Noticias de BCS, México y el mundo.

Desactivan trituradora escondida del cuadro de Banksy

miércoles 06 febrero 2019 | Por: Redacción | Cultura Desactivan trituradora escondida del cuadro de Banksy

• La obra Niña con globo, en acrílico y aerosol, ahora una de las más famosas de Banksy

 

BADEN-BADEN.-La trituradora escondida en el cuadro del artista británico Banksy, que se autodestruyó parcialmente durante una subasta, fue “desactivada”, indicó el museo alemán donde la obra fue colgada ayer, en vísperas de la presentación al público.

 

Queremos evitar que en tres o cuatro días algún visitante, exactamente como ocurrió en Londres, traiga oculto un botón... ¡y que siga el triturado!” del cuadro, dijo Henning Schaper, director del Museo Frieder Burda de Baden-Baden, donde Love is in the bin (El amor está en el bote de la basura, como se llama ahora) será expuesto hasta el 3 de marzo.

 

La obra Niña con globo, en acrílico y aerosol, ahora una de las más famosas de Banksy, muestra a una pequeña que deja partir al aire su globo rojo en forma de corazón.

 

Después de lo ocurrido en la subasta, Bansky le cambió el título por El amor está en el bote de la basura.

 

Por eso “abrimos el cuadro, miramos todo y vimos que el mecanismo (de trituración) fue desactivado”, mencionó Schaper cuando colgaban el cuadro, sin precisar quién lo desactivo. “Vemos de manera positiva” las cuatro semanas que durará la exposición, agregó, cuando muchos temían una nueva travesura de Banksy.

 

Su autodestrucción parcial el 5 de octubre, poco después de la adquisición “por un coleccionista europeo” por un milón 357 mil 726 dólares en Sotheby’s de Londres, causó conmoción en el mercado del arte.

 

Cuando ya se había cerrado la subasta, ante el estupor general, el dibujo empezó a bajar y a salirse del marco inferior, mientras era despedazado por una trituradora.

 

El enigmático autor británico, de identidad desconocida, explicó posteriormente que su intención había sido trocearla al completo, pero que el mecanismo falló.

 

Con ello pretendía expresar el deseo de autodestrucción artística como una forma de “necesidad creativa” y también a modo de crítica al mercado del arte.