pacientes, otros no lo hacen hasta recibir indicaciones claras, pero con el temor de que agoten su presupuesto si no les reintegran los recursos que están gastando.

Esta situación contrasta con la implementación del Seguro Popular en el 2004. En esa ocasión la operación del nuevo programa se trabajó, se planchó, se operó y se afinaron los detalles desde un año antes, precisamente para evitar que hubiera el caos que ahora se vive.

El problema central del Seguro Popular, que trajo muchos beneficios, reconocidos internacionalmente, es que se corrompió y los recursos millonarios que se le destinaron fueron robados o desviados para otros fines, principalmente en las administraciones estatales.Por eso, ahora el Insabi regresa el control de la atención de los más pobres al gobierno federal. Y en teoría eso suena muy bien.

 

• Estos cobros aumentados al cien por ciento en algunos casos y otros más altos son un duro golpe a la economía

 

Digo en teoría porque en la práctica el arranque de la puesta en marcha del Insabi está fallando. Si las cosas siguen así, el Instituto va a ser el peor dolor de cabeza, tanto para las autoridades como para las personas con menos recursos que requieren de atención de todo tipo de enfermedades.

Este día, Juan Ferrer, responsable del Insabi, dará el arranque oficial de este nuevo Instituto en Chiapas, un estado que tiene muchas carencias en salud.

El objetivo del Insabi es dar atención a 69 millones de mexicanos que no tienen seguridad social. El objetivo es ambicioso. A tal grado, que se plantea controlar las plazas del personal de salud en los estados para evitar duplicidades o que se autoricen plazas sin el respaldo financiero como ocurría antes.También se buscará que en algunos estados se formen redes integrales de servicios de salud, donde se sumen todas las instituciones de salud, IMSS, Pemex, Sedena y Armada para dar una atención médica en conjunto.Las autoridades del Insabi piden paciencia, dicen que todo es gradual. Pero habría que recordarles que las enfermedades no avisan ni tienen calendarios, se presentan y hay que atenderlas.

 

• Conversaciones con el diablo

 

Voy pasando por Chametla. Un enclave de segundas y yonkes. Hay viveros, un hotel de cuatro estrellas y uno de los conocidos de paso, también de lujo, Hay carnitas, escuelas, casas. Hay muchas cosas en Chametla. Pero también hay fé. En una barda de una segunda, una mano desesperada pintarrajeo una leyenda; Necesito a Dios en mi corazón. Una leyenda grande de acuerdo, creo a su angustia por tener al creador cerca. Por lo pronto esa alma en pena, ya dio el primer paso; reconocer la falta que nos hace en que creer...Sólo cuatro de los 32 gobernadores del país superan 60% de aprobación a su gestión. Se trata de Mauricio Vila (Yucatán); Quirino Ordaz (Sinaloa); Carlos Mendoza (Baja California Sur) y Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la Ciudad de México, de acuerdo con el ranking “Gobernadores y gobernadoras de México”, elaborado por Consulta Mitofsky para El Economista.El gobernador de Yucatán obtuvo 78.8% de aceptación; el de Sinaloa, 62.9%; el de Baja California Sur, 61.4%, y la mandataria de la Ciudad de México, 60.2 por ciento.El ranking de Consulta Mitofsky muestra que los mandatarios mejor posicionados, por partido y calificación, son: Claudia Sheinbaum (Morena); Mauricio Vila (PAN) y Quirino Ordaz (PRI). El único gobernador del PRD, Silvano Aureoles, de Michoacán, se encuentra en la última posición del ranking con un respaldo ciudadano de 14.7 por ciento.Además de los cuatro gobernadores que obtuvieron una aprobación mayor a 60%, los gobernadores de Chiapas, Rutilio Escandón, obtuvo 50.5%; Francisco Domínguez, de Querétaro, 48.8%; Martín Orozco Sandoval, 47.3%; Diego Sinhue, 46.4%; Adán Augusto, de Tabasco, 42.5%, y Miguel Barbosa, 40.9 %, completan los 10 mejor calificados.Los que obtuvieron menos de 20% de respaldo son: Cuauhtémoc Blanco con 18.6; Jaime Rodríguez, 18.3; Alfredo del Mazo, 16.5, y Silvano Aureoles, 14.7 puntos... Yo si voy!

Yo voy. Aunque sea arrastrando mis pies. Con 61 soles quemándome la espalda. Cargando millones de recuerdos. Y capoteando de frente la ventisca disfrazada de nostalgia, yo voy.Estos días: catorce y quince de febrero mi Secundaria ETA 184 llega al medio siglo. Y eso, es un festejo.

Ahí estaré entre los copos de algodón del tiempo nuevo, añorando a los míos. Y con el corazón abierto.

Falta poco... Cuando voy a desayunar A La Católica, como ayer que me invitaron Jorge y Alejandrino. Me siento como en México D.F. La Hostess, acomoda. Y como todos los días esta full, hace uno antesala. ¿Cuál es el éxito de este lugar? Sirven raciones llenadoras, hay buen café. Y los precios son para humanos. ¿Algo más?

Y con esto nos despedimos. No olviden: hagan el bien y sean felices.