Noticias de BCS, México y el mundo.

Realidad de BCS - miércoles 03 julio 2019


• Llama el secretario de salud, Víctor George Flores a la Administración del Patrimonio de la Beneficencia Pública, para modificar las reglas de operación y poder favorecer también a afiliados al IMSS e ISSSTE • Sudcalifornianos de bajos recursos que no tienen seguridad social recibieron 103 auxiliares auditivos pero por las reglas de operación afiliados al IMSS e ISSSTE no pueden recibir estos apoyos • Se espera que en la serie de cambios ordenados por el gobierno federal se amplíen los beneficios a pensionados y jubilados de escasos recursos económicos

El Gobierno de México ha realizado diversas modificaciones a la forma de entregar apoyos de diversa índole a personas de escasos recursos, sin embargo, muchos mexicanos que dependen de una mínima pensión y que son derechohabientes de instituciones púbicas también podrían ser apoyados tal como a las personas de escasos recursos económicos precisamente porque al final de la jornada estos sectores de la sociedad tienen el mismo padecimiento: No cuentan con suficiente ingreso económico.

 

Hace unos días, se entregaron 103 auxiliares auditivos a sudcalifornianos de bajos recursos que no tienen seguridad social, es decir que no tienen IMSS e ISSSTE, como parte de los esfuerzos que suma el Gobierno de Baja California Sur con instituciones como la Beneficencia Pública.

 

Este trabajo permite apoyar a gente que vive en condiciones vulnerables, pero las reglas de operación de la Beneficencia Pública dejan fuera de estos apoyos a otros sudcalifornianos que también registran este tipo de necesidades.

 

Entre ellos, los jubilados de IMSS e ISSSTE que reciben pensiones muy bajas y que por tanto no podrán adquirir con sus propios recursos un dispositivo de este tipo.

 

Por este motivo el secretario de salud, Víctor George Flores hizo un llamado al director General de la Administración del Patrimonio de la Beneficencia Pública, Leonardo Verduzco Dávila para que se modifiquen las reglas de operación de los programas que coordina la dependencia federal, de tal manera que pueda favorecerse también a gente afiliada al IMSS e ISSSTE, ya que existen pacientes que aunque están pensionados por esos sistemas de seguridad social, carecen de fondos para adquirir un auxiliar auditivo.

 

El argumento es que así como el actual Gobierno Federal determinó entregar de manera generalizada las pensiones para adultos mayores, de la misma manera ocurra con los programas de la Beneficencia Pública y se evite la discriminación en la entrega de apoyos.

 

La medida no sólo sería lógica, sino sumamente necesaria pues es un importante número de ciudadanos que requieren de este tipo de apoyos y que de no modificarse las reglas de operación corren el riesgo de quedarse sin este importante apoyo.

 

Por supuesto se espera que el pertinente llamado del titular de la salud en la entidad sea escuchado pues es necesario también poder apoyar a beneficiarios de las referidas instancias médicas justamente porque muchos de ellos no tienen capacidad económica para adquirir auxiliares auditivos que por lo pronto, tampoco están a su alcance por medio de la llamada Beneficencia Pública justamente porque las reglas de operación no lo permiten.

 

El actual Gobierno federal ha realizado diversas modificaciones a leyes y programas con el argumento fundamental de apoyar a ciudadanos con más necesidades, sin embargo, hay que reconocer que entre personas que están afiliadas a las instancias de salud referidas, tampoco cuentan con recursos económicos suficientes como para prescindir de estos beneficios.

 

Esperemos que las decisiones que en este sentido puedan tomar las autoridades federales se apliquen en función de las necesidades expuestas por el propio titular de la secretaría de salud en la entidad Dr. Víctor George Flores y se pueda contar con las disposiciones legales y nuevas reglas de operación para ampliar la cantidad de ciudadanos que puedan recibir este tipo de beneficios.

 

Ya veremos que deciden al respecto las autoridades federales que en su ánimo de realizar cambios de fondo, atiendan el llamado y se pueda beneficiar a más sudcalifornianos.

 

Ya veremos qué sucede.