Noticias de BCS, México y el mundo.

Realidad de BCS - viernes 14 junio 2019


• Derroche de ignorancia legislativa y ambición política de los diputados Homero González Medrano y Milena Quiroga Romero. • Todavía no calienta la curul como legisladora y ya la diputada Quiroga ha dicho en corto y abiertamente que ya tiene amarrado el compromiso de ser la futura candidata de Morena a la alcaldía de La Paz del superdelegado Víctor Castro Cosío. • El poder legislativo es en este momento víctima de la negligencia de los referidos legisladores quienes ya están peleados hasta con los trabajadores del Congreso.


No existe nada más patético que observar a alguien que mientras derrocha ignorancia, presuma de amplios conocimientos pues además de irrisorio, es causante hasta de pena ajena. Tales son los casos del diputado Homero González Medrano, presidente del actual periodo ordinario de sesiones del Congreso del Estado y de la diputada Milena Quiroga Romero, aún presidenta de la junta de gobierno y coordinación política del poder legislativo.

En cada sesión esta situación queda en evidencia y en la de este jueves no fue la excepción.

Francamente es una verdadera desgracia contar con legisladores tan cerrados, tan obtusos, “tan tapados” como dicen en nuestros pueblos.

El primero de ellos, Homero González, con su lenguaje corporal de paso corto y extraños movimientos de manos, supone que se mueve con finura para dar una ilusoria cátedra de práctica parlamentaria que solo demuestra sus enormes vacíos. Sus enormes ansias por llamar la atención y tratar de hacerse pasar por líder.

Por supuesto para ello se requiere algo más que un saco y una corbata cara.

Por su parte la inexperta y limitada Milena Quiroga quien por asares de destino fue propuesta como candidata a diputada por el actual alcalde de La Paz, Rubén Muñoz, ahora pretende ser candidata a la alcaldía de La Paz.

Todavía no calienta la curul como legisladora y ya la legisladora Milena Quiroga ha dicho en corto y abiertamente que ya tiene amarrado el compromiso de ser la propuesta del superdelegado Víctor Castro como futura candidata de Morena a la alcaldía de La Paz.

No tiene empacho pues en reconocer cínicamente que traicionó a su primer promotor, el nunca bien ponderado, Rubén Muñoz.

Por supuesto, ésta pretensión se busca por encima de los intereses del propio dirigente estatal de Morena Alberto Rentería que es curiosamente el principal crítico de los evidentes errores de las alcaldías emanadas de este organismo político.

Obviamente aún hay mucho por ver en el poder legislativo sudcaliforniano donde por desgracia la novatez y miope visión de estos legisladores ha generado ya a estas alturas problemas hasta con los propios trabajadores de ese poder legislativo que han denunciado que se han violentado sus derechos.

Qué manera de provocar problemas, rápido y sin necesidad alguna en una instancia como el Poder Legislativo de Baja California Sur.

Sin lugar a duda, el Congreso del Estado es en este momento víctima de la negligencia de los referidos legisladores.

Afortunadamente no todos los diputados están en esta categoría por lo que se espera que al final de la ruta los diputados con mayor sentido común puedan sacar adelante la nueva legislatura, pues es totalmente inaceptable que se siga aguantando la cerrazón de Homero González y por supuesto a la ingenua, inexperta y al mismo tiempo super ambiciosa, Milena Quiroga.

Aún falta mucho por ver en el Congreso estatal.

Es necesario dejar en claro dónde quedaron los famosos 337 mil pesos que fueron girados en un cheque a nombre del diputado Rigoberto Murillo.

Está pendiente aclarar fehacientemente si existe o no tráfico de influencia o nepotismo en la contratación de proveedurías por una cuñada del diputado Esteban Ojeda.

Además, es necesario que los legisladores eliminen todas las dudas sobre el manejo del recurso económico mismo que seguramente a través del Instituto Estatal de la Transparencia Administrativa, habrá que solicitar la información sobre los verdaderos ingresos de cada uno de los representantes populares.

Hemos cubierto periodísticamente por años las actividades de diversas legislaturas.

Hemos tenido la oportunidad de ser testigos del trabajo y las acciones legislativas de muchas generaciones de diputados.

Cada legislatura tiene sus características.

Pero en esta ocasión, quienes ahora encabezan los órganos de gobierno del poder legislativo, Homero González y Milena Quiroga, este par de patéticos legisladores, están entre los peores.

Nadie aceptará con facilidad sus burdos intentos de burlarse de la inteligencia de la población que les confió su voto, de los diversos sectores de la sociedad y por supuesto de otros diputados que aunque reclamen no son escuchados.

Así que estas sandeces del referido binomio de diputados, sumados a las denuncias de nepotismo en las alcaldías morenistas e incluso en algunas áreas del gobierno federal como es el caso de la coordinación de programas federales de la Conapesca en BCS donde se nombró como titular a José Oscar Martínez Burgos, quien sin rubor alguno presuntamente “coló” a su hijo Oscar Everardo Martínez Luna como encargado de las ventanillas de la misma dependencia en esta capital.

Es evidente que habrá mucho que aclarar en el futuro inmediato por estos flamantes representantes populares que apenas a poco más de seis meses de iniciada su gestión, están cada vez más colocados en lo más profundo del callejón de los trancazos.

Veremos hasta dónde son capaces estos aprendices de políticos, González Medrano y Quiroga Romero de continuar con sus respectivas farsas.