Michelle Valdez

Buenos días, B.C.S.

13/03/2018 01:13 Por: Luis Dibene

· En torno a la mujer desde los viejos tiempos hay muchas apreciaciones interesantes y bonitas que se dicen; pero actualmente, sí, interesantes, pero ya con otros conceptos evolutivos; ejemplos… · El feminismo ha despreciado al hombre y ha desviado de su dignidad a la mujer…

 

·        En torno a la mujer desde los viejos tiempos hay muchas apreciaciones interesantes y bonitas que se dicen; pero actualmente, sí, interesantes, pero ya con otros conceptos evolutivos; ejemplos…

·        El feminismo ha despreciado al hombre y ha desviado de su dignidad a la mujer…


 

En y para el “Día internacional de la mujer”, muchos varones-sobre todo-(porque hay amigas o familias que sinceramente se felicitan) hemos acostumbrado, unos en una forma, otros en otra, a manifestarles nuestros parabienes, nuestra ponderación, y sobre todo nuestro cariño y reconocimiento, a la mujer en su día, el 8 de marzo; esto, también con regalos, comidas, serenatas, tarjetas, hermosos mensajes por video o PPS Internet, flores. etc., y otros por la vía del periodismo y/o redes sociales, también con mensajes y palabras bonitas; y está bien…

 

Sin embargo, como que actualmente, sí, ciertamente las alagamos con estas dedicaciones pero ahora ya en la evolución del tema, no es sólo el hablar, en el decir, sino con otros conceptos que llevan una ponderación más bien de sus derechos no logrados lo suficiente, de sus debidas igualdades, de una equidad de género real, no precisamente política de conveniencias electorales como por ejemplo cuando los poderes ejecutivos y legislativos impulsaron y lograron con bombo y platillo el “famoso ¡50% para mujeres a puestos de elección popular! en equidad con el varón!, muy publicitado en este sexenio pues creyeron que con este “regalito”, a sus creadores impulsores les redituarían muchos más votos femeninos, o sea, las utilizarían pues; pero, y como dijo aquel, “fíjate que no”, pues ya ven que en las últimas elecciones se perdieron muchos estados y legislaturas-federales y estatales-porque las damitas-y nosotros también-percibimos que este apoyo a la feminidad no consistiría sólo EN CANTIDAD (%) sino en calidad, en capacidades, en derechos, en honestidad, DE TODAS LAS MUJERES, y no nomás en política; en igualdad de oportunidades con los hombres GANADAS POR ELLAS, demostradas fehacientemente con su perfil y trayectoria, de que serían IGUAL o más capaces que muchos diputados y senadores y algunos poderes ejecutivos estatales; esto electoral sólo como un ejemplo pero hay muchos campos más: empresariales, laborales, en el deporte, profesionales, etc. donde pudiéramos observar evidentes injusticias hacia ellas. Por eso es que…

 

·        EN TORNO A LA MUJER, EN OTROS TIEMPOS ERA OTRA COSA; HOY SON OTROS CONCEPTOS

Miren ustedes, lo que sigue lo vi y escuché por Tele en CNN de una gran luchadora (no precisamente feminista pero sí en pro de la mujer), la economista Adriana Carvalho, quien lideró el trabajo de “ONU Mujeres” en Brasil para que las empresas adhieran a ellas a una agenda de empoderamiento laboral femenino; y después a Uruguay y a otros países. Así pues fui anotando algunas ideas-pensando en este tema- cuando dijo, "Las empresas están viendo que la igualdad es un buen negocio". Algo más que recuerdo fueron sus “7 principios”: Promover la igualdad de género desde la dirección al más alto nivel. Tratar a hombres y mujeres de forma equitativa en el trabajo. Respetar y defender los DD.HH. y la no discriminación. Velar por la salud, seguridad y bienestar de todos los trabajadores y trabajadoras. (ellos y ellas).

 

Promover la educación, la formación y el desarrollo profesional de las mujeres. Llevar a cabo prácticas de desarrollo empresarial, político, electoral, etc. a favor del empoderamiento de las mujeres. Evaluar y difundir los progresos realizados a favor de la igualdad de género, en fin…

 

Y en estos días de marzo también, vi y oí a otra gran mujer, Nadia Fernández- Maipú, e hice lo mismo; va… (en paráfrasis) * El hombre como un ser contenedor, que da y provee seguridad, que protege y resguarda, que su fuerza lo capacita para hacer muchas cosas que requieren gran esfuerzo y la mujer que es más delicada y frágil, es fuerte, sobre todo cuando se trata de resguardar a sus hijos se vuelve una leona para protegerlos. La mujer tiene la capacidad de oír y de empatizar con las personas cuando éstas sufren.

