Noticias de BCS, México y el mundo.

Supimos que - jueves 08 febrero 2018


Con la visita del gobernador de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis al gobernador de California, E.U., Jerry Brown, se informa que se estrecharán vínculos entre estas dos entidades. Magnífico… Que fueron una, antes de que la vecina nación norteña se quedara con más de la mitad de lo que eran tierras mexicanas…

... La Baja y Alta California eran un solo territorio, un distinguido sudcaliforniano (no menciono su nombre porque no quiero equivocarme), dijo muy acertadamente que los vecinos del norte “no nada más nos robaron la tierra, también nos robaron el nombre”.  

 

A propósito, se está gestando , un movimiento en BCS, al que se están sumando simpatizantes, para pedir a las autoridades correspondientes el cambio de nombre de la entidad, de Baja California Sur a California. Ese fue su primera denominación, luego de que llegaran sus descubridores españoles y el que debimos seguir conservando.  Cuando iba a nacer como estado, se  hizo una encuesta para elegir el nombre de la nueva entidad federativa. Dejaba de ser territorio para pasar a ser Estado Libre y Soberano, recordamos que se proponían Sudcalifornia,  Antigua California, California del Sur y California, aduciendo que esta última propuesta era la mejor, porque ese era su nombre legítimo.

 

El periodista amigo de muchos  políticos nacionales y locales, Alfonso “Güero” Guerrero González, siendo muy amigo del entonces presidente de la república, Luis Echeverría Álvarez, sabiendo que el primer mandatario  era  gran admirador de Benito Juárez le propuso a su vez, que el estado que estaba a punto de nacer llevara el nombre del “Patricio de América, o sea  Benito Juárez. La idea decían los enterados  le gustó a LEA y ya estaba por  imponerle al  estado tal nombre, pero aquí  en la entidad, cuando se supo de tal proposición,  muchos se  indignaron, no por Benito Juárez a quien se admiraba (y admira) sino porque era una intromisión imperdonable del  Güero Guerrero, al que  lo menos que le dijeron fue oportunista. Pero de todos modos, el nombre impuesto no gustó a muchos.

 

Lo nombraron   Baja California Sur.  Alberto Alvarado siendo gobernador, el segundo en  la  historia, para evitar que se le nombrara “la Baja” o “Baja” a secas, por considerarlo despectivo, peyorativo e insultante, expidió un Decreto aprobado por el Congreso del Estado, prohibiendo  el uso del término “Baja”. Hoy  tal Decreto  parece ser letra muerta…El líder campirano, de la Central Campesina Independiente (CCI), diputado local en dos ocasiones, ganó titulares en los medios al anunciar que esa central dará su apoyo José Antonio Meade para presidente de México…   Reelección, decisión  que  volverá a dividirnos…  ¿Y el asunto de Padrés?... Hasta la semana próxima, Dios mediante.