Noticias de BCS, México y el mundo.

Realidad de BCS - miércoles 05 julio 2017


• De suma importancia la participación de la mujer en los procesos político- electorales • Se cumplen 62 años de que la mujer votó por primera vez en México • Ahora las mujeres cuentan en la ley electoral con el 50 por ciento de todas las candidaturas para el 2018

Definitivamente es de suma importancia la participación de la mujer en los procesos electorales a 62 años de que la mujer mexicana logró por primera vez emitir su voto.

 

Apenas a poco más de medio siglo, las mujeres han logrado ya entre otras cosas, el 50 por ciento de las candidaturas a todos los puestos de elección popular.

 

Esto implica un reto para las dirigencias de los diversos partidos y para las damas en especial que tendrán la posibilidad de contender en igualdad de condiciones con los varones que anteriormente tenían literalmente la exclusividad de las candidaturas o por lo menos la gran mayoría de ellas.

 

Ahora las autoridades de todos los niveles reconocen en la mujer la importancia de tomar decisiones con sentido de igualdad y de equidad.

 

Obviamente tanto para hombres como para mujeres la responsabilidad de comportarse como funcionario o representante popular dentro de los límites de la ley es de suma importancia y que ante la crisis de confianza ciudadana que existe hacia sus representantes populares, las mujeres pueden demostrar que son igual e incluso en algunos casos más eficientes y capaces que los varones.

 

Está claro que las capacidades existen por igual en ambos géneros, por lo que las oportunidades existen de la misma manera tanto para hombres como para mujeres y es ahí donde radica la trascendencia de las nuevas leyes que permiten una sociedad más igualitaria, tanto para elegir como para ser electo.

 

La mujer mexicana y la sudcaliforniana en particular, ha logrado importantes avances en su lucha por participar en las decisiones ciudadanas y políticas del país, su derecho a voto lo obtuvo el 17octubre de 1953 y en las elecciones del 3 de julio de 1955, pudo votar por primera vez y desde entonces las féminas participan de manera cada vez más elocuente en el desarrollo del país y de nuestra entidad, lo que siempre será de suma trascendencia para los mexicanos en general en sus esfuerzos por alcanzar una sociedad cada vez más democrática.

 

Al respecto, “Ser un gobierno incluyente es fomentar las condiciones necesarias para que mujeres y hombres, alcancen su bienestar y progreso en igualdad de condiciones y oportunidades”, señaló el gobernador, Carlos Mendoza Davis, luego de firmar un convenio de colaboración junto a la titular del Instituto Nacional para las Mujeres (INMUJERES), Lorena Cruz Sánchez, con el objetivo de impulsar acciones específicas para lograr el amplio desarrollo de las mujeres sudcalifornianas.

 

El mandatario señaló que “Ser un gobierno incluyente es fomentar las condiciones necesarias para que mujeres y hombres, alcancen su bienestar y progreso en igualdad de condiciones y oportunidades”.

 

Consideró que la participación activa de las mujeres en todos los sectores de la sociedad, es fundamental para la toma de decisiones, así como para establecer un estado y un país más democrático, justo y equitativo.

 

Efectivamente en Baja California Sur, la mujer ha tenido un papel fundamental en todos los ámbitos sociales y principalmente en el político, donde es cada vez más notoria su presencia en todos los procesos electorales.

 

Para el próximo año, habrá elección de todas las alcaldías diputaciones locales y federales, sí como senadurías, por lo que las mujeres tendrán la oportunidad de aspirar al 50 por ciento de esas candidaturas y tener aún más participación.

 

Definitivamente todo un reto para quienes toman ese tipo de decisiones y parra las mismas mujeres que acaba de celebrar un año más de tener derecho a votar que se suma a esta condición de equidad de género donde además podrán ser electas sin más ni menos al igual que los varones.

 

Sin lugar a dudas, la media península se perfila para ser, más temprano que tarde, una entidad cuya población es políticamente más igualitaria, más democrática.

 

¿No le parece así amable lector?