Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es martes, 5 de marzo de 2024

En privado

• Castro Cosío contra Corruptos.


 

 

Hacer alusión a la corrupción, es hacer alusión a la desvergüenza, al descaro y al cinismo, y afirmar que el agravio se confabula en medio de complicidades y perversidades mientras el rumor y la habladuría, se hacen presente en los cotidianos temas de café.

 

Y en este caso, todos quienes optan por participar en la corrupción, son justamente desvergonzados, descarados y cínicos.

 

Luego entonces y contrario a eso, cuando por encima de todo está la honestidad y las convicciones, no se pueden premiar ni los fracasos ni los errores, y mucho menos defender lo indefendible.

 

Es decir, lo que ocurrió con Rubén Muñoz Álvarez, quien dando tropiezos tras tropiezos y bandazos tras bandazos fue llevando a una administración municipal hacia el abismo.

 

Y lo hizo porque se sentía bien posesionado ya que su buena estrella política brillaba en todo su esplendor, y sabía que allá arriba, aún quedaban premios para sus fracasos.

 

Es decir, no cavó su tumba política como otros, pero sus proyectos sí se empolvaron.

 

Y fue por aquella buena estrella que investido con su acostumbrada arrogancia y sin la más mínima ética, dejó en el olvido la administración.

 

Y sus desaciertos lo mismo que sus fracasos, allí quedaron intramuros. Pero qué más le daba, pues ya vendrían otros para solucionarlos.

 

En fin, para refrescar la entrega de hoy y nuestra memoria, recordemos lo que en aquel tiempo acusaron notas periodísticas. Una de ellas decía: “más de 100 aviadores tenia Rubén Muñoz Álvarez en su administración”.

 

Y la pregunta obligada es y sigue siendo hasta hoy: ¿eso no es corrupción…?

 

Otra mala para este: durante la última sesión de cabildo, el regidor Pavel Castro Ríos, cuestionó severamente a Rubén Muñoz sobre el desvió de más de 38 millones de pesos.

 

Y en su calidad de presidente de la Comisión de Obras Públicas y Asentamientos Urbanos solicitó la intervención de la contraloría municipal para que se investigue el mal manejo de estos recursos y se esclarezca si el presidente municipal tiene la facultad de modificar acuerdos tomados por el ayuntamiento en sesión de cabildo.

 

Ya después, Pavel Castro Ríos, lanzó estas interrogaciones: “¿Por qué hacer esto solo…? ¿Por qué omitir al cabildo?”.

 

A todo esto, con gran descaro, Rubén aceptó la desviación. Pero dijo que los recursos los había destinado al pago de nómina. Cuya afirmación encierra un gran beneficio de la duda.

 

Pero en esa desastrosa administración de Rubén Muñoz, se insiste sobre las herencias malditas, pues los errores fueron muchos más, ya que para la posteridad deja deudas que superan los 2 mil millones de pesos.

 

Y cuyas herencias malditas le siguen causando serios dolores de cabeza a la alcaldesa Milena Quiroga Romero.

 

Lo cierto es que la contraloría municipal tiene mucho qué hacer al respecto, como también las comisiones unidas de transparencia y anticorrupción del Congreso del Estado.

 

Bueno, ojalá y la mentalidad de los diputados no regrese a los tiempos priistas cuando la misma cobija alcanzaba para tapar todas las corruptelas.

 

Pero vayamos a cosas más agradables sobre el mismo tema.

 

Para ello, haré alusión a esta expresión: “tenemos la obligación moral y política de recuperar la confianza de todos los sectores de nuestra sociedad, es por ello que encabezaremos un gobierno de Morena ajeno a la corrupción”.

 

Y más importante aún: “promoveremos una iniciativa contra la corrupción, porque los últimos diez años del prianismo fueron de saqueo a las arcas públicas”.

 

En efecto, estas fueron expresiones de por Víctor Castro Cosío el jueves 27 de mayo de 2021.

 

Esa vez, al entonces candidato a la Gubernatura de Baja California Sur por la coalición Morena-PT integrados en Juntos Haremos Historia, los asistentes le plantearon la necesidad de tener la plena certeza de que sea real el combate a la corrupción, pues ello se refleja en el tema de la división de Poderes, ya que la nula gobernanza se refleja en la falta del nombramiento del fiscal de corrupción y otras autoridades.

 

Por eso, en aquel Segundo Debate organizado por el IEE, y al firmar el “Manifiesto México” con integrantes de la Coparmex, quienes fueron promotores de la campaña Participo, Voto y Exijo, el candidato morenista destacó que al ser los empresarios parte toral del desarrollo económico y social de las comunidades, será fundamental su participación en la toma de decisiones, dando certeza así al Estado de Derecho.

 

Allí, Víctor Castro Cosío estableció que uno de los puntos esenciales será ejecutar la obra pública de manera transparente a través de empresas sudcalifornianas. Pues les dijo que los empresarios merecen ser apoyados al ser generadores de empleos, con la promoción de mayores opciones en apoyo a sus empresas y así reactivar de manera total la economía.

 

También allí precisó que los 21 diputados llegaron a la XV Legislatura a trabajar en una misma dirección por un Congreso transparente, por un gobierno sin corrupción, por un gobierno que no de vergüenza, que no engañe, que no robe, que en verdad sea transparente.

 

Entonces, ojalá que las y los diputados coincidan con la forma de pensar y las buenas intenciones del gobernante.

 

Ya que de no ser así, todo esfuerzo que haga Víctor Castro por atacar la corrupción, será en vano.

Cuestión de tiempo.