Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es lunes, 22 de julio de 2024

El peso podría seguir fortalecido los próximos meses ayudado por diferencial de tasas: expertos

• En los últimos días, el peso ha recuperado parte de lo perdido y analistas creen que más pronto que tarde cotizará nuevamente por debajo de las 17 unidades, nivel en el que operó mayoritariamente durante julio y agosto.

El peso podría seguir fortalecido los próximos meses ayudado por diferencial de tasas: expertos

Fotogalería


 

Estado de México. - El peso, cuya fuerte apreciación le ha hecho colgarse el título de “súper peso”, está retomando su sólido desempeño tras un reciente revés y podría mantenerse robustecida los próximos meses impulsada por el amplio diferencial de tasas entre México y estados unidos.

 

Desde fines de agosto, cuando la autoridad cambiaria de México anunció la reducción de un programa de coberturas que estuvo orientado en el pasado a apaciguar la volatilidad en el mercado, el peso inició un retroceso que lo llevó a perder un 5% hasta el viernes pasado.

 

Pero en los últimos días ha recuperado parte de lo perdido y analistas creen que más pronto que tarde cotice nuevamente por debajo de las 17 unidades, nivel en el que operó mayoritariamente durante julio y agosto. A fines del séptimo mes llegó a 16.62 pesos, su mejor nivel desde 2015 en medio de una revalorización de monedas emergentes ante la debilidad de dólar.

 

“Seguimos pensando que en los siguientes días va a bajar a 17 pesos. Incluso después de la decisión de la Reserva Federal (Fed) -la próxima semana- podría romper ese nivel un poquito, a lo mejor hasta 16.90 (pesos/dólar)”, dijo James Salazar, subdirector de análisis económico del local CI Banco.

 

El jueves, el peso mexicano cerró en 17.10 unidades, muy lejos de los 20 pesos en que operaba hace un año.

 

El reciente encarrilamiento de la moneda es atribuido a un dato de inflación estadounidense que avivó la perspectiva de que las tasas de interés en ese país se mantendrán en su actual nivel por más tiempo, manteniendo el amplio diferencial con los réditos que ofrece la deuda local, uno de los factores detrás de la fortaleza del peso y conocido como carry trade.

 

Mientras en México crecen las apuestas a que el banco central mantenga su tasa clave en un récord histórico del 11.25% por lo que resta del año, en Estados Unidos no se descarta que la Fed pueda seguir subiendo el costo de los créditos, actualmente en un 5.25%-5.50%.

 

En lo que va de 2023, el peso ha trepado un 12%, superando a la mayoría de sus pares internacionales, animado también por una histórica entrada de remesas y mayores inversiones atraídas por el llamado “nearshoring”, que según los expertos podrían seguir fluyendo al país en los próximos meses.

 

En su propuesta de presupuesto gubernamental para el próximo año, la Secretaría de Hacienda mejoró sustancialmente la semana pasada sus perspectivas para el peso y espera que cierre 2023 en 17.30 por dólar, muy cerca de sus actuales niveles.

 

El optimismo oficial coincide con el buen ánimo de los inversionistas dedicados a hacer apuestas especulativas en el mercado de futuros de Chicago que desde marzo vienen anticipando sostenidamente un mayor fortalecimiento del peso.

 

Pero para 2024 el futuro de la moneda mexicana se podría ver impactado por las elecciones presidenciales de México y Estados Unidos, además del avance o resolución de desacuerdos comerciales entre ambas naciones en temas de energía y maíz, que podrían traer incertidumbre y volatilidad a los mercados, minando el apetito por el riesgo.

 

“El siguiente año va a ser crucial por varios temas tanto políticos como financieros”, afirmó Humberto Calzada, economista en jefe de la firma Rankia Latinoamérica.

 

Por si fuera poco, a nivel local se espera que Banco de México comience el próximo año a reducir su tasa clave por primera vez desde 2021, si la inflación sigue perdiendo vapor, lo que podría generar un éxodo de inversores del mercado de deuda en busca de mejores rendimientos aunque con mayor riesgo.

 

A pesar de las presiones, el proyecto presupuestario del Gobierno estima que el peso continuaría muy cerca de sus niveles actuales y cerraría en 17.60 por dólar el próximo año, un marcado contraste con el consenso de una encuesta del banco Citibanamex entre analistas que prevé que llegará a debilitarse más de un 9.5% desde su actual nivel a 18.78 unidades.

 

“Aún sí, que cierre el 2024 por arriba de los 18.50 sigue siendo de mucha fortaleza todavía”, sostuvo Salazar, de CI Banco.