Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es viernes, 12 de abril de 2024

Realidad de BCS

• Se preparan partidos pequeños para definir alianzas y cambios de dirigencias. • La búsqueda de candidaturas confrontará partidos chocos y grandes. • Apenas arrancó el 2023 y ya se acomodan en el arrancadero aspirantes a puestos de elección popular.


Uno de los aspectos que habrá de tomar en cuenta para el análisis de lo que pueda suceder en el proceso electoral del próximo año es el comportamiento de los llamados “partidos chicos” que históricamente han operado aliados a organismos políticos con mayor presencia social.

 

Está bien claro que los organismos políticos que de nueva cuenta tendrán mayor presencia social en el proceso del año que entra, son Morena, PAN, PRI y PRD, mismos que llevarán como aliados a partidos como el PT, Partido Verde, Nueva Alianza entre otros organismos y agrupaciones locales que buscarán aliarse para lograr espacios.

 

Por supuesto aún falta mucho por ver.

 

Pero ya desde ahora al interior de los partidos pequeños sus respectivas fuerzas se mueven para preparar esas posibles alianzas.

 

Esa preparación incluye el cambio o renovación de dirigencias estatales de estos organismos que no pierden de vista la figura más grande a la que se puedan integrar.

 

Así que no le extrañe a usted amable lector que haya cambios o renovaciones en las dirigencias de organismos políticos como el Partido Verde o Nueva Alianza precisamente para trabajar esas alianzas y perfilar a posibles propuestas de candidaturas.

 

Para los partidos como el PAN, PRI y PRD que perfilan la posibilidad de la tan llevada y traída alianza opositora, también se busca tender puentes con organismos políticos pequeños que también puedan sumar votos.

 

Este año que es preelectoral seguramente también tendrá evidencias de cómo ya desde ahora se intentan acomodar las piezas al interior de cada uno de los llamados “partidos chicos” que será para algunos la vía para alcanzar candidaturas y con ello la posibilidad de llegar a algún puesto de elección popular.

 

En esa recomposición que buscan los partidos políticos, van implícitas las aspiraciones a candidaturas que ya son obvias para algunos actores políticos y en las que no se descarta que algún ciudadano sin partido también pueda figurar en los listados finales que conformarán las boletas electorales.

 

A la par de esta dinámica partidista, quienes ahora ostentan cargos de elección popular y al mismo tiempo pretenden buscar otra posición en las elecciones del 2024, tendrán que redoblar esfuerzos

para que al final de cuentas la población estime que vale la pena brindarles una vez más su voto de confianza.

 

Veremos cómo se desenvuelven las dirigencias de los partidos pequeños en la búsqueda de las famosas sumas o alianzas y en ello se empatan las decisiones de cambios a dirigencias y por supuesto de los apoyos a posibles aspirantes a candidaturas.

 

El proceso con miras al 2024 que prácticamente inició desde mediados del 2022, cada día se intensifica más lo que puede propiciar choques e incluso desbandadas de algunos inconformes.

 

Ya veremos qué sucede