Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es martes, 16 de agosto de 2022

Más de 100 mil tarjetas Bienestar se han entregado en BCS

• Esto sustituye las “mesas de atención” para hacer pagos, mejorando la atención, declaró la delegada de los Programas para el Desarrollo en BCS

Más de 100 mil tarjetas Bienestar se han entregado en BCS

Fotogalería


La Paz, Baja California Sur. – Más de 100 mil tarjetas Bienestar, diseñadas para la entrega de recursos a beneficiarios de programas sociales del Gobierno de México, han sido entregadas en Baja California Sur (BCS).

Esto informó Yanssén Weichselbaum, delegada de los Programas para el Desarrollo en la entidad, quien destacó que en 2021 se dispersaron mil 445 millones de pesos y se captaron 140 mil derechohabientes.

Pero destacó que, en un lapso de 8 meses, de septiembre de 2021 a mayo de 2022, se aplicaron mil 400 millones de pesos, y se igualó la cifra de captación de 140 mil derechohabientes en este periodo.

Esto como resultado del Plan Integral Mulegé, consideró se realiza una atención prioritaria de programas que no están abiertos “ni en otras partes del país”. Destacó la regularización de pescadores y la bancarización de todos los beneficiarios.

“Estamos bancarizando a todos nuestros derechohabientes. Antes teníamos que ir al territorio a buscarlos, teníamos que hacer mesas de atención para pagarles”, aseguró.

Ahora con la mayor parte de beneficiarios de Comondú, Loreto y Mulegé, dentro del sistema bancario, permite terminar de pagar a los adultos mayores en 4 días.

“Eso ya nos permite que solamente en cuatro días atendamos a todos los adultos mayores que están pendientes de bancarizar son alrededor de mil personas de 6 mil ya bancarizadas”, dijo.

En el caso del programa La Escuela es Nuestra, se llevaba todo un “acompañamiento” para hacer una carta, reuniones y acompañarlos al banco; ahora solo se entrega una tarjeta y se acude a una verificación.

Concluyó destacando que este nuevo enfoque de los programas sociales, ya no implica solo ir a captar al derechohabiente en territorio, sino seguir el proceso de verificación y acompañamiento de los programas