Noticias de BCS, México y el mundo.

Supimos que

15/02/2018 00:57 Por: Armida Torres

Para evitar que el predio donde estuvo la escuela “18 de Marzo”, en esta capital, demolida hace pocos meses sea vendido más adelante por la CANACO La Paz, que lo recibió al permutarlo por el terreno que está en Belisario Domínguez entre 5 de Mayo e Independencia

 

.... el Congreso del Estado debió haberle puesto candados para evitar que nuevas directivas, con otra mentalidad o intereses lo vendieran para agenciarse fondos…Esta “omisión”, las futuras generaciones de sudcalifornianos la van a lamentar, como se ha lamentado la demolición del antiguo palacio de gobierno, el mismo edificio que Ángel César, atendiendo a la sentida petición que le hicieron los sudcalifornianos de esos años, desde su campaña buscando la gubernatura y cuando ya era gobernador de su tierra natal por el PRI, el primero en la historia del recién nacido estado. Ojalá que su hijo, el gobernador, Carlos Mendoza Davis, aunque esté en otra trinchera política (PAN), pudiera incluir la terminación de esa obra que quedó inconclusa al terminarse el periodo sexenal de su padre.

 

El principal ganador en este caso sería el propio ejecutivo estatal, cuyos bonos subirían en la bolsa de valores de la política sudcaliforniana… Recordaron familiares, ex colaboradores y amigos al segundo gobernador en la historia de la entidad, Alberto Andrés Alvarado Arámburo en un aniversario más de sudesaparición física.

 

Como gobernante de su tierra natal dejó profunda huella. Lo distinguía el amor que sentía por sus patrias, que al fin están fundidas en una sola, México y BCS. Para muchas personas Alberto ha sido el mejor gobernador del estado. Por nuestra parte reconocemos que fue un gran político-político. Se obsesionó en el mejor sentido de la palabra con el proyecto y la materialización del plan hidráulico para la entidad que gobernaba, víctima de prolongadas sequías. Se debía captar y guardar toda el agua de las torrenciales lluvias en la época de los ciclones, debían construirse presas, que únicamente serían captadoras del agua de lluvia, porque no tenían manantiales ni ríos que las alimentaran. Alberto insistente incansable, “el terco histórico” como bien lo llamara Antonio Benjamín Manríquez Guluarte, logró del gobierno federal los recursos económicos y construyó las presas: Santa Inés, El Iguajil, La Buena Mujer y San Lázaro.

 

A su lado un excelente delegado federal de la SARH para la entidad, el Ing. Juan Manuel Nava Salcedo. ¿Otra gran obra? La Unidad Cultural “Jesús Castro Agúndez”, por citar solo dos de sus obras. Día trágico, el 14de febrero de 1996… Un día antes se recordó a Víctor Manuel Liceaga Ruibal, sexto aniversario luctuoso. Buen gobernador y excelente amigo. Un hombre bueno... Hasta la próxima semana Dios Mediante.

 

También te puede interesar

Argucias choyeras
Buenos días, B.C.S.
Realidad de BCS