Noticias de BCS, México y el mundo.

Realidad de BCS - miércoles 18 diciembre 2019


• El diputado federal Rigo Mares con mayor contacto social que sus colegas emanados del Morena-PT. • Porras y García Grande han callado ante temas como la reducción de IVA, la contaminación ambiental que genera la CFE y por supuesto ante la solicitud de evitar que el pez Dorado se convierta en pesca comercial. • Quienes tienen pretensiones a futuro tal vez deberían de recordar y hacer conciencia que su futuro político depende en gran medida de no perder el contacto con la población.

 

Algunos de los diputados locales y alcaldes de la entidad, han compaginado su actividad principal de cumplir con su responsabilidad como representantes populares y mantienen su contacto con la población de diversas maneras, sin embargo, tal actividad no se ha realizado de la misma manera por parte de los representantes federales salvo por el diputado federal Rigoberto Mares Aguilar quien en ese sentido ha hecho un mejor papel que sus colegas emanados de la coalición Morena-PT.

A nivel de diputados federales, la verdad es que Mares es el único de los representantes ante el Congreso de la Unión que parece estar determinado en no perder el contacto con la población.

Alfredo Porras y Ana Ruth García Grande, ambos diputados federales emanados del PT aliados con Morena, se han mantenido lejos, muy lejos de la población misma que hasta ahora no tiene claro qué es lo que estos legisladores han hecho en la Cámara de Diputados.

Alfredo Porras ha señalado en corto y abiertamente que pretende ser candidato de su partido a la gubernatura y disputarles esta posición a Víctor Castro que a su vez trae toda una campaña por obtener la simpatía ciudadana precisamente para ser el abanderado de la mal llamada 4T a la máxima posición política de la entidad.

Pero por desgracia para este grupo político sus representantes ante el poder legislativo federal, no ha hecho gran cosa.

Han callado ante temas como la petición de la reducción de IVA en la entidad, lo referente a la contaminación ambiental que genera la CFE y por supuesto también se ha quedado mudos ante la solicitud de evitar que el pez Dorado se convierta en pesca comercial y salga de la exclusividad de la pesca deportiva como está hasta ahora.

Han guardado un cómplice silencio y una distancia cada día más evidente entre los ciudadanos que apenas el año pasado les otorgó su voto de confianza.

Ahora la decepción generada por estos legisladores es capitalizada por los representantes federales de Acción Nacional sobre todo de Rigoberto Mares que ha reflejado en las últimas semanas tener definida su estrategia de contacto con la comunidad.

Por supuesto que lo que ahora se haga o se deje de hacer tendrá una connotación política para las decisiones que se tomarán el próximo año con relación al proceso político electoral del 2021 aunque para algunos representantes parece que esto no les interesa demasiado.

Obviamente la población en general está al pendiente de la actividad de sus representantes populares porque saben ya desde hace varios años que en los meses previos a una elección los políticos suelen regresar a tratar de reconquistar sus simpatías.

En esa labor es evidente que traen mucha tarea pendiente los petistas Porras Domínguez y García Grande quienes han privilegiado más su frívolo protagonismo mediático desde la capital del país que regresar a las comunidades y colonias que en su momento les otorgaron su voto a cumplir con palabra empeñada.

Está claro que el próximo 2020 será un año de siembra política, pero para algunos seguramente será más de cosecha justamente por lo que han sembrado en su trayectoria sobre todo en el tiempo que llevan ahora como representantes populares.

En política el tiempo vuela, así que quienes tienen pretensiones a futuro tal vez deberían recordar y hacer conciencia que su futuro político depende en gran medida de no perder el contacto con la población.

¿No le parece así amable lector?