 

La mujer anima y tiene la capacidad de salir de situaciones difíciles, puede quebrarse una y otra vez y se reinventa y fortalece. Cada uno aunque distinto físicamente, emocionalmente y en su manera de pensar, están diseñados para ser el uno complemento del otro con un propósito y este propósito NO ES LA COMPETENCIA, SINO EL CONSTRUIR JUNTOS porque hay una finalidad en común y es el establecimiento de una familia y del progreso, formación y empoderamiento en su caso, de los dos, de la mujer y del hombre, en condiciones de igualdad y justicia, cuando ambos lo justifiquen, claro, y demuestren sus capacidades y merecimiento, pero no pelear por una posición (de cualquier tipo) tratando de derrumbar, someter, de uno/as a las/os otros, sino hacer equipo, apoyarse. Y soltó esta frase-sentencia: “Dios no se equivocó al hacernos a su imagen, no se equivocó al hacernos mujeres y hombres. Esta idea no vino de nosotros, sino de él; en él está lo que nosotros somos”. Órale!.

 

Algo más…Y como excusa se pudiera argumentar: “Pero es que aún estamos en una sociedad machista”; sí, es cierto, y pasarán años y años para que podamos llegar al punto de respetarnos y no competir, cuando hombres y mujeres entiendan que Dios nos hizo con una dignidad que merece un gran respeto y que esto se traduzca en una sana convivencia a toda escala, en todas las áreas de convivencia. Nuestra cultura debe ir abriéndose a ir estableciendo justicia y MIRAR A LA MUJER COMO UNA CO-IGUAL AL HOMBRE, no en fuerza, no en feminismo, no en una libertad desenfrenada, no en una independencia sin límites, sino que frente a Dios y humanamente somos iguales en dignidad, sí, con roles distintos, con habilidades y destrezas diversas y distintas que enriquecen a la mujer y lo que hacemos a diario con nuestros valores y potencialidades. Y va esto más que guardé…

 

·        QUE EL FEMINISMO HA DESPRECIADO AL HOMBRE EN SU ESENCIA Y HA DESVIADO SU DIGNIDAD A LA MUJER…

A este subtítulo debo añadir lo siguiente: (dicho por ella misma, eh?) que la va haciendo-a la mujer- como una persona que ha ido perdiendo sus valores, que por conseguir sus metas puede destruir lo que tiene a su paso. Esta competencia se ha vuelto desleal y las mujeres se han perdido el respeto a sí mismas y los hombres nos han perdido el respeto, por estos desbordes y por mujeres “que no lo son tanto”, que más que empoderarse a veces sólo buscan vencer al hombre, su rival.

 

·        SIENTO QUE DEBO DE CERRAR ESTE TEMA CON UNA PONDERACIÓN A LA MUJER, CASI POÉTICA

*Sí, en su día y mes, también merecen flores; por eso ahí les van, mujercitas queridas, este ramo de flores hechas palabras…“QUÉ ES LA MUJER.!, PARA MÍ QUÉ ES LA MUJER.!”

* Honor a la mujer pues en la certeza de sus actos serenos me condujo de la mano a forjar el espíritu completo…/Soy de una gran mujer, hijo, padre, esposo, abuelo, hermano, sobrino, primo, y amigo…/Soy todo eso en mi paso peregrino por la tierra…/Afirmar que soy único y especial no tiene sentido si olvido recordar lo que son y fueron para mí ellas…/No hay calificativos qué esconder para decir a todo el mundo el inmenso caudal de la mujer…/y es que no importa nombre y condición, ellas valen por lo que hacen, se les admira por sus gestos…/Mujer de todos, mujer de muchos, tu nombre genérico es luz, refugio y esperanza, pues más allá de los conceptos que no siempre reflejan tu legado, la dadora de vida eres tú,/ y aunque parezca ocioso repetir, llevas en tu ser ese eterno privilegio…/La historia así lo dice...El privilegio es tuyo..! de nadie más!...(Anónimo). Buenos días.

 

También te puede interesar

Buenos días, B.C.S.
ABCdario