Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es sábado, 13 de julio de 2024

En privado

• SNTE-Bribones-Justicia.


 

Un año y medio ha transcurrido mientras en medio de ese escándalo iniciado por algunos bribones, los maestros jubilados mueren esperando la justicia.

 

Sin embargo, a pesar de ello hay ocasiones en que la justicia tarda, pero llega.

 

En efecto, con mi entrega de este día hago referencia a ese presunto fraude ocurrido en la Caja de Ahorros de la Sección Tercera.

 

Presunto fraude que por consecuencia hoy por hoy hace cimbrar al SNTE y pone en la picota a ciertos exdirigentes que de alguna manera se convirtieron en cómplices.

 

Y que quede claro aquí no señalo ni a Mateo Casillas Ibarra, ni a Nicolás Gutiérrez Domínguez, a los cuales les tocó en suerte estar en la dirigencia cuando sucedió el hecho, sino a quien o quienes resulten responsables.

 

Hago mi aclaración en aras de coincidir con lo que puntualiza Elmuth Dubth Castillo Sandoval, líder actual de la sección tercera del SNTE, cuando dice que “no vamos a encubrir a nadie independientemente de quién sea”.

 

Y es que, de cualquier manera el más interesado en que se hagan las investigaciones es justamente Castillo Sandoval, quien desde marzo de 2022 hizo acto de presencia en las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia del Estado y expuso el caso directamente ante el titular Daniel de la Rosa Anaya.

 

Eran entonces 92 las carpetas que concentraban igual número de denuncias las que el líder presentó.

Y ya con el tiempo, estas aumentarían, como también brotaron y aumentaron las protestas de las y los maestros que se sabían defraudados.

 

Desafortunadamente para los denunciantes, justo en los meses posteriores, es decir entre julio y agosto se presentó el periodo vacacional de la Procuraduría General de Justicia del Estado, por cuya razón, las investigaciones debieron ser aplazadas durante ese lapso.

 

Aunque dado el interés demostrado por el titular Daniel de la Rosa Anaya, es de suponerse que en fecha posterior el personal de la Procuraduría le echaría ganas dada la importancia del caso por el elevado número de denuncias.

 

Pero, creo que tomando como punto de partida esa importancia a la que hago alusión, se debió haber designado un Fiscal Especial del caso.

 

Sin embargo, este último comentario lo dejo al aire toda vez que en su momento en notas periodísticas se dijo que desde el inicio de las investigaciones esa intención había surgido de labios del propio Procurador de Justicia.

 

Aun así y a pesar de los retrasos, es bueno saber que a estas el Ministerio Público expone ya las pruebas de lo que se considera un fraude cometido por vivales en detrimento de cientos de maestras y maestros jubilados.

 

Eso, me imagino que causa aliciente entre las y los defraudados.

 

Sí, algún tipo de aliciente a maestras y maestros que un día cifraron su confianza en sus iguales y que los traicionaron.

 

En efecto, que vilmente los traicionaron.

 

Como aquel acuerdo en lo obscurito cuando un día de tantos, Mateo Casillas Ibarra, en su calidad de líder de la Sección Tercera del SNTE, en común acuerdo con el encargado de la Caja de Ahorros Lorenzo Perpuly, sin explicación alguna, acordaron sacar del banco la inversión.

 

Así es, una inversión que de cualquier manera generaba un buen interés para los centenares de agremiados a la Caja de Ahorros.

 

Pero, ¿qué razón tuvieron Mateo y Lorenzo para hacer este movimiento?

 

Pues, según se sabe, la mancuerna de picaros nunca dieron una explicaron.

 

Lo cierto de todo es que se quisieron pasar de listos.

 

Lo peor fue que tras esa inexplicable jugarreta que aquellos fraguaron, el posterior dirigente, Nicolás Gutiérrez optó por guardar un sospechoso silencio durante los más de cinco años que estuvo al frente del sindicato.

 

Y no conforme con eso, ratificó a Lorenzo Pérpuly en el cargo a pesar de que supuestamente debió haber expandido su sentido del olfato para darse cuenta que algo olía mal al interior de la caja de ahorros.

 

Mas, no lo hizo y hoy su silencio, como consecuencia se antoja que está muy apegado a un contubernio.

 

Fue entonces, que tras ello, se dejó venir aquella descapitalización en el fondo de ahorro que se registró del 2013 al 2016.

 

Y justamente fue esta descapitalización la que reconoció e hizo pública el propio Nicolás Gutiérrez Domínguez, convirtiéndose por tanto, en también culpable de este presunto fraude.

 

Bueno, al menos por omisión.

 

Pero en síntesis, es y será la justicia la que tenga la última palabra sobre hechos tan bochornosos, y tan lamentables como los que hoy nos ocupan.

 

Y por el momento lo diré a los cuatro vientos:

 

Bien por la ocupación y preocupación del actual dirigente Elmuth Dubth Castillo Sandoval, quien deja en claro que no está dispuesto a permitir malas jugadas.

 

Cuestión de tiempo.