Noticias de BCS, México y el mundo.

Realidad de BCS - miércoles 30 mayo 2018


· A un mes de las elecciones se perfilan como favoritos candidatos del PAN y sus aliados ante la desorganización interna del PRI y de Morena · En un clima políticamente adverso, llegará a la entidad este miércoles la dirigente nacional de Morena Yeidckol Polevnsky, quien sostendrá una reunión con mujeres en donde seguramente intentará llamar a atención la recién desempacada del PRI Fernanda Villareal · La posibilidad es real de que los abanderados del blanquiazul ganen prácticamente todas las alcaldías de la entidad, al Senado, las diputaciones federales, así como la mayoría de las diputaciones locales, incluyendo la propuesta del candidato presidencial Ricardo Anaya


 

A prácticamente un mes de que se realicen las elecciones más competidas de los últimos años en nuestro país, en Baja California Sur se perfilan como virtuales ganadores las propuestas del PAN y sus aliados el PRD, PRS y Partido Humanista.

 

Esta posibilidad no es casual, por el contrario, responde de manera efectiva a las condiciones actuales en que compiten los diversos organismos políticos y por supuesto los candidatos a los puestos de elección popular donde literalmente hay de todo.

 

Vaya, hay hasta quien en su desesperación por llamar la atención se ha disfrazado patéticamente de payaso, (dicho con todo respeto para quienes se dedican esa noble labor de hacer reír).

 

Esta posibilidad de que ganen los candidatos al Senado las diputaciones federales, la mayoría de las diputaciones locales y las alcaldías de la entidad se debe a que la mayoría de los candidatos emanados de la alianza que encabeza Acción Nacional, han llenado las expectativas ciudadanas, tanto que varios de estos candidatos son propuestas a la reelección, como es el caso del candidato a la alcaldía de Los Cabos Arturo De la Rosa.

 

Pero incluso el resto de los abanderados muchos de los cuales vienen de estar recientemente en otra representación popular, están ante la posibilidad real de obtener la mayoría de los votos, en parte por esta circunstancia de que brindan un servicio dentro de la expectativa ciudadana, pero además porque resultan mejores candidatos que los abanderados de otros partidos políticos.

 

Esto así se capitaliza ante una evidente desorganización interna que tienen el resto de los partidos principalmente en el PRI y en Morena que son los organismos políticos que mayor competencia podrían presentar al momento de la jornada electoral.

 

Pero malos candidatos más una pésima organización partidista, es una fórmula efectiva para perder.

 

Tal es el caso de los priistas que salvo Pepe Hevia candidato a la alcaldía de La Paz y Juan Alberto Valdivia abanderado al Senado, así como Bernie Montiel candidato a diputado por el segundo distrito local electoral, el resto están literalmente sin capacidad para competir y prácticamente en un estado de indefensión por un PRI que está más que destrozado al interior.

 

En Morena la condición no está tampoco tan agradable para sus militantes institucionales que son parte de esta fuerza política desde su fundación y que hoy experimentan la arribazón de nuevos militantes y candidatos que viene del PRI más que cuestionados por sus excompañeros y por supuesto por la misma sociedad sudcaliforniana.

 

Esta condición se ha observado en Morena donde las candidaturas del cuestionado y desacreditado Víctor Castro y Rubén Muñoz, no crecen a pesar de que se recargan en todo momento en la figura del candidato presidencial López Obrador.

 

Ni qué decir de los abanderados a las diputaciones locales y al resto de las alcaldías de la entidad donde la propuesta morenista simple y sencillamente no tiene posibilidades reales de obtener la mayoría de los votos.

 

Pésimos candidatos y una organización partidista que no garantiza la captación de votos necesarios para erigirse con la victoria electoral el próximo primero de julio.

 

En ese clima políticamente adverso, llegará a la entidad este miércoles la dirigente nacional de Morena Yeidckol Polevnsky, quien sostendrá una reunión con mujeres en donde seguramente intentará llamar a atención la recién desempacada del PRI Fernanda Villareal, a quien le urge figurar entre los morenistas a pesar del malestar de los verdaderos militantes de este partido que se tiene que tragar sus propias palabra al tener que colaborar y seguir las instrucciones de expriistas como es el caso de la excoordinadora de las mujeres del tricolor.

 

La situación es diferente entre las propuestas del PAN y sus aliados, que han mantenido la unidad interna y un trabajo partidista constante que a estas alturas del proceso político, ya refleja resultados adecuados a nivel de estructura, lo que brinda mayor confianza y respaldo a sus respectivos abanderados.

 

La posibilidad real de que los abanderados del blanquiazul ganen prácticamente todas las alcaldías de la entidad, al Senado, las diputaciones federales, así como la mayoría de las diputaciones locales, incluyendo la propuesta del candidato presidencial Ricardo Anaya mantiene incómodos y muy preocupados a los candidatos sobre todo del PRI y de Morena en la media península, que no avanzan a pesar de sus esfuerzos.

 

¿No le parece así amable lector?