Diario El Independiente navidad 2019

“Muy complicado” obligar a empresas para contratar personas con discapacidad: STDS

miércoles 04 diciembre 2019 | Por: Ivan Gaxiola Beltran | La Paz “Muy complicado” obligar a empresas para contratar personas con discapacidad: STDS

Se pretende que a partir de 2020 toda empresa pequeña, mediana y grande tenga la obligación de que al menos el 10% de su personal sean personas con discapacidad

La Paz, Baja California Sur.- El titular de la Secretaría del Trabajo y Desarrollo Social (STDS), Gustavo Hernández-Vela Kakogui, consideró “muy complicado” que se obligue a las empresas a contratar personas con discapacidad, como lo señalan reformas aprobadas por el Congreso del Estado, y adelantó que la medida deberá aplicarse lentamente. 


 “El tema de la obligación sería un tema complicado, generaría amparos, generaría una situación difícil”, adelantó Gustavo Hernández-Vela. “Hay que incentivar a las empresas, no podemos obligarlas”, subrayó.


Y es que sólo resta que el gobernador Carlos Mendoza Davis publique el decreto en el Boletín Oficial del Gobierno del Estado para que toda empresa que opere en Baja California Sur (BCS) tenga la obligación de contratar a personas con discapacidad, según dio a conocer la diputada presidenta de la Comisión de Atención a Grupos Vulnerables y a Personas con Discapacidad en el Congreso local, Anita Beltrán Peralta, quien confió en que esto ocurra antes de finalizar el año. 


El Partido Encuentro Social (PES) propuso obligar a los gobiernos locales a que el 3 por ciento de sus espacios laborales estuviesen ocupados por personas con discapacidad, pero la legisladora Beltrán Peralta, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), hizo una contrapropuesta para que dicha reforma laboral no aplicara sólo a la administración pública sino que la iniciativa privada se una a la medida teniendo como obligación que el 10 por ciento de sus espacios laborales sean ocupados por personas con discapacidad. 


El secretario del Trabajo señaló que para incentivar a las empresas “tenemos que tener desde luego incentivos fiscales que les permitan tener también, sino un beneficio, un apoyo para que puedan hacerlo” y que más adelante se den mayores contrataciones. En caso de que la obligatoriedad sea absoluta, seguramente se iniciarán, dijo, procesos conciliatorios. 


Anita Beltrán aseguró confiar en que Mendoza Davis no decida vetar la reforma, como lo hizo con la ley indígena. “No creo que el señor gobernador vaya a vetarnos algo que es tan noble y tan justo. Yo considero que no hay reversa ante esa decisión tomada por todos los diputados”, anotó.