Noticias de BCS, México y el mundo.

Buenos días, B.C.S. - martes 03 abril 2018


· De reflexiones y pensamientos meditados y elaborados en esta tradicional Semana santa… · Reflexión sobre que no siempre es tan malo perder, a veces se gana perdiendo…


 

Por ahí en esos especiales días de navidad-año nuevo y de Semana santa, me detengo un poco en mi andar periodístico en cuanto a temáticas de análisis políticos, sociales, problemáticas, críticas y ponderaciones, etc. para y donde suelo meditar, reflexionar, temas ad hoc a estos períodos tan humanos y significativos, que además de oraciones y festejos, como que se nos dan los tiempos y pensamientos más profundamente reflexivos, quizá metafóricos, con simbolismos, o quizá parafraseando realidades presentadas tal vez como exageradas o “simplistas”, pero que si las analizamos bien le pudiéramos hallar un contenido real. Por eso es que ahora les presento de este corte, producto de ideas y pensamientos que me van surgiendo, y que algunas veces voy anotando a pluma, en el carro, en el Café, en mi casa, en la mente, en fin…Van las primeras.

 

·        Reflexión sobre que no siempre es tan malo perder, a veces se gana perdiendo…

Ejemplos: * Cuando la juventud se gasta, se va perdiendo, pero…se gana experiencia, conocimientos, madurez, visión, confianza en sí mismo y/o en los demás, que antes no…y vieran qué bonito, qué interesante, qué buena vida, seguridad en ti mismo y libertad te vas dando, con las excepciones lógicas, claro. * Cuando se pierde dinero ya sea por gastarlo de más, o por una mala inversión, un mal negocio; pero…se gana en experiencia o en el ganar salud, tranquilidad, madurez y un recomenzar ganando seguridad. (“No hay mal que por bien no venga…”), refrán a veces certero.

 

*Perder el amor o un amor…pero ganar otros amores, y/o uno verdadero…(“Amor perdido, si como dices es cierto que vives dichosa sin mí…” (famosa canción). Perdí a una mujer pero gané otra, igual (¿) o mejor…Y quizá la ley de la compensación, no escrita: quien pierde a un hijo pero lo recupera ganando un nieto igualito a él, al hijo…(Esta compensación la escribí como un hecho de la vida real)

 

*Perder pero ganar, perdí pero salí ganando finalmente…por ejemplo como aquel boxeador que se la jugó con uno mejor que él pero ganó experiencia, colmillo, mañas, un público a su favor, fama y con ello más dinero a futuro. * Perdí el camino pero “agarré”, hallé otro, cortando vereda y gané…pues finalmente llegué a donde quería y…a ti. * Perdí un vehículo, me volteé, y descubrí que me pudo ir peor si hubiera seguido con él y así… compré y gané otro mejor.

 

*Sí, es cierto, perdí esa oportunidad pero gané prestigio, coraje, experiencia y autovaloración, y el ir “de cacería” a cazar otras, “…ya vendrán otras, otras y otras, si quieren irse también se van…” (dice la canción de José Alfredo). * Perdí algo de voz pero gané estilo, timbre, intensidad, actuación y dedicación. *Se fue la pobreza, la perdí, y así gané felicidad, superación, y el ser mejor.

 

SIN EMBARGO Y SOBRE TODO, SIEMPRE TRATAMOS Y BUSCAMOS GANAR, ES LÓGICO Y OBVIO

* Por ejemplo, a veces por obsesivamente querer ganar se pierde la libertad, las amistades, hasta la familia, pues se cae en el robo, en la corrupción, en el abuso, en los excesos, todo por ganar mucho dinero a la mala…¿o no?. Chequemos a nuestro mundillo de la clase política…

(Ustedes saben que aquí mismo en La Paz, hubo casos que cuando se ganaron la lotería y Sorteo Tec. “le dieron vuelo a la hilacha” y perdieron todo, hasta la familia, en fin… (salvo excepciones).

 

*Y finalmente y a propósito de la Semana santa: PERDER LA VIDA Y GANAR EL CIELO, LA GLORIA, A DIOS…Como aquellos héroes que han perdido la vida en las guerras, en revoluciones y en las luchas socio-políticas, incluyendo campesinos, obreros, policías, militares (con soldados y marinos) Y GANARON LA GLORIA, GANARON PATRIA PARA LOS SUYOS Y UN LUGAR EN LA HISTORIA.

 

*Como Jesucristo que perdió la vida un viernes santo y resucito en la gloria de y con Dios padre y además ganó una gran parte de la humanidad cristiana y veneración de todos.

 

VA LA OTRA REFLEXIÓN, SOBRE LA VALÍA DE LAS MOTIVACIONES Y ESTÍMULOS TAN HUMANOS

*Cuando no hay estímulo, no hay motivación (“Una rosa pintada de azul es un motivo. Unos labios queriendo besar son un motivo...y yo concluyo que mi motivo mejor eres tú”; (De la canción, Motivos); me refiero a ese algo que te impele a ser, y hacer, a lograr, a obtener o tener satisfacciones y/o satisfactores, etc., que si no hay, si no se dan, o no lleguen, aunque los busques, eres o te conviertes en “poca cosa”, en un ente humano que existe simplemente pero que te falta ese vivir con plenitud hasta donde es posible…como en los casos de pobreza material de vida.

 

Así entonces a veces-eh ahí la cuestión-estos motivos y estímulos, repito, son físicos, materiales pero honesta y legítimamente efectivos, dables. Déjenme y trataré de explicarme…

 

Miren, se dice que el materialismo envilece, que por lo tanto lo material no es lo principal, lo básico, que lo que vale es lo espiritual, el sentimiento, los valores, la fe en algo, mmm…sí, pero no es lo único (“no solo de pan vive el hombre”) porque muchas veces lo material, lo físico, lo económico, regalos, premios especiales, rifas y sorteos, pagos inesperados, logros familiares, de salud, económicos, premios en sorteos (Lotería Nacional, Melate, rifas, etc.) éxito en alguna compraventa, en fin…“bien que te hacen el día”, y a veces los días, el mes, el año y más, etc. y tu reacción y efecto-sin ser “materialista” ni negar los otros valores-es inmediato, lo sientes, lo vives; te emocionas y la alegría te invade y festejas. Estoy seguro que muchos hemos vivido esta sensación en lo personal. Yo mismo les diré este mi pasaje personal-que no acostumbro-pero ahí va ahora para ejemplificar. Miren ustedes….

 

Hay un refrán de los muchos muy realistas y que los hago mío, como éste ad hoc para el caso “Dios aprieta pero no ahorca”, referente a esas rachas que se dan en la vida; pues bien, me ha pasado que por alguna razón, y ya enrumbado en una vida mejor, de bien, me han llegado esas rachas hacia abajo: que me presionan a pagar tarjetas, por ejemplo, a algunas deudas legítimas, el no poder de momento comprar algo que busco o anhelo, como comprar otro vehículo, remodelar la casa, apoyar más a la familia; salir a relajarme con el oír y pedir música y brindar; que son cosas que no siempre se pueden de momento; ¡y de pronto!, que te llegan esos pagos que estaban pendientes, ese aviso de que “nos adelantaron la pensión”; de esos premios ya dichos; o que ganó tu caballo o gallo.., o del que te debe-lo casi perdido-y de pronto te la paga.

 

NO ES IGUAL COPIAR QUE…”HACER LO MISMO” O SER COINCIDENTE CON ESE HECHO O DICHO

No voy a entrar mucho a la política, como dije, pues eran días de reflexiones, etc. sin embargo, aunque sin alejarme de lo reflexivo tendré que mencionar-como pensamiento-este asunto electoral, pues lo acabo de ver y oír. *No es igual COPIAR QUE HACER LO MISMO, que en todo caso est@s polític@s, y candidaturas electorales ahora, han sido coincidentes, quieran o no, (aunque algunos de plano sí le copiaron al otr@ sus ideas); por ejemplo: Tanto Margarita Zavala como J.A. Meade coincidieron en sus mensajes-propuestas en el gran tema de súper apoyar a la mujer, a frenar, acabar con los feminicidios; en igualarles sus sueldos trabajando igual que el hombre; ¿qué si quien “lo lijo plimero”, dijo el chinito, Meade o Margarita?; pero esperen, también R. Anaya dijo lo mismo con su lenguaje pero lo dijo; ¿qué se copiaron?, no sé, es lo de menos…el tema es bueno para la mujer y punto. Y así le puedo seguir con el tema de eliminación del Fuero (Meade, AMLO y Anaya). Pero los que sí de plano se copiaron, fue lo de los apoyos a los adultos mayores (EPN a AMLO, y lo tildaban de populista) y ahora son propuestas de candidatos…Y está más: AMLO dijo en campaña que si gana volverían sus reuniones con la prensa y parte de su gabinete DIARIAMENTE a las 6 de la mañana, como cuando era Jefe en el D.F., y ahora hace un par de días, R. Anaya, dijo que A DIARIO iba a dar a conocer una a una sus propuestas y hechos a realizar, pero a las 7 A.M. Buenos días.