Noticias de BCS, México y el mundo.

Realidad de BCS - lunes 07 enero 2019


· Empieza el 2019 con el reto de aterrizar en lo local las decisiones del nuevo gobierno federal. La declaración “tres de tres” hace ruido a nuevos alcaldes. · El desafío de Morena de sumar a nuevos funcionarios provenientes de otros partidos. · Se espera que este año también sea bueno como el 2018 para BCS y el resto del país.


Empezó el nuevo año y con ello se refuerza la expectativa que existe en torno a las decisiones presidenciales que apenas a poco más de un mes de iniciada la nueva administración federal enfrenta enorme retos no solo por lo ofrecido durante el tiempo de campaña sino por las decisiones que se han tomado prácticamente todos los días y que han lanzado a sus representantes estatales la gran responsabilidad de aterrizar, procesar y digerir adecuadamente los efectos locales de esas nuevas disposiciones.

 

Explicar, por ejemplo, entre otros temas, con la congruencia y claridad adecuada cómo es posible que se inicie el reclutamiento de jóvenes para formar parte de la futura guardia nacional, cuando aún no existen las disposiciones legales para ello. ¿nadie por encima de la ley o solo fue una buena frase publicitaria?

 

Respecto a la transparencia institucional, como muestra, con la llamada declaración “tres de tres” que a nivel estatal desde el inicio de la actual administración ya se aplica, se realizará realmente a todos los niveles del gobierno federal o de cualquier nueva autoridad emanada de Morena como es el caso de los ayuntamientos sudcalifornianos.

 

Por cierto, especialmente en los nuevos ayuntamientos morenistas este asunto de la declaración patrimonial, fiscal y de conflictos de interés, no parece llamarles mucho la atención.

 

Por eso decimos que no será nada sencillo poner en práctica lo que se ofreció en campaña como es el caso de la declaración tres de tres donde no solo los alcaldes sino algunos nuevos directores de área no parecen estar muy de acuerdo con transparentar su patrimonio y los posibles negocios que pudieran estar en puerta justamente como producto de la nueva posición pública-política que ahora desempeñan.

 

Otro tema que en este naciente año no será nada sencillo de digerir políticamente es el que se refiere a la conformación de las diversas áreas del gobierno federal que existen en la entidad, conocidas históricamente como delegaciones federales y que ahora parece que serán coordinaciones de área y en donde más de cuatro ex priistas aspiran a llegar a esas posiciones.

 

Ex miembros del PRI o de cualquier otro partido que en su momento se sumaron a la propuesta de Morena y que dieron la pelea electoral abiertamente a favor de sus candidatos seguramente no tendrán tanta resistencia al interior del grupo morenista, pero el problema seguramente sí lo tendrán los nuevos simpatizantes del proyecto ganador y que buscarán toda costa mantenerse en la nómina federal literalmente con muy poco mérito político para alcanzar dicha condición.

 

Nada nuevo bajo el sol, pues históricamente aquí en la entidad, los equipos ganadores se nutren con la integración de algunos elementos de grupos que en su momento fueron antagónicos. Morena es la primera vez que gobierna como grupo político y es ahí donde el asunto de procesar y digerir adecuadamente la integración de funcionarios que no tienen nada que ver con los morenistas para gobernar no será nada sencillo.

 

Obviamente lo que todos los ciudadanos queremos es que las nuevas autoridades federales, decidan lo que decidan, puedan conjugarse con los esfuerzos estatales para mantener en la media península los niveles de creciente económico, desarrollo, empleo y estabilidad económica y social registrados hasta diciembre pasado.

 

Sobre todo, en lo que se refiere a la seguridad púbica que en Baja California Sur se logró alcanzar durante el 2018 con el trabajo de coordinación interinstitucional de las diversas fuerzas de seguridad pública y en donde vale la pena señalar que si la fórmula funcionó simplemente sería ilógico modificarla.

 

Así que por nuestra parte reiniciamos nuestra cotidiana labor periodística de opinar con un sincero agradecimiento a quienes dan seguimiento a nuestra labor en este y otros espacios. Por supuesto, esperamos que este 2019 sea también en términos generales un buen año como lo fue el 2018 para los sudcalifornianos y que ese bienestar se haga extensivo a todo nuestro querido país.

 

Nadie en su sano juicio esperaría lo contrario.

 

Esperemos que así sea.

 

¡Feliz y exitoso inicio del 2019!