Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es martes, 5 de marzo de 2024

Realidad de BCS

• Oscar Leggs, (el burro hablando de orejas) exige unidad y cuestiona a supuestos “acelerados”. • Desesperación de alcalde cabeño ante la cada vez más complicada reelección. • Por lo pronto ya no cuenta con el apoyo del PT que impulsará a los legisladores Cristian Agúndez y Gabriela Montoya.


 

La desesperación política cada vez más evidente del alcalde de Los Cabos, Oscar Leggs queda evidenciada en sus acalorados discursos en donde exige y resalta la necesidad de la unidad política, pero al mismo tiempo amenaza a los que considera andan “acelerados”, o sea el burro hablando de orejas.

 

Nadie puede negar que si ha existido un actor político acelerado es precisamente el alcalde de Los Cabos Oscar Leggs Castro, que incluso se ha dado el lujo de participar en cabalgatas y de repartir diversos apoyos en otros municipios, sin que hasta ahora haya explicado a las autoridades estatales y cabeñas de dónde proviene el recurso económico para impulsar desde hace ya varios meses, su proyecto en lugares como Mulegé y otras zonas de la entidad.

 

Claro que la desesperación es cada día más evidente pues está claro que las cuentas en su tesorería no le cuadran y ahora Leggs busca a toda costa apuntalar a como dé lugar, un proyecto cada día más insalvable.

 

Por lo pronto está claro, que con la dirigencia del PT, ya no cuenta ya que en su momento el comisionado nacional de ese partido el exgobernador Narciso Agúndez, se apresuró a señalar que su partido ya tiene propuestas para la alcaldía cabeña en las figuras del diputado Cristian Agúndez y la diputada Gabriela Montoya, es decir propuestas masculina y femenina por si se ofrece atender el tema de género.

 

Levantar la voz como lo ha hecho Oscar Leggs en eventos de supuesta unidad en torno al proyecto de la futura candidata presidencial de Morena, Claudia Sheinbaum, es porque efectivamente calcula que le será muy complicado salvar los rezagos administrativos que le pueden reventar en la cara y que han obligado a nombrar a tres tesoreros en menos de dos años de administración municipal.

 

Nada fácil será para Leggs Castro salvar legal y políticamente las inconsistencias reflejadas en recientes auditorías y que pueden ser una verdadera contradicción a lo que se supone ofrece la 4T, es decir honestidad y transparencia administrativa.

 

¿Cómo aspirar a la reelección cuando los números no cuadran?, ¿cuál sería el mérito?

 

Por ello el alcalde cabeño ahora se le percibe amenazante, condicionador y con una fuerte carga de chantaje político, como si en su persona estuvieran fincadas las próximas decisiones políticas que cada día, quedan más lejos de su interés de ser reelecto.

 

Ya veremos qué sucede con el munícipe de Lo Cabos cuando quede claro que ahora se mueve sin la red política protectora que lo llevó al poder y que es evidente ya no está de su lado.

 

Por supuesto que la nueva condición política de Leggs Castro no es gratuita, se la ha ganado a pulso y ahora por más que se queje seguramente la factura política le será cobrada precisamente cuando menos lo espere.

 

Ya veremos qué sucede en las próximas semanas donde el presidente municipal Oscar Leggs parece estar silbando en la oscuridad precisamente para no sentirse tan solito.

 

El oriundo del ejido Migriño, sabe que ya no cuenta con los que tienen el poder para decidir.

 

Veremos hacia dónde corre